INNCONTENT PARA ALMACÉN RURAL

Almacén Rural crece y desembarca en la capital

Originaria de Florida, la empresa de productos para el agro abrió su primer punto de venta en Montevideo

Apertura. El local ubicado en Camino Carrasco ofrece una ubicación estratégica, destacó Mora.
Apertura. El local ubicado en Camino Carrasco ofrece una ubicación estratégica, destacó Mora.

La pandemia de coronavirus ha sacudido el mundo de los negocios, afectando el normal desarrollo de las empresas casi sin distinción de rubros de actividad. Una excepción a esta inesperada crisis ha sido el campo, que se ha mantenido dentro de los sectores pujantes de la economía. En ese contexto, Almacén Rural, proveedor de insumos para el agro, redobló la apuesta en un contexto general adverso y abrió su cuarto punto de venta, el primero de ellos en Montevideo.

Emplazado en un predio de 4.000 metros cuadrados (m2), el local de 2.000 m2 se extiende con un cómodo showroom, depósitos de almacenamiento y un amplio estacionamiento con vigilancia, pensado para que los clientes puedan cargar la mercadería con tranquilidad.

La ubicación es una ventaja que ve la empresa en esta apertura. Instalado en Camino Carrasco 7375, próximo al puente Carrasco, el local tiene acceso directo a una zona estratégica para Almacén Rural, ya que en esa área se han instalado emprendimientos o empresas dedicadas a la producción agropecuaria.

«Esto nos da la posibilidad de dar un servicio más próximo y también aprovechar la salida hacia el este que la vemos muy interesante para poder llegar más rápido a los clientes que están en esa región del país», destacó el director de Almacén Rural, Diego Mora.

El abanico de productos de la empresa, que incluye servicio de envíos, apunta a cubrir las necesidades de diversos tipos de producción. Abarca desde semillas para cultivos o pasturas, agroquímicos, productos veterinarios y fertilizantes. «También ofrecemos todo lo que hace a la parte de instalaciones ganaderas y de madera. Además, hay una cantidad de otras familias (de productos) que son insumos como herramientas y artículos de ferretería, que también trabajamos y que son utilizadas por los productores a diario», detalló Mora.

Toda la estructura del nuevo local implica un incremento en el personal que ocupa la empresa, que pasó de 60 a 80 puestos de trabajo directos. A ellos se suma un 20% de empleos indirectos asociados a las tareas de distribución y logística.

Apostar a crecer en tiempos de pandemia no fue una resolución fácil. Almacén Rural había decidido la expansión a mediados del año pasado, cuando el coronavirus no estaba en los planes, por lo que cuando se instaló la pandemia surgió la necesidad en la empresa de evaluar el posible impacto del COVID-19 en la propuesta. «Felizmente, el agro en general ha adoptado todos los protocolos de trabajo para cuidarnos entre todos y se ha seguido trabajando con un similar nivel de actividad a lo previsto. Esto nos permitió darle continuidad al proyecto», destacó Mora al explicar la decisión de seguir adelante.

Nivel de exigencia

Adaptarse a los cambios y a las necesidades del mercado es un requisito que quizás hoy más que nunca tienen las empresas. Es por eso que Almacén Rural ha incorporado nuevas soluciones de cara a los clientes.

Durante la pandemia, la compañía intensificó la opción de compra online, un canal adicional, simple y cómodo para los clientes.

«Lo otro que tomó más jerarquía a pesar de que hace más de 10 años que lo tenemos, es el sistema de boxes para entregas fuera de hora», acotó Mora. A través de este servicio, el cliente recibe su mercadería en boxes instalado en los locales de Almacén Rural, a los que se accede mediante un código. De esta manera, el cliente puede recoger los productos las 24 horas, los siete días de la semana, dijo el empresario.

Estos servicios procuran dar una respuesta efectiva a sus clientes, tanto grandes empresas con múltiples predios así como emprendimientos familiares más pequeños en escala. Más allá del porte, el común denominador es que cada vez los productores son más demandantes en relación a lo que esperan de sus proveedores en cuanto al nivel de calidad y rapidez del servicio, precios y velocidad en la información que brindan, analizó Mora.

«Tratamos de ofrecer una calidad de servicios que esté acorde a las necesidades de los clientes» porque «la exigencia ha ido aumentando en estos años y eso nos desafía como empresa a estar a nivel para cumplir con las expectativas» concluyó.

Expansión ambiciosa

Almacén Rural inició su actividad en Florida en 1985 para «brindar soluciones en todo aquello imprescindible para el productor», dice en su sitio web. En 2013, abrió una sucursal en Paso de los Toros y luego otra en Durazno en 2015. Esto marcó la evolución de la empresa de un enfoque local a uno regional. Con el nuevo punto de venta en la capital se enfoca en todo el país, resaltó Mora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados