Empresas

La amenaza que enfrenta Uber con un transporte más barato

Uber ve a futuro que los autos automáticos nos llevarán a todas partes, eliminando la necesidad de sus millones de conductores. Esta semana la aplicación sale a la bolsa de valores para poder financiar su producción, mientras nace un transporte alternativo sin necesidad de conductor y más barato. 

Desde Uber aseguran que aumentó el tiempo de espera. Foto: Fernando Ponzetto
Uber planea crecer en el mercado de coches autónomo. Foto: Fernando Ponzetto

Uber se prepara para su IPO (oferta pública inicial de acciones) donde prevé captar US$ 10.000 millones para ayudar a construir sus vehículos autónomos y, al mismo tiempo, en la India está surgiendo un enfoque de baja tecnología para el transporte sin conductor: las motos que los clientes alquilan y manejan por sí mismos.

Varias compañías nuevas, respaldadas por las grandes empresas que ofrecen capital de riesgo de Silicon Valley y la competidora india de Uber, Ola, están apostando a que los “vehículos de dos ruedas” compartidos se adaptan mejor a la billetera y a las necesidades de transporte en comparación a los automóviles.

El modelo tradicional de Uber y Ola está llegando a sus límites, dijo Vivekananda Hallekere, cofundadora y directora ejecutiva de Bounce, que cuenta con más de 6.000 motos que la gente puede recoger y dejar en cualquier lugar en la ciudad de Bangalore, en el sur de India. Los autos con conductores son demasiado caros para la mayoría de los indios, los choferes se quejan de largas horas y poca compensación, y las plataformas están luchando para obtener ganancias, señaló.

"No puede tener un costo accesible al haber un conductor", dijo Hallekere. "Y si los usuarios saben cómo usar un scooter, ¿para qué necesita un chofer?".

Al enfocarse en la gran cantidad de personas que no pueden pagar transporte, estas empresas están abriendo un nuevo frente en la batalla mundial para proporcionar servicios compartidos de traslado. En países desarrollados como Estados Unidos, Uber socavó la industria del taxi y creó una nueva demanda de viajes al persuadir a decenas de millones de clientes a subirse a un auto con un conductor ordinario convocado por una aplicación. Pero en países en desarrollo como India, donde los vehículos de dos ruedas superan a los autos 6-1, Uber y sus competidores deben descubrir un enfoque diferente.

India, con 1.300 millones de habitantes, es el mercado más grande del mundo para motocicletas. Se venden 20 millones de nuevas motos aproximadamente por año, siendo de baja potencia como también Harley-Davidsons de alta resistencia. Los participantes de la industria estiman que 200 millones de personas poseen una licencia para manejar al menos un vehículo básico de dos ruedas.

Moto india 1
Crece el mercado de motos compartidas en India. Foto: New York Times

A la mañana de un día hábil, Mallikarjun D., un ingeniero de software, sacó su teléfono y reservó una moto eléctrica en Vogo, un competidor de Bounce, para su viaje de 14.5 kilómetros a su trabajo en Infosys.

Generalmente toma el ómnibus de Infosys, dijo mientras se ponía el casco y tomaba la moto de un jardín que servía de estacionamiento en el vecindario de Vogo. Pero llegó tarde, y con un precio especial de 10 rupias (14 centavos de dólar) por todo el día, encontró que la motocicleta era la solución perfecta.

"Es un costo razonable", dijo Mallikarjun. "Y es útil para el medio ambiente".

Vogo y Bounce están luchando por dominar en Bangalore, el centro tecnológico de la India, donde Ola también tiene su base y está observando cuidadosamente. Vogo requiere que las personas recojan y depositen sus motos en los lugares designados, mientras que las motocicletas Bounce se pueden tomar o dejar en cualquier lugar.

No está claro qué tan viables serán estos servicios a largo plazo. Al igual que Uber y Ola en sus primeros días, ambas compañías están ofreciendo promociones para reducir el precio de los viajes, lo que requiere mucho gasto.

"Se busca que se cree un hábito en el cliente", dijo Anand Ayyadurai, cofundador y director ejecutivo de Vogo, quien dijo que los costos se reducirían con el tiempo.

También está la lección aprendida gracias a las bicicletas compartidas en India, que fueron anunciadas como una gran idea pero no pudieron despegar. El tráfico caótico del país y las largas distancias entre el transporte público y los hogares y lugares de trabajo hicieron que las bicis compartidas no fueran atractivas. Esto obligó a varios operadores a cerrar.

"Es un negocio muy complicado, muy difícil", dijo Shailesh Lakhani, socio de la firma de capital de riesgo Sequoia Capital, que ha invertido en Bounce. "Dicho esto, la cantidad de demanda es una locura".

Moto india 3
Vogo es una de las marcas que ofrece el servicio de motos compartidas. Foto: New York Times

Vogo y Bounce esperan reducir los costos al abastecer a sus flotas de motos eléctricas, que cuestan menos por kilómetro que las de gasolina. Ellos están buscando a otra empresa de Bangalore, Ather Energy, para abastecerlos. Ather ha diseñado un scooter de lujo eléctrica de precio superior que es una de las pocas aptas que califica para los subsidios gubernamentales de energía limpia, y está construyendo una red de estaciones de carga rápida.

Sin embargo, Ather solo puede fabricar alrededor de 500 scooters al mes en su fábrica de Bangalore. La compañía está alineando a un socio para aumentar enormemente la producción, dijo Tarun Mehta, cofundador y director ejecutivo de Ather.

Bounce y Vogo se están preparando para incrementar su lucha con nuevos fondos.

Bounce ha recaudado US$18,9 millones de fondos de capital riesgo como Sequoia y Accel, de acuerdo con los archivos corporativos analizados por la compañía de datos Paper.vc, y está recaudando US$80 millones adicionales.

Vogo ha recaudado US$17,8 millones de Ola, la empresa estadounidense Matrix Partners y varias empresas indias. Ola también planea proporcionar hasta US$100 millones para ayudar a Vogo a implementar hasta 100.000 motocicletas y ha prometido incluir los vehículos como una opción en su popular aplicación de paseo.

Uber no ha hecho ningún movimiento ante la nueva tendencia de las motos compartidas, aunque ha reconocido el potencial de los vehículos baratos que los clientes manejan solos. El año pasado, compró Jump, que alquila bicicletas eléctricas y scooters motorizados en 24 de las principales ciudades de Estados Unidos y Europa. En febrero, Uber dijo que más clientes en Sacramento, la capital de California, habían alquilado sus vehículos Jump que los que habían convocado a los autos tradicionales.

Uber declinó hacer comentarios, citando el período de calma antes de su oferta pública inicial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)