Emprendimiento 

Crean pulsera que mide sensaciones de audiencia para mejorar las decisiones empresariales

Desde hace más de 5 años Mediaset España apuesta por el marketing science, una nueva herramienta de investigación que mide el grado de atención y las reacciones emocionales de la audiencia durante la emisión de sus productos, con el fin de tomar decisiones empresariales.

Televisión
La herramienta pretende descubrir qué siente la audiencia de forma no consciente al ver una serie. Foto: Pixabay

Según ha explicado Elena Martín, cofundadora de Sociograph, con esta herramienta se pretende descubrir qué siente la audiencia de forma no consciente al ver una serie, qué elementos de la proyección son claves para ellos, o qué público reacciona mejor al contenido.

El director de Marketing de Contenidos de Mediaset España, Javier López, junto con Martín, impartió este miércoles la charla ‘Neurociencia como método de medición de la eficacia de contenidos’ en el foro Conecta FICTION, en Baluarte (norte de España).

Para medir las sensaciones se coloca en la mano de los participantes un brazalete, que se encuentra conectado a unos electrodos en sus dedos, un dispositivo que registra la actividad eléctrica de la piel, y de acuerdo con esa señal, se puede traducir cómo está reaccionando esa persona desde el punto de vista no consciente.

“Este dispositivo da dos variables: la atención y la emoción", explicó para señalar que "lo curioso de esta tecnología es que es la única capaz de registrar estos procesos no conscientes en grupos de personas”.

En este sentido, Elena Martín aseguró que el dispositivo “solo se queda” con lo que “a todo el mundo” le mueve “en el mismo momento”, permitiendo una objetividad “muchísimo mayor que con otro tipo de tecnología”.

Todo ello se combina con encuestas en las que los espectadores plasman sus opiniones sobre lo visionado y con unos dispositivos de reconocimiento facial que registran los gestos del rostro y permiten identificar emociones como alegría, tristeza, miedo o sorpresa, entre otros.

“Con esto tenemos un marco de estudio bastante amplio: una tecnología de estudio no consciente y la cantidad de atención y de emoción, pero también el tipo de emoción que estamos sintiendo, además de la parte consciente de los cuestionarios”, manifestó.

Todo ello, según apuntó, “ayuda en la toma de decisiones” (por ejemplo para seleccionar las mejores imágenes para un tráiler), y sirve para hacer resúmenes ejecutivos que sirvan de argumento comercial a la hora de vender o comprar contenidos.

“Hacemos varios pases por tener diferentes casos y para asegurarnos de que los datos son más precisos, se analizan posteriormente esos resultados y se entrega un informe lo más rápido posible”, trasladó Martín.

En base a EFE 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error