ACUERDO COMERCIAL

Fue aprobada la histórica fusión entre Fiat y Peugeot

Stellantis tendrá 14 marcas, desde Fiat y Maserati a las estadounidenses Jeep, Dodge y Ram hasta las tradicionales europeas Peugeot, Citroën, Opel y DS de PSA.

Trabajadores ensamblan un auto en la planta de Fiat. Foto: Reuters
Trabajadores ensamblan un auto en la planta de Fiat. Foto: Reuters

Los accionistas de Fiat Chrysler (FCA) y el propietario de Peugeot PSA dieron su aprobación ayer a una megafusión de US$ 52.000 millones, uno de los últimos pasos hacia la creación de Stellantis: el cuarto fabricante de automóviles más grande del mundo.

Con una producción anual de alrededor de ocho millones de vehículos e ingresos de más de US$ 203.000 millones, se espera que Stellantis juegue un papel clave en el salto de la industria de los autos a la nueva era de la electrificación.

Stellantis tendrá 14 marcas, desde Fiat y Maserati a las estadounidenses Jeep, Dodge y Ram hasta las tradicionales europeas Peugeot, Citroën, Opel y DS de PSA.

La operación obtuvo el 99,15% de los votos de los accionistas presentes en la reunión de FCA y el 99,95% de los de PSA, ambas se celebraron sin público y fueron transmitidas por videoconferencia.

FCA comunicó momentos después de la votación que ambas firmas automovilísticas planean completar la fusión el 16 de enero y que “la negociación de las acciones ordinarias de Stellantis comenzará el lunes 18 de enero en el Mercato Telematico Azionario de Milán y en Euronext Paris, y el martes 19 de enero en la Bolsa de Nueva York”.

Creación de nuevo grupo automotor mundial. Foto: AFP
Creación de nuevo grupo automotor mundial. Foto: AFP

La estructura de acciones se modificará como parte de la fusión, y los derechos de voto dobles existentes -que se acumulan con el tiempo y dan a los inversores más peso en las decisiones- no se mantendrán.

El presidente ejecutivo de PSA, Carlos Tavares, que tomará el timón del grupo fusionado, tendrá que reactivar el negocio del fabricante de automóviles en China, racionalizar un imperio mundial en expansión y hacer frente al enorme exceso de capacidad, así como centrarse, como sus rivales, en la creación de automóviles más limpios.

Por otra parte, el presidente de FCA, John Elkann, futuro presidente del directorio de Stellantis, sostuvo que el nuevo fabricante de automóviles “desempeñará un papel destacado en la próxima década, cuando se redefina la movilidad”.

El presidente ejecutivo de FCA, Mike Manley, que dirigirá las operaciones clave de Stellantis en América del Norte, dijo que el 40% de las sinergias esperadas de la fusión provendrán de la convergencia de plataformas, de transmisiones y de la optimización de las inversiones en investigación y desarrollo.

FCA y PSA comunicaron en octubre de 2019 que querían fusionarse y en septiembre de 2020 modificaron algunos términos del acuerdo inicial para afrontar la crisis del coronavirus, sin alterar el valor económico y los objetivos del proyecto. (EFE, Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados