INN CONTENT PARA G.VANELLI 

Gabriel Vanelli emprendió con 34 años y 13 años después adquirió la empresa que lo despidió

En 2004 creó G. Vanelli y en 2017 compró Eduardo A. Benech S.A., ambas referentes en acondicionamiento térmico y ventilación

Gabriel Vanelli, fundador de G Vanelli
Gabriel Vanelli. Emprendió sin saber cómo y hoy está al frente de dos empresas referentes de acondicionamiento térmico y ventilación.

El nuevo policlínico del Casmu y la planta de PepsiCo en Colonia son dos de los proyectos más importantes de acondicionamiento térmico y ventilación que tiene en desarrollo Gabriel Vanelli, fundador de la empresa G. Vanelli, creada en 2004 y referente en esta área.

Pero la compañía, que hoy pasa por un buen momento y planea a futuro tener su propio centro logístico, estuvo a punto de no existir.

En 2004 Vanelli se quedó sin trabajo. Tenía 34 años, venía de estar a cargo de otra empresa especializada en acondicionamiento térmico y ventilación que en ese entonces atravesaba problemas financieros y decidió recortar personal.

Gabriel Vanelli, fundador de G. VAnelli

"Cuando me quedé sin trabajo no sabía qué hacer, nunca había emprendido, no sabía cómo se hacía. Estuve unos meses estudiando la posibilidad de buscar trabajo o abrir mi propia empresa hasta que finalmente en diciembre de 2004 abrí G. Vanelli", recordó.

En ese momento no tenía claro qué rumbo tomar. Sin embargo, y pese a que nunca lo había hecho, decidió emprender y sobre fines de ese año formó la empresa G. Vanelli, especializada en venta de maquinaria e insumos y servicios de mantenimiento y reparación de acondicionamiento térmico. «Empecé en esto del aire acondicionado en 1993 en la empresa Eduardo A Benech S.A., representante para Uruguay de Trane, una de las principales marcas de acondicionamiento térmico del mundo y trabajé ahí hasta el 2004. Cuando la firma hizo un recorte de personal y quedé sin trabajo no sabía qué hacer, nunca había emprendido, no sabía cómo se hacía. Estuve unos meses estudiando la posibilidad de buscar trabajo o abrir mi propia empresa hasta que finalmente en diciembre de 2004 abrí G. Vanelli», recordó.

Los primeros meses fueron de incertidumbre, los trabajos no aparecían. «Ya me había consumido cinco de los seis cheques del despido», narró. Cuando estaba a punto de «tirar la toalla y buscar trabajo», en febrero de 2005 apareció su primer cliente: la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios. «Me presenté a licitación y gané», dijo.

Y no paró más.

Al mes llegó el Banco Interamericano de Desarrollo, luego el World Trade Center, diversos laboratorios, grandes cadenas de supermercados y hoteles como el Enjoy Punta del Este, entre otros.

Gabriel Vanelli, fundador de G Vanelli
Referente. Hoy, entre ambas empresas, Vanelli posee más de 50 clientes corporativos. (Foto: Francisco Flores)

La empresa creció en forma constante desde entonces, al punto que en 2017 adquirió la compañía Eduardo A. Benech S.A., dedicada al mismo rubro. La misma empresa de la que lo despidieron 13 años atrás.

Hoy, entre ambas empresas, Gabriel Vanelli conformó un portafolio de clientes con más de 50 compañías en Uruguay, con el sector corporativo como su principal negocio y, según el empresario «aún hay mucho para crecer».

Independientes

«Hoy se están ejecutando los proyectos más importantes de la historia de la empresa, como el nuevo policlínico del Casmu y la planta de PepsiCo en Colonia, donde estamos colocando lo último en tecnología que permite, por ejemplo, controlar todo desde la web o hasta desde un celular», detalló.

A tres años de adquirir Eduardo A. Benech S.A., Vanelli aún mantiene ambas empresas en funcionamiento. La razón es estratégica, aclaró, porque si bien funcionan casi en el mismo lugar y comparten algunos trabajadores, la cartera de clientes y los proyectos son diferentes.

«Es que con Benech accedimos directamente a lo último en tecnología mundial. Trane es una multinacional que hoy tiene cuatro fábricas en el mundo, hace toda la gama de equipos de aire acondicionado y acondicionamiento térmico tanto para grandes superficies como el hogar y está en constante innovación. También nos brinda acceso rápido a un fuerte stock de repuestos y eso fortaleció el negocio de G. Vanelli, porque antes, con la otra empresa, yo debía comprar las máquinas a otros jugadores del mercado local», explicó.

Con esta fase consolidada, el próximo paso de la compañía es seguir ampliando el stock, para lo cual el plan es poder contar con su propio espacio de almacenamiento. «Por ahora estamos alquilando en un polo logístico. La idea es seguir ahí hasta conseguir un nuevo lugar propio», cerró Vanelli.

Gabriel Vanelli, fundador de G Vanelli
Cambio por COVID-19
La llegada del coronavirus y la necesidad de garantizar limpieza en ambientes de trabajo trajeron cambios en el rubro en que se maneja la compañía. «En los equipos estamos cambiando a filtros de mayor capacidad de retención de partículas que se pueda. Por ejemplo, están los F9 y H11 con capacidad de filtrado de 99,9% que comúnmente utilizan laboratorios o empresas de gran porte. En oficinas se cambian por otros que impiden el pasaje de gérmenes», dijo.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados