empresas

Elon Musk imagina un Tesla volador con cohetes de SpaceX

El millonario empresario se imaginó un Tesla Roadster con pequeños cohetes, que ayudarán a mejorar su velocidad y aceleración. Incluso podrían permitirle volar, sentenció 

Musk. El empresario presentó detalles de su novedoso proyecto el pasado jueves en un evento en Los Ángeles.

Que al empresario Elon Musk le gusta llamar la atención y tener presencia mediática no es novedad. Sin ir más lejos este fin de semana hizo noticia luego que su empresa The Boring Company entregara las primeras unidades de su mediático lanzallamas, un “juguete” de US$ 500 que prometió construir y comercializar si lograba vender más de 50 mil gorras con el logotipo de la compañía, meta que cumplió en diciembre de 2017.

Siguiendo en esa línea el multimillonario de origen sudafricano ahora lanzó un comentario en redes sociales que dejó a muchos seguidores expectantes sobre el futuro y de sus empresas Tesla y SpaceX.

Y es que a través de su cuenta de Twitter, Musk dijo que se imaginó un Tesla que utiliza cohetes de SpaceX para aumentar su aceleración y velocidad. Incluso no descartó la idea de un modelo “volador”.

Para muchos, lo más desesperante de sus comentarios es que no se sabe si habla en serio o simplemente bromea.

De hecho, recuerdan que la creación de la empresa The Boring Company la anunció precisamente por medio de la misma red social como una forma de enfrentar los constantes problemas de tráfico en la ciudad de Los Ángeles.

Ahora, el empresario tecnológico dijo que “la opción SpaceX para el nuevo Tesla Roadster incluirá 10 pequeños cohetes alineados alrededor del auto. Estos mejorarán la aceleración, la velocidad máxima, el freno y el doblado. Quizás hasta permitan que el Tesla vuele…”.

Si bien para muchos la idea suena ilógica y descabellada, digna del coyote y el correcaminos, otros recuerdan que eso mismo se dijo cuando habló por primera vez de autos 100% eléctricos, de vehículos autónomos o de mandar su auto al espacio durante la prueba de los cohetes de SpaceX.

Quizá la respuesta definitiva a esta interrogante solo la tenga el propio Musk y, por lo mismo, lo más aconsejable es sentarse y esperar ver con qué asombrará durante los próximos años, quizá una nueva era donde los autos Tesla no necesiten calles o autopistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º