NEGOCIOS

La empresa Jumia, "el Amazon de África", cotiza en la Bolsa de Nueva York

Esta es la convierte en la primera startup de África en acceder a un intercambio de valores mundial

Jumia
Foto: EFE

La mayor empresa panafricana de comercio electrónico, Jumia, cotiza ayer este viernes en la Bolsa de Nueva York, lo que la convierte en la primera startup de África en acceder a un intercambio de valores mundial, confirma a Efe uno de sus cofundadores. 

"Creemos que era el momento adecuado para elevar el perfil público de Jumia y dar a conocer a nuestros socios, consumidores y accionistas de cada país lo que hemos conseguido en estos siete años", explica a Efe por teléfono el cofundador y codirector ejecutivo de la compañía, Jeremy Hodara.

El número total de acciones puestas a la venta constituye el 17,6 % del total de la compañía, y su precio unitario inicial se ha fijado en 14,5 dólares; por lo que Jumia podría recaudar en esta oferta pública un total unos 216 millones de dólares.

empresa

Su operación 

Fundada por dos emprendedores franceses en Lagos, la capital comercial de Nigeria en 2012, la apodada como "el Amazon de África" opera en un total de 14 países africanos, incluidos Kenia, Ghana, Argelia, Marruecos y Egipto; y cuenta con más de 80.000 vendedores activos en su plataforma en línea.

"Estamos en 14 naciones, (abarcamos) de norte a sur de África y de este a oeste. Llegamos a todos los países que cuentan con una buena penetración de internet y nos dirigimos al 80 % de la población que usa internet en el continente", detalla Hodara.

Jumia ofrece desde artículos electrónicos como lavadoras o teléfonos móviles hasta ropa o productos de belleza, e incluso cuenta con un servicio para reservar vuelos y otro para distribuir comida a domicilio.

Sin embargo, pese a contar con unos 4 millones de clientes y haber procesado más de 13 millones de paquetes en 2018, según datos de la compañía, acumula desde su fundación pérdidas valoradas en casi mil millones de dólares; en parte producto de la fuerte inversión necesaria para adaptarse al mercado africano.

"Si piensas en desarrollar un negocio de comercio electrónico en África no solo necesitas el negocio, sino también construir una plataforma logística, una plataforma penal, etc.", enumera Hodara, lo que en su caso incluye un servicio de pago propio (JumiaPay) y en países como Nigeria -su mayor mercado- toda una flota de camiones y motos de entrega.

Además, en África, el comercio electrónico representa solo el 0,6 % de las compras, y son muchos quienes no cuentan con una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito, por lo que muchas empresas se ven obligadas a hacer uso de otros mecanismo como el pago a través del teléfono móvil.

"Muchos de nuestros clientes potenciales nunca han comprado por Internet. Todavía tienen que descubrir que comprar online es más barato, fácil y cómodo; que es más eficiente porque al final te ahorra tiempo y dinero. Ese es nuestro desafío número uno", concluye Hodara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)