espacio anda

Alquilar, una solución habitacional para todos los sectores de la población

Desde siempre se ha considerado el arrendamiento de viviendas como una solución habitacional para diferentes sectores de población. No obstante, en el imaginario colectivo, y con bastante buen criterio, se piensa que arrendar es una solución para los sectores sociales de menores ingresos.

ANDA 1
ANDA 1
ANDA
ANDA

Si bien en términos generales se puede compartir esa aseveración, ello no se compadece con la realidad de Uruguay, donde se constata que básicamente arriendan los sectores medios de la población, pero donde también lo hacen familias de ingresos altos y medio altos.

Esta situación se refleja en estudios como el Informe de Mercado Inmobiliario que elabora la Agencia Nacional de Vivienda.

En el trabajo correspondiente a julio del año pasado, se destaca que 15 barrios céntricos de Montevideo concentran la mitad de los hogares inquilinos. En particular, los barrios Cordón, Pocitos, Unión, Centro y Buceo, por su orden, son los que registran mayor cantidad de vivienda en alquiler.

Al mismo tiempo, en el país está aumentando la cantidad de hogares inquilinos, debido a causas económicas y demográficas.

Por un lado, la demanda de alquileres crece a raíz del fuerte incremento de la economía y de los ingresos que se ha registrado en los últimos años.

En tanto, la disminución del tamaño de los hogares también ejerce presión en el mercado de inmuebles en arrendamiento. Hay que tomar en cuenta que en 1963, los hogares uruguayos estaban integrados en promedio por 3,8 personas. Esa cifra descendió a 3,4 personas por hogar en 1980 y a 2,9 personas por hogar en 2010.

Además, cambios en las pautas culturales han llevado a que creciera fuertemente el número de hogares unipersonales, que actualmente representan cerca de un cuarto del total.

En el Uruguay de hoy vemos que jóvenes con educación terciaria tienen la posibilidad de obtener buenos ingresos que les permite independizarse rápidamente del hogar familiar y optan por vivir solos. También existe un número significativo de personas divorciadas o que viven solas por diversas razones que deben resolver sus necesidades habitacionales.

En todos estos casos, el arrendamiento constituye una solución flexible que permite acceder a una vivienda. Al mismo tiempo, no se puede desconocer que la mayoría de la población aspira a ser propietaria de su vivienda. En Uruguay, el 59% de los hogares pertenecen a sus ocupantes. Este porcentaje es alto, pero a la vez se trata de un guarismo que se encuentra estancado, en virtud de los precios elevados de los inmuebles, que no están al alcance de un número muy significativo de uruguayos.

También se constata en nuestra sociedad un número significativo de compatriotas que aún viven en asentamientos irregulares. Pero si el crecimiento económico persiste, es esperable que se reduzca la población que vive en contextos de precariedad habitacional, lo que incrementará la demanda en el mercado de la vivienda formal.

ALTERNATIVA RELEVANTE

En ANDA tenemos la firme convicción de que el alquiler es una alternativa relevante para solucionar problemas habitacionales, tanto en lo que refiere al déficit cuantitativo como al cualitativo. En este sentido, tal como se expresa en el Informe de Mercado Inmobiliario anteriormente citado, la vivienda en alquiler tiene mejor localización y destaca su atributo para atender la necesidad de la población en distintas etapas de su desarrollo personal.

Además, promover la vivienda en arrendamiento como parte de una política integral de vivienda desincentiva el desarrollo en la periferia de las ciudades y siempre será un complemento de las políticas que promueven la vivienda en propiedad.

Uruguay cuenta con varias fortalezas para impulsar el crecimiento del mercado de arrendamiento. Entre ellas se destaca un marco normativo que equilibra derechos y obligaciones entre arrendatarios e inquilinos.

Sin embargo, entendemos que hay espacio para implementar mejoras en el marco normativo con el objetivo de incentivar la incorporación de un mayor número de viviendas, para de esa forma contribuir a mitigar el aumento en el precio de los alquileres.

Por ejemplo, un régimen más expeditivo en la recuperación de las viviendas por los propietarios en caso de incumplimiento del inquilino permitirá que estos tengan más vocación por incorporar vivienda al mercado de alquileres.

GARANTÍAS DE ALQUILER

Otra de las fortalezas con las que cuenta el país es su régimen de garantías de alquiler, que permite a trabajadores formales, jubilados y pasivos acceder rápidamente a una vivienda en alquiler.

En este rubro se destacan los servicios de garantía que brindan ANDA y algunas entidades estatales, como actores más relevantes, que constituyen un incentivo tanto a la oferta de vivienda en alquiler como a la demanda, en tanto significan un respaldo para el inquilino.

Sin lugar a dudas, los aportes que realizan estas instituciones a la profundización del mercado de arrendamientos contribuyen a solucionar en gran medida las necesidades habitacionales de un volumen muy significativo de hogares uruguayos.

En definitiva, en ANDA creemos que dinamizar el mercado de alquileres es una buena alternativa para generar soluciones habitacionales a nivel de toda la población, y nos sentimos orgullosos de aportar a la mejora de la calidad de vida de un importante segmento de compatriotas, a través de nuestro servicio de garantías.

Más información: http://www.anda.com.uy/homealquileres_24_1.html.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)