Empresas

Claves para potenciar un negocio que vende online

Cómo hacer para que una empresa que comercializa en Internet o que decide lanzarse al e-commerce tenga una mejor ejecución de la estrategia online

Compras web
Si un negocio está preparado para pasar a e-commerce significa que “va por buen camino”, dijo René Salazar de PayPal México. Foto: Pixabay

A nivel global, gracias a la popularización de Internet, cada vez son más las empresas que se suman al e-commerce o que nacen como una compañía que solo vende a través de plataformas online propias. Uruguay no es la excepción. ¿Cuáles son los aspectos a tener en cuenta para unirse a esta tendencia? ¿Cómo sacar mejor provecho del comercio electrónico? ¿Cuáles son los riesgos que se deben tener en cuenta?

En el caso de los negocios que tienen un lugar físico y que están en duda de si sumarse o no al comercio electrónico, René Salazar, gerente sénior de desarrollo de negocios de PayPal México, aconsejó: “si querés escalar a un nuevo nivel de ingresos, el siguiente paso para adentrarse de lleno en la era digital es crear tu propio sitio web comercial”. A su vez, si el negocio está preparado para pasar a e-commerce significa que “va por buen camino”.

El comercio electrónico trae varias ventajas, entre ellas están: acceder a compradores potenciales, reducción de costos operativos como alquiler de local y mantenimiento de espacios, poder lograr ofrecer precios más bajos y maximizar las utilidades, acceder a mercados fuera del país y mayor tráfico comercial, enumeró Salazar. Por lo tanto, tomar la decisión de comenzar a vender en línea significa “escalar tu negocio”, concluyó la gerente.

Una vez que el negocio resuelva que sí quiere vender su mercadería online, el siguiente paso es elegir dónde hacerlo. Esta no debe ser una decisión azarosa ya que la plataforma elegida, además de ser donde esté la tienda digital, debe permitir “incrementar la tasa de conversión, mejorar el costo de operación y brindar mayor rentabilidad al negocio”, explicó Salazar.

Hay dos opciones a la hora de seleccionar el espacio virtual: utilizar un software que esté disponible en Internet o desarrollar uno propio. La primera opción tiene como ventaja, explicó la gerente, que, aunque trabaje con base en plantillas, “estas son lo suficientemente flexibles como para darle total personalidad al sitio”, agregó la especialista.

El siguiente paso en el montaje del negocio en línea es estudiar la competencia y cómo se comportan en sus plataformas digitales. A partir de las conclusiones de dicha investigación se pueden pensar “ideas atractivas o promociones que convenzan a los consumidores potenciales de comprar en tu tienda online y no en otra”, aconsejó Salazar.

A su vez, se debe tener cuidado a la hora de plasmar en la realidad los contenidos ideados. La “cara” del sitio web es la “carta de presentación con clientes potenciales” y es por eso que “es importante poner atención a cada detalle”, explicó la gerente. Un ejemplo claro son las imágenes que se seleccionan: deben ser de calidad alta, nítidas y claras, y que muestren al producto de diferentes ángulos. En la misma línea, Salazar advierte que se debe tener precaución con el “peso” de las fotos para evitar enlentecer la velocidad.

Redes sociales
Las redes sociales pueden impulsar la web donde se realizan las ventas. Foto: Pixabay

En cuanto a la descripción de los productos, la información debe ser concisa y comprensible. A su vez, la especialista aconseja considerar ofrecer una tabla de medidas ajustadas en los artículos para que la experiencia de compra sea mejor.

Una de las precauciones que se debe tener en cuenta es la cantidad de stock disponible del negocio. En los casos donde se ofrecen productos, se debe contar con un inventario suficiente para abastecer las compras realizadas por los usuarios. Por otro lado, si se venden servicios, la empresa se debe asegurar de que cuenta con el personal o los recursos necesarios para satisfacer las solicitudes, explicó Salazar.

Elegir el método de pago con el que los clientes van a finalizar la compra es de suma importancia y son muchas las variables que se deben poner en la balanza. Salazar aconsejó elegir una “opción que inspire confianza y que no comparta los datos financieros de los compradores”, característica esencial para reforzar la reputación del sitio y aumentar la posibilidad de fidelizar clientes. La gerente presentó PayPal como una opción que presenta estas cualidades.

La impersonalidad y la distancia física entre el usuario y la tienda pueden hacer que haya algún tipo de desconfianza por parte del potencial comprador. Para eliminar esta barrera se le pueden ofrecer medios de contacto así el consumidor tiene “la tranquilidad de que está comprando en una tienda que es real” y que, en caso de que haya algún problema o le surge una dudas, tiene un lugar al cual comunicarse, expresó Salazar.

Las redes sociales pueden ser un arma para potenciar la web donde se realizan las ventas. Facebook, Twitter e Instagram son las recomendadas por la especialista. A su vez, aconseja “publicar en ellas cada dos o tres días una mezcla de imágenes y texto” sobre detalles y beneficios del producto o servicio que ofrece el negocio. Asimismo, brinda el consejo de subir “al menos un contenido al día para mantener el tráfico en cada red social y en la tienda”.

Por último, la gerente destaca que, en caso de que la estrategia en línea no funcione, una empresa debe realizar modificaciones de fondo en la página. De mismo modo, más allá de que todo marche a la perfección, cada seis meses se debe hacer un ligero cambio para que “parezca siempre fresco”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error