CLUBES

El Barcelona usa un fondo de inversión para financiar operaciones y competirle a otros

El equipo de Luis Suárez, el Barcelona se ha servido de un fondo de inversión para ayudar a financiar sus operaciones, dijo una fuente del club, en un intento de competir con equipos financiados por países del Golfo como el Manchester City o el Paris St Germain en el que milita Edison Cavani.

Luis Suárez y Edinson Cavani
Luis Suárez y Edinson Cavani. El Barcelona le quiere competir al PSG con un fondo de inversión.

La financiación mediante fondos de inversión es un hecho sin precedentes en el fútbol español y poco común en la esfera internacional.

La fuente dijo a Reuters que el Barça recibió un paquete de financiación de 140 millones de euros (US$ 158,06 millones) el año pasado de Pricoa Capital Group y Barings, a devolver en un plazo de cinco años. "Es un fondo de maniobra que tiene el club, que es perfecto porque tiene intereses muy bajos", indicó el informante.

"El mundo del fútbol es cada vez más competitivo por los clubes que son propiedad de estados multimillonarios que tienen dinero suficiente, un modelo que no tiene nada que ver con el nuestro, así que para competir nosotros tenemos que pensar en formas muy imaginativas, y esto es muy innovador", agregó.

La financiación mediante fondos de inversión no se empleará en la renovación planificada del Camp Nou —que según el Barça costará 600 millones de euros y estará completa para 2023— pero se podría destinar a salarios y fichajes.

El Barça registró los segundos ingresos más altos de la Liga en 2018, con 690 millones de euros, sólo por detrás del Real Madrid, con 750 millones de euros.

El Manchester City, propiedad de la familia real de Abu Dabi, registró ingresos de 503,5 millones de libras (US$ 649,11 millones) el año pasado, y el Paris St Germain, propiedad de Qatar Sports Investments, de 541 millones de euros.

Liderado por el argentino Lionel Messi y el uruguayo Luis Suárez, el Barça tiene el mayor costo salarial del fútbol mundial. Se ha convertido en el primer club en romper la barrera de los 500 millones de euros en pago de salarios, pero aún así ha logrado beneficios durante ocho años seguidos.

Las finanzas del Barcelona se vieron impulsadas en 2017 por una suma récord de 222 millones de euros por el fichaje de Neymar por parte del Paris St Germain, aunque desde entonces el club ha gastado 105 millones de euros en el delantero francés Ousmane Dembélé y 165 en Philippe Coutinho.

El mes pasado, el club catalán anunció que había acordado fichar al holandés de 21 años Frenkie de Jong por una cantidad inicial de 75 millones de euros.

[EN BASE A REUTERS]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)