inn content para bodega garzón

Bodega Garzón es elegida como la “Mejor del Nuevo Mundo 2018”

Recibió el galardón en el marco de los Wine Star Awards 2018 de la prestigiosa revista Wine Enthusiast

Bodega Garzón.

La prestigiosa revista estadounidense Wine Enthusiast, especializada en el sector vitivinícola, reconoció al establecimiento uruguayo Bodega Garzón como la “Mejor Bodega del Nuevo Mundo” (Best New World Winery of the Year), en el marco de la edición 19° de su premio Wine Star Awards.

La publicación norteamericana es referente en el sector a nivel internacional. Cuenta con 800.000 suscriptores y más de un millón de lectores online, y desde hace casi dos décadas lleva adelante esta iniciativa, que premia a personas influyentes, pioneros en la materia, destacados sommeliers y empresas que contribuyen al éxito de la industria del vino en todo el mundo.

En esta oportunidad, el emprendimiento uruguayo fue nominado junto a otras cuatro bodegas: Cave Spring Cellars (Canadá), Felton Road (Nueva Zelanda), L’Avenir (Sudáfrica) y Trapiche (Argentina). La innovación y la visión empresarial fueron las principales características tenidas en cuenta a la hora de elegir a Bodega Garzón, al igual que su estrategia de sustentabilidad, en la que se basa toda su infraestructura y operativa diaria.

Ubicado en Maldonado, a tres kilómetros de Pueblo Garzón y a veinte del Océano Atlántico, el establecimiento comenzó como un proyecto familiar. Fundada por el empresario Alejandro Bulgheroni, llegó a ser la bodega número uno en exportaciones del país y ha posicionado a los vinos nacionales Premium en distintos mercados. A esto se suma su atractivo turístico, que permite difundir las bondades vitivinícolas del país.

“Desde el punto de vista técnico, Garzón está ubicado en la misma latitud que los grandes viñedos de Sur. Es un lugar con energía y magia al que se le suma el suelo de balasto, dando vinos de una complejidad y acidez natural que hacen agua la boca”, afirmó Christian Wylie, gerente general de Bodega Garzón.

Inaugurada en 2016 con una inversión de US$ 85 millones, cuenta con un viñedo de más de 1.000 parcelas y un edificio de 19.050 m², que posee 2,2 millones de litros de capacidad.

“El proyecto es realmente espectacular. En 30 años que tengo en la industria no he visto nada así en el mundo. Es un honor trabajar con Don Alejandro Bulgheroni y su familia, compartiendo un proyecto de esta envergadura con profesionales de primer nivel como Antonini y Mallmann”, añadió el gerente.

Wylie contó que el establecimiento es visitado por casi 20.000 turistas cada año y destacó el premio obtenido como un “gran orgullo” para la firma.

Bodega Garzón

Apuesta a la sustentabilidad

Además es la primera bodega sustentable fuera de Norteamérica con certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) en toda sus instalaciones, siguiendo las rigurosas exigencias del United States Green Building Council.

Emplazada sobre terrazas naturales y construida en la sierra, la bodega presenta un diseño escalonado que permite optimizar el uso de los recursos naturales. Sus instalaciones tienen un alto nivel de eficiencia y son generadoras de energía eólica y fotovoltaica. Toda la madera utilizada para construir cada espacio está certificada y posee una plantación de flora autóctona en sus techos. Al cuidado ecológico se le suma una tecnología de avanzada y un equipo técnico de excelencia para la producción de vinos finos de máxima calidad, bajo el asesoramiento profesional del destacado ingeniero agrónomo y enólogo Alberto Antonini y su equipo de investigadores en la materia.

Según los especialistas, el suelo donde se cultivan las uvas es el elemento central para determinar el carácter de un vino. Los vinos de Garzón son, por lo tanto, la expresión de su lugar de origen. Los viñedos están plantados sobre roca de balasto, que es una alteración de la piedra de granito, lo que otorga a la bebida producida allí un perfecto equilibrio de minerales.

Además, el viento proveniente de la zona costera templa las altas temperaturas, lo que permite obtener uvas de alta calidad, con excelente maduración de la pulpa, la semilla y la cáscara, que brindan acidez, complejidad y frescura al producto.

Por todas estas características, los vinos de Garzón, ya sea los espectaculares blancos, como Albariño, o los tintos como el Tannat pueden considerarse únicos, con personalidad, y fieles a su terruño.

Por otra parte, su arquitectura de vanguardia fue diseñada pensando en la experiencia de los visitantes. Dispone de diferentes circuitos y programas turísticos que recorren la bodega y permiten a los visitantes de todo el mundo vivir momentos inolvidables en un entorno natural especial.

Bodega Garzón cuenta además con el exclusivo Club Privado The Garzón Club, que dispone de una bodega con cavas propias donde los aficionados pueden elaborar sus propios vinos. Ser miembro de esta prestigiosa agrupación otorga, a su vez, acceso a un campo de golf, club de playa, hotel y spa entre los viñedos, donde el contacto con la naturaleza y la brisa de mar aseguran una experiencia única para los sentidos.

Productos premium 

En el lugar producen también los aceites de oliva extra virgen Colinas de Garzón. En este sentido, la firma cuenta con 1.000 hectáreas de olivares y una planta boutique para la producción del aceite, considerado el mejor de América del Sur y uno de los siete mejores del mundo.

Bodega Garzón
gastronomía

Una cocina gourmet 

El establecimiento cuenta también con un distinguido restaurante, con un salón principal y amplias terrazas con capacidad para 120 personas, dirigido por el afamado chef argentino Francis Mallmann, cuyo apellido es sinónimo de cocina gourmet.

La carta cuenta con una propuesta de menú regional, con diferentes platos tradicionales que maridan a la perfección con las distintas clases de vinos y aceite de oliva Colinas de Garzón, que se producen en el lugar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos