inn content para González conde

Giardino dei Fuimi, un concepto de construcción diferente a metros de 18 de julio

La constructora González Conde presenta un edificio de 11 pisos en la calle Uruguay, amparado bajo el régimen de vivienda promovida.

Giardino dei Fuimi
El edificio de 11 pisos que contará con 57 apartamentos y tres locales comerciales en la planta baja.

“En un país tan chico como Uruguay, cuando se está por construir un edificio de calidad el mercado lo sabe. Lo sabe la plaza, los inversores y también las inmobiliarias. La reputación de un desarrollador es un intangible que agrega valor al apartamento y ofrece garantías al comprador”, dice Juan Diego González, director de la constructora González Conde.

Con más de 70 años de historia, la empresa ha estado detrás de reconocidos proyectos como el edificio Residencias Gstaad en la rambla de Punta Carretas, la Torre de Los Caudillos y la Torre del Congreso, ambas sobre Bulevar Artigas. En los últimos años, también ha incursionado en el desarrollo de edificios amparados por la ley de vivienda de interés social, ahora llamada de vivienda promovida.

Bajo este régimen construyó, entre otros, edificios como Giardino Italia en Avenida Italia y Giardino di Francesa en Constituyente, ya terminados, y más recientemente Gran Boulevard, un impresionante complejo de apartamentos ubicado en Bulevar Artigas y Garibaldi que finalizará en el año 2020 (ver recuadro debajo).

Siguiendo esta línea, González Conde inició las obras de un nuevo proyecto de vivienda promovida: Giardino dei Fuimi, un edificio de 11 pisos en la esquina de la calle Uruguay y Cuareim, que contará con 57 apartamentos y  tres locales comerciales en la planta baja.

Uno de los principales elementos que se tomó en cuenta a la hora de elegir el terreno fue la ubicación. Es una zona repleta de servicios, a metros de la bahía y a cuatro cuadras de 18 de julio. Está cerca de las universidades, los lugares de trabajo y la conexión con la principal avenida asegura un fácil acceso a cualquier punto de la ciudad.

Otro factor fue la alta demanda. Según González Conde, la investigación de mercado arrojó que existe un gran número de personas con intenciones de vivir en el centro, pero que no puede cumplir con la cuota inicial para obtener un crédito hipotecario. Esto genera un interés por alquileres que continuará creciendo en los próximos años.

Las terminaciones: un diferencial

Giardino dei Fuimi contará con apartamentos de uno, dos, y tres dormitorios, con precios que van desde los U$S 95.000 a U$S 260.000 dólares. Son unidades que respetan los metrajes de la ley de vivienda promovida, pero cuya distribución fue diseñada para ofrecer la mayor comodidad posible. En el caso de los apartamentos de tres dormitorios, contarán con retiros laterales y grandes terrazas a cielo abierto, que ofrecerán una vista panorámica de la bahía de Montevideo.

También está previsto un salón de uso múltiple en el último piso con terraza y barbacoa, y dos subsuelos para garajes. Un detalle importante es que el edifico contará con un solo punto de acceso por la calle Uruguay, lo que permitirá un fácil control mediante circuito de seguridad.

Pero según Juan Diego Gonzalez, el verdadero diferencial del proyecto son las terminaciones. El edificio posee detalles que aseguran una calidad superior al promedio de los proyectos de vivienda promovida. Por ejemplo, cada apartamento tendrá paredes de ticholo en vez de yeso (mayor durabilidad y aislación acústica), los pisos serán de porcelanato en vez de vinílico, la grifería española, las puertas de madera, y contará con placares en todos los dormitorios y cocinas.

El objetivo es que los interesados puedan examinar de primera mano estas terminaciones en el depósito de la constructora y también en el showroom de Grand Boulevard, un proyecto con materiales de las mismas características.

“Es un concepto constructivo diferente, que suma pequeños detalles y hacen a una propiedad confiable. Todo esto le da al comprador una ventaja frente a la competencia a la hora de alquilar”, asegura el directivo.

Una oportunidad para el inversor

Según González Conde, el proyecto apunta tanto al consumidor final como al público inversor.

Una de las cosas que notaron desde la empresa es que además de los grandes jugadores con múltiples propiedades, existe un público joven con pequeños ahorros que piensa a largo plazo y quiere invertir en un apartamento.

Actualmente el proyecto está en la etapa de preventa, lo que permite acceder a precios diferenciados y planes de financiación que se adaptan a las distintas necesidades.

“La gran ventaja de comprar en la etapa de construcción es que la persona va pagando la cuota inicial sin intereses, y una vez que le entregan el apartamento utiliza el dinero que recibe por alquiler para pagar el resto de las cuotas. A los años, cuando el comprador salda su deuda, se quedará con una fuente de ingresos extra o una propiedad en la que sus hijos podrán empezar su vida. De alguna manera es una especie de ahorro forzado”, dice el ejecutivo.

A estas facilidades se suman los beneficios tributarios del régimen de vivienda promovida. Estos son la exoneración del Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales en la compraventa, y también la exoneración del Impuesto al Patrimonio y del IRPF por las rentas generadas por el alquiler durante diez años.

Al edificio ya inició sus obras y estará pronto para diciembre de 2020.

“Yo siempre digo a los clientes que la relación no se agota con la entrega de la llave, sino que hay toda una serie de trámites engorrosos como la habilitación final de la IMM, la habilitación de bomberos, y los certificados de BPS, que se necesitan para la titulación definitiva. Nuestro objetivo es acompañar a los compradores en todas las etapas, para que queden conformes y nos recomienden. Nuestra reputación es un intangible que cuidamos como el oro” concluye el director de González Conde.

Grand Boulevard con el 80% de sus unidades vendidas

Para diciembre de 2020 está previsto el final de obra de uno de los proyectos más ambiciosos en la historia de González Conde: Grand Boulevard. El proyecto contará con 252 apartamentos y cuatro locales comerciales en la planta baja, y será algo totalmente innovador para la zona. Para empezar por su tamaño, ya que ocupará un terreno de más 4600 m2 de cara a las dos avenidas, pero también por su disposición, con tres grandes bloques y grandes espacios verdes de uso exclusivo entre ellos. El proyecto ya lleva un 80% de sus unidades vendidas y se espera cerrar el resto para antes de su inauguración.

Grand Boulevard con el 80% de sus unidades vendidas
Esquina de la calle Uruguay y Cuareim, donde ya se inciaron las obras de Giardino dei Fuimi
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados