Empresa pidió concurso de acreedores

Cambian la calificación de Caputto a “riesgo alto”

CARE le bajó la nota a las Obligaciones Negociables de la firma.

Sigue el conflicto con los trabajadores por el atraso en pago de la última quincena. Foto: Caputto
Foto: Caputto

Tras haberse declarado en concurso de acreedores y haberse suspendido la cotización de las Obligaciones Negociables (ON) que había emitido Cítricola Salteña S.A. (Caputto), la calificadora de riesgo CARE le bajó la nota de BB-(uy) a CCC (uy).

Esta calificación implica para los inversores en los US$ 11 millones de ON que emitió Caputto, “actualmente riesgo alto”.

“Su capacidad de pago de capital e intereses, en los términos y plazos pactados aparece como probable. El propio papel, la condición de la empresa, la calidad del proyecto y las características del entorno, apenas satisfacen en conjunto los análisis practicados, aunque con debilidades manifiestas en áreas de riesgo”, indicó CARE sobre esa calificación.

“Se incrementa hasta un nivel alto el riesgo del instrumento ante cambios desfavorables previsibles en el proyecto tal como fue presentado, en la sociedad emisora, en el sector económico al que pertenece, o en la economía en su conjunto”, agregó.

CARE concluyó que “la probabilidad de cambios desfavorables previsibles en el entorno es de alta a muy alta, y apenas compatible con la capacidad de la empresa de manejarlos”.

Caputto convocó a los titulares de las ON a reunirse el próximo 21 de marzo.

La cotización de las mismas fue suspendida el pasado 7 de febrero luego de que la empresa incumpliera una cláusula del contrato de fideicomiso -que mantiene con Management Fiduciario Profesional (MFP)- que exige que Caputto debe transferir con una antelación de 60 días de la fecha de pago de cada servicio de deuda, los importes correspondientes al próximo servicio de deuda.

El argumento de la empresa citrícola es que el incumplimiento se debió a “encontrarse en una poszafra luego de un año mermado en rendimientos producto del clima”.

El pasado viernes, Caputto entró en concurso voluntario de acreedores debido a que “desde el año 2012 hemos afrontado hechos adversos que deterioraron progresivamente nuestra capacidad financiera”, indicó la empresa en un comunicado.

Eso “nos condujo a una situación de creciente dificultad para hacer frente a nuestras obligaciones y a la necesidad de acudir a una solución concursal, como forma de reestructurar nuestra situación financiera”, agregó.

Al cierre de 2018, la firma tenía deudas con seis bancos (en pesos y dólares) por un total de US$ 10,1 millones, según los datos de la Central de Riesgos del Banco Central. De ese monto, US$ 2,1 millones fueron pasados a pérdida por los bancos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)