BALANCE 2018

¿Cuánto ganó Antel y qué porcentaje de esas ganancias fueron a parar al Estado?

El ente ganó 35,1% más que en el año anterior, según el informe.

Casi la mitad de la facturación proviene de los servicios móviles, un sector en el que compite con dos multinacionales. Foto: Darwin Borrelli
Casi la mitad de la facturación proviene de los servicios móviles, un sector en el que compite con dos multinacionales. Foto: Darwin Borrelli

Antel completó en 2018 -al menos según los datos disponibles- 17 años consecutivos de ganancias, un hito para una empresa pública uruguaya.

En 2018 la empresa de telecomunicaciones obtuvo una ganancia neta por $ 4.999,9 millones (equivalen a US$ 154,3 millones), según se desprende del balance anual auditado por la consultora PwC.

El año previo, las ganancias habían sido de $ 3.702,1 millones (US$ 128,7 millones). Medidas en pesos, las ganancias del ente fueron 35,1% superiores a las de 2017, las que a su vez habían sido del doble que 2016.

Las ganancias antes del pago del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) alcanzaron a $ 6.018,4 millones (US$ 185,7 millones), 34,2% más altas que en 2017.

Una de las formas habituales de analizar la ganancia es en relación al patrimonio que tiene la empresa. Ese ratio fue de 12,6% en 2018, frente al 9,7% en 2017 y 4,9% de ganancia sobre patrimonio en 2016.

Para comparar con otras dos empresas públicas, UTE tuvo ganancias sobre su patrimonio de 10,3% y Ancap de 11% en 2018.

Si bien Antel ganó US$ 154,3 millones en 2018, el 70,4% de esas utilidades fueron a parar a Rentas Generales.

En efecto, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ha pedido mayores contribuciones a las empresas públicas en los últimos años y Antel y UTE son los que más han aportado (ver aparte).

En 2018 Antel “transfirió a Rentas Generales la suma de $ 3.518,7 millones (US$ 108,6 millones), los cuales se componen de $ 3.261,9 millones (US$ 100,7 millones) que corresponden a los ejercicios 2017 y 2018 y $ 256,8 millones (US$ 7,9 millones) que corresponden al ejercicio 2015.

El déficit fiscal es la principal preocupación macroeconómica del gobierno (era de 4,5% del Producto Interno Bruto en los 12 meses cerrados a marzo) y por eso el MEF se apoya en las empresas públicas (recortó inversiones, pidió más transferencias, entre otros) para moderarlo.

Facturación y costos.

El principal negocio de Antel proviene de los servicios móviles (48,6% de la facturación de 2018), en el que está en competencia con dos multinacionales: Claro y Movistar.

Los ingresos generados por servicios móviles crecieron 6% en 2018 respecto a 2017 (en pesos corrientes) y totalizaron US$ 472,8 millones. Es decir, la facturación en este rubro creció menos que la inflación (que fue 6,96% en 2018).

Internet está tan extendido entre los uruguayos que la brecha no es de acceso sino de las habilidades de uso. Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

Según los datos de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec), Antel tenía a junio de 2017 el 53% del mercado de servicios móviles, seguido por Movistar con el 31% y Claro con el 16%.

El segundo rubro en importancia de facturación para Antel es el de servicios de datos (33,7% de la facturación). En este caso, los ingresos aumentaron 25,3% en 2018 respecto a 2017 en pesos y totalizaron US$ 328,1 millones.

La telefonía fija representó el año pasado el 16,2% de la facturación del ente. Los ingresos por este servicio cayeron 2,4% en pesos frente a 2017 para un total de US$ 157,9 mi-llones.

El 1,5% de la facturación de Antel en 2018 correspondía al rubro “otros” sin especi-ficar.

En suma, los ingresos operativos totales representaron 10,5% más en pesos corrientes que en 2017 y llegaron a US$ 973,6 millones.

En tanto, los costos por los bienes vendidos y los servicios prestados sumados a los gastos de administración y ventas, alcanzaron a US$ 803,2 millones en 2018. En la comparación en pesos corrientes, los gastos operativos del ente crecieron 4,2% en 2018 respecto a 2017.

El principal rubro de los gastos operativos de Antel fue el de costos del personal y traslados con US$ 277,6 millones, un 34,6% del total.

El rubro amortizaciones fue el que le siguió al representar 15,6% de los gastos operativos, con un total de US$ 125,5 millones.

Por otro lado, el ente pagó en impuestos (IVA, a la Renta de las Actividades Económicas y al Patrimonio) US$ 167,1 millones en 2018.

Empleados.

A fin de 2018, Antel y sus subsidiarias (la firma de call center Accesa, la de asesoramiento ITC, la de alojamiento y mantenimiento de sitios web HG, entre otras) tenían 7.289 empleados, 2,6% menos que a fin de 2017.

Antel
Foto: Archivo El País.

Respecto al inicio del actual período de gobierno, hay 10,2% funcionarios menos en el grupo Antel.

De los 7.289 funcionarios, 5.262 eran presupuestados, 105 becarios y pasantes, 892 contratos de función pública, 5 contratos a término y 1.025 empleados de las subsidiarias.

Casi 0,75% del PIB al Estado

En 2018 Antel y UTE sumadas transfirieron US$ 447,1 millones a Rentas Generales (0,75% del Producto Interno Bruto). Por su parte, Ancap señaló en su balance que “durante los ejercicios 2018 y 2017 no se realizaron versiones de fondos a rentas generales”. En 2017 Antel y UTE habían transferido a las arcas del Estado US$ 334,2 millones de sus ganancias. A eso, se “incluye también como versión de resultados”, en el balance de UTE, la transferencia del Fondo de Estabilización Energética a Rentas Generales por US$ 194 millones. Pese a los mayores aportes, el déficit fiscal sigue sin ceder y está en máximos de 30 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)