INN CONTENT PARA SECURITAS

Las cámaras térmicas, una opción en auge para el control de acceso sanitario

El servicio que ofrece Securitas permite controlar la temperatura corporal de varias personas de forma simultánea.

Cámaras Securitas
Para la vuelta a las actividades en distintos sectores, los equipos de control de acceso con cámaras térmicas y ópticas son una herramienta de detección. Foto: Securitas.

La pandemia de COVID-19 marcó un punto de inflexión para muchos negocios. Hubo empresas que debieron reconvertirse y otras, como Securitas, que mantuvo su oferta de servicios con un agregado, la incorporación de tecnología atendiendo las nuevas demandas. Así fue como experimentó un aumento de las consultas motivado por la “nueva normalidad”, es que ahora los equipos de control de acceso con cámaras térmicas y ópticas son una herramienta primordial para la detección de personas con probables síntomas.

Esta tecnología permite la detección de la temperatura corporal de varias personas al mismo tiempo, pudiendo así controlar el ingreso de forma ágil a una empresa, comercio o edificio. La temperatura de alerta es un parámetro que se establece en el software de control, según el protocolo del sitio, atendiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud Público (MSP) al respecto. Si una persona tiene por ejemplo más de 37,3 º de temperatura —síntoma potencial de la enfermedad—, se emiten alertas que pueden aparecer en el monitor de control o de forma audible en español.

El gerente comercial de Securitas Uruguay, Gregorio Maassardjian, explicó cómo fue que la compañía avanzó en servicios a raíz de la pandemia: “Históricamente nuestra oferta en cuanto a tecnología de cámaras térmicas estuvo dentro del marco de protección perimetral, ya sea de centros logísticos, industrias o barrios privados, entre otros. Con nuestras cámaras térmicas que contienen una analítica específica, se puede identificar si quien ingresa es un humano, un vehículo o un animal, con rangos que van desde 50 metros hasta cuatro kilómetros o más”. La tecnología para la detección térmica ya existía, agregó, pero ahora se sumó inteligencia para que pueda detectar la temperatura del cuerpo humano.

Las cámaras cuentan con algoritmos con detección de rostros, permitiendo así medir la temperatura y no emiten falsas alertas si alguien pasa con una taza de café u otra fuente de calor. Hay distintas opciones y servicios en función de las demandas del cliente, pero en todos los casos las cámaras permiten “detectar varias personas simultáneamente, en rangos de distancia de uno a nueve metros”, siendo una herramienta ideal para ordenar el acceso a sitios de concurrencia masiva.

Cámaras Securitas
Las cámaras inteligentes ya estaban como opción, pero ahora se les incorporó nueva tecnología para "dar un servicio más amplio”. Foto: Securitas.

Maassardjian contó que, desde antes del reinicio de actividades, en varios sectores comenzaron a crecer las consultas acerca de esta tecnología, que sostuvo “aplican en distintos rubros como industria, retail, centros logísticos”, como para terminales logísticas, portuarias o aeroportuarias”, algunos de los cuales ya consolidaron su implementación confiando en Securitas.

“Como ya teníamos la tecnología para dar seguridad a nivel de infraestructura, la dotamos de nuevas analíticas, inteligencia artificial y un software específico para dar un servicio más amplio a nuestros clientes”, expresó el ejecutivo.

A su vez, indicó que la instalación de las cámaras “no es nada compleja”, sino que simplemente se requiere “analizar el escenario donde se quiere instalar el control”, porque hay distintas opciones en función, por ejemplo, del flujo de personas, operativa deseada, que no sea invasivo para clientes, etc.

En definitiva, Securitas ofrece un producto “a medida asociado a la operativa del lugar”, con opciones que van desde puestos de control que requieren una persona trabajando, hasta “dispositivos físicos que pueden detectar 30 personas simultáneamente” sin intervención humana. “Las prestaciones son amplias y se adaptan al sitio. Lo ideal es realizar un estudio para tener una ecuación costo-beneficio adecuado para el cliente” de las distintas soluciones, y así optar por la más conveniente, subrayó.

Además, el sistema de control de acceso ofrece la posibilidad de incorporar “monitores testigo”, que muestran a las personas que ingresan al lugar que están siendo monitoreadas a través de esta tecnología.

Cámaras Securitas
"Lo ideal es realizar un estudio para tener una ecuación costo-beneficio adecuado para el cliente” de las distintas soluciones", dijo Maassardjian. Foto: Securitas.

Un paso más: control sin huellas y hasta del uso de tapabocas

Maassardjian dijo que dentro del menú de opciones que brinda Securitas a sus clientes, está también la tecnología de reconocimiento facial, que permite eliminar los controles de acceso a través de huellas dactilares. Los dispositivos de huellas dactilares implican la contaminación del lector, con los riesgos que esto conlleva en términos de potencial transmisión, y la detección facial los elimina.

“Los lectores de reconocimiento facial pueden almacenar hasta 30.000 rostros o más según la tecnología a aplicar. Así una empresa puede dar paso solamente a las personas que tengan las credenciales, pero simultáneamente también medirles la temperatura y, por ejemplo, si cuenta con barbijo o no. Las condiciones (para permitir el acceso) se pueden determinar de acuerdo con el protocolo de cada empresa”, señaló.

Control de aforo de personas por local

Otra de las tecnologías implementadas por Securitas es el control y alerta de cantidad de personas en un recinto, como así también analíticas de distanciamiento entre personas.

“La inteligencia artificial aplicada al control de aforo en locales, es tan flexible que dentro de un recinto como un shopping, no solo se establece en los accesos la disponibilidad para el ingreso al sitio, sino que se generan alertas de exceso de personas por áreas al Centro de Operaciones, siendo esto fundamental, ya que de nada sirve si pueden ingresar 2000 personas y el 80% se concentran en un solo piso, por ejemplo”, expresó Maassardjian.

A la vez, y pensando en los propios locales comerciales, se cuenta con soluciones que permite a los mismos, automatizar el ingreso o no de las personas en función de alertas en el propio acceso, entre otras funciones.

Experiencia internacional y avances a futuro

El gerente comercial de Securitas comentó que las cámaras térmicas como método de detección han sido probadas y testeadas con éxito alrededor del mundo. De China se recibieron los primeros avances, implementándose la tecnología en Europa y ya hay experiencias también en países latinoamericanos como Colombia, Chile, Brasil y Argentina, además de México.

En línea con los avances que realizó Securitas en sus servicios, producto de la pandemia, Maassardjian expresó que “este tipo de tecnología avanza casi que semana a semana, mejorando el nivel de las prestaciones”, por lo que no descarta nuevas novedades en un futuro cercano. A medida que pase el tiempo, “las soluciones no solo serán más flexibles, sino que van a poder contemplar otro tipo de circunstancias, sumando nuevas prestaciones y servicios”.

Informó que a nivel global las industrias que desarrollan software y hardware con soluciones de video, “están incorporando distintas analíticas”, buscando “combinar tecnología y dar soluciones integrales” a las empresas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados