POR ALGODÓN DE XINJIANG

Ante boicot que sufre en China, H&M desea "hacer todo lo posible" para recuperar la confianza 

"Estamos decididos a recuperar la confianza de nuestros clientes y socios comerciales en China", dijo la compañía.

Compromiso. Fueron 43 las empresas firmantes en la 24° conferencia de ONU. (Foto: Reuters)
H&M publicó el miércoles sus resultados trimestrales, en los que registró una pérdida de unos US$ 121 millones. Foto: Reuters

H&M afirmó el miércoles que hará "todo lo posible" para encontrar una solución al boicot que sufre en China tras comprometerse a no comprar algodón de la región de Xinjiang para defender derechos de minoría uigur.

"Estamos decididos a recuperar la confianza de nuestros clientes y socios comerciales en China", dijo la compañía en un comunicado.

"Estamos trabajando con nuestros socios en China para hacer todo lo posible para gestionar estas dificultades y encontrar una solución", agrega el texto, sin dar más detalles.

Un 20% de la producción mundial de algodón procede de China, principalmente de la provincia de Xinjiang donde los uigures, una minoría musulmana, viven reprimidos y explotados por Pekín, según defensores de derechos humanos.

China siempre ha refutado estas acusaciones.

La semana pasada, tras las sanciones del Reino Unido, la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá contra China por el trato que dispensa a los uigures, en la red social china Weibo, el Facebook del gigante asiático, se recordaron los compromisos adoptados en 2020 por varios gigantes de la industria textil, como H&M, Nike o Uniqlo, de no comprar algodón de Xinjiang.

Fue el punto de partida de una campaña de boicot contra estas marcas, que vieron cómo sus productos eran retirados de las principales plataformas chinas de venta en línea y personalidades anunciaban que dejaban de ser embajadores de estos grupos.

H&M publicó el miércoles también sus resultados trimestrales (diciembre-febrero), en los que registró una pérdida de unos US$ 121 millones, debido a los efectos de la pandemia, que afecta especialmente a un tercio de sus 5.000 tiendas, que están cerradas.

No obstante, la marca de ropa afirmó que las ventas habían registrado un avance de 55% en marzo respecto al mismo período del año anterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados