Empresas

Alibaba lanza gigantesca operación bursátil en Hong Kong, en pleno caos político

Ofrecerá hasta 575 millones de acciones a los inversores al precio unitario máximo de US$ 188 de Hong Kong, llegando a un total de unos US$ 13.800 millones 

Alibaba
Señal. Con esta movida, la empresa busca llevar confianza al mercado de Hong Kong. Foto: Reuters

El gigante chino del comercio electrónico Alibaba lanzó este viernes una gigantesca operación en la Bolsa de Hong Kong con la que espera captar unos US$ 13.800 millones, en una señal de confianza en la excolonia británica sacudida por la violencia política.

El grupo fundado por el excéntrico millonario Jack Ma, quien en 2014 logró la mayor introducción en bolsa de todos los tiempos en Wall Street, eligió la plaza china para captar fondos que le permitirán desarrollarse mundialmente.

"Para una joven empresa que solo tiene 20 años, es un nuevo impulso", dijo el presidente del grupo, Daniel Zhang, en una carta a los inversores.
Asimismo, pretende enviar una señal de confianza a Hong Kong, escenario desde hace cinco meses de manifestaciones cada vez más violentas contra el creciente control del régimen comunista de Pekín en el territorio autónomo.

"En este periodo de cambios, seguimos creyendo que el futuro de Hong Kong sigue siendo resplandeciente. Esperamos contribuir, a nuestra manera, al futuro de Hong Kong", declaró.

Más cerca de Pekín

Alibaba había descartado con "pena" cotizar en Hong Kong cuando eligió Nueva York en 2014, recordó Zhang. Entonces el gigante chino captó US$ 25.000 millones, un récord mundial absoluto para una introducción en bolsa.

En esta ocasión, Alibaba ofrece hasta 575 millones de acciones a los inversores al precio unitario máximo de US$ 188 de Hong Kong, es decir, en total, unos US$ 13.800 millones (12.500 millones de euros).

Este monto es inferior a las últimas estimaciones: el diario de Hong Kong South China Morning Post, que pertenece a Alibaba, anunciaba el miércoles que el grupo preveía captar hasta US$ 15.000 millones, lo que supondría la mayor introducción en bolsa en la excolonia británica desde 2010.

La prensa habló a finales de mayo de US$ 20.000 millones, pero la revuelta política que se inició poco después debe de haber disuadido al grupo chino de lanzarse a una operación de esta envergadura.

Los dirigentes chinos buscan incitar a los gigantes de la tecnología locales a cotizar más cerca de Pekín, después de la pérdida de Alibaba, así como del gigante de internet Baidu que también prefirió Wall Street.

La Bolsa de Hong Kong cambió sus reglas en los últimos años para autorizar a una empresa a cotizar en dos parqués diferentes. La jefa del ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, también animó al fundador de Alibaba a vender acciones en Hong Kong.

Alibaba esperó a que pasara la tradicional "Fiesta de solteros", la mayor jornada mundial de rebajas, para proceder a su introducción en bolsa: el gigante, cuya sede se encuentra en Hangzhou (este), registró el lunes ventas récord de cerca de 35.000 millones de euros en 24 horas, un 26% más que el año pasado.

Un mercado de 2.000 millones de consumidores en 2036

El mastodonte fundado en 1999 se ha aprovechado del apetito fenomenal de los consumidores por el comercio en internet —un deporte nacional en China— y se ha convertido en una de las empresas con mayor capitalización bursátil del mundo.
Las diferentes plataformas de comercio en Internet reúnen en China cerca de 785 millones de usuarios mensuales a través de los teléfonos portables.
En cinco años, el grupo espera contar en China con mil millones de consumidores (de una población de 1.400 millones de habitantes). En 2036, el objetivo es llegar a los 2.000 millones de consumidores en el mundo.
"Mientras el mundo se transforma en una economía numérica ... la mundialización es el futuro del grupo Alibaba", dijo Daniel Zhang en su carta a los inversores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)