El cierre de un ciclo

Grupo De Narváez se queda con parte de la exMotociclo

Sindicatura aceptó oferta de Grupo Ta-Ta para vender parte de la empresa.

El grupo de De Narváez ofreció comprar parte de la mercadería de Motociclo e incluir a 30% del personal. Foto: M. Bonjour
El grupo de De Narváez ofreció comprar parte de la mercadería de Motociclo e incluir a 30% del personal. Foto: M. Bonjour

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Casi cinco meses después de que Motociclo anunciara su presentación a concurso de acreedores, la sindicatura aceptó ayer una propuesta realizada por el Grupo Ta-Ta —propiedad del empresario argentino Francisco De Narváez— para adquirir la empresa de forma parcial.

En concreto, el grupo del empresario argentino —integrado por los supermercados Ta-Ta y las cadenas Multi Ahorro Hogar, BAS además de la plataforma de comercio electrónico woOw!— ofreció un monto de US$ 3 millones para adquirir parte de la mercadería de Motociclo, el derecho a la utilización de la marca, los derechos de algunos locales comerciales, la contratación del 30% del personal activo actualmente (entre unas 80 y 90 personas aproximadamente) y el pago de los despidos del resto de los trabajadores.

Según informó a El País el síndico de Motociclo, Gabriel Ferreira, "los US$ 3 millones de la operación estarán principalmente destinados al pago de la situación de los trabajadores y a saldar parte de la deuda que la empresa mantiene con los bancos".

Cabe aclarar que según dicta la ley concursal, quien compra los activos de una empresa —en este caso, Grupo Ta-Ta— no tiene ninguna responsabilidad sobre los pasivos contraídos, y en este caso, es la sindicatura quien decidirá la distribución del dinero.

Hace siete años De Narváez compró la cadena de supermercados Multi Ahorro a un grupo de empresarios uruguayos Ahora, el argentino se impuso a su contraparte en aquella negociación —los exMulti Ahorro presentaron una oferta para comprar Motociclo— al lograr quedarse con parte de la unidad productiva de la empresa.

El CEO de Grupo Ta-Ta, Christopher Jones, confirmó a El País la oferta realizada para adquirir parte de Motociclo y señaló que el grupo se vio atraído por los "activos interesantes de la empresa, tanto por la mercadería como por el personal", además indicó que el grupo tiene interés en buscar "el impacto positivo en la gente".

Respecto a los planes que tiene Grupo Ta-Ta con la marca Motociclo, Jones manifestó que no sabe "cuál será el futuro de la marca", aunque admitió que en la oferta de adquisición está incluido el derecho a utilizarla. Sin embargo, tanto desde el sindicato como desde la sindicatura, creen que el grupo no explotará la marca sino que utilizará la de Multi Ahorro Hogar.

Trabajadores.

En relación a la situación laboral actual y a cómo se resolverá tras la adquisición de Motociclo, Ferreira explicó que de los 270 trabajadores que tiene la empresa actualmente, Grupo Ta-Ta contratará a entre 80 y 90 personas. Al restante se les pagará el despido correspondiente y se los incluirá en una bolsa de trabajo para futuras incorporaciones (ver aparte).

"A diferencia de lo que planteaba la oferta del otro grupo empresarial interesado, esta implica que los trabajadores pueden ser contratados para trabajar en cualquiera de las empresas del grupo, tanto en los supermercados Ta-Ta, como en las tiendas de Multiahorro Hogar o BAS", explicó Ferreira.

Por su parte, la presidenta del sindicato de Motociclo, Karol Parrabichine, dijo a El País que "es una salida positiva" y que la ven "con muy buenos ojos".

Asimismo, señaló que la oferta es "bien diferente" a la propuesta que en un principio pretendía mantener parte de la unidad productiva de la empresa.

"Aplaudimos la instancia porque el concurso se resuelve rápidamente en el tiempo, con salida laboral y saneando la situación de los trabajadores pero no se mantiene Motociclo, eso se pierde", manifestó la sindicalista aunque añadió que desde el gremio la oferta ha sido "bien recibida y con mucho optimismo".

Locales.

Respecto a las sucursales de Motociclo, tanto Ferreira como Parrabichine explicaron que deberán venderse por separado y no en bloque como se pretendía inicialmente.

"El dinero de las ventas de los locales están con garantía hipotecaria de cinco instituciones financieras, así que el dinero de esas ventas irá destinado a los bancos", explicó el síndico Ferreira.

Por su parte, la presidenta del sindicato dijo que los locales comerciales que Motociclo tiene en los shoppings pasarán a disposición de lo que la sindicatura logre hacer con ellos. "Eso dependerá del proceso concursal que seguirá su curso y además depende de lo que los bancos decidan puesto que ellos pueden ejecutar las hipotecas. El proceso seguirá su curso con lo que resta de la empresa Motociclo que tiene muchas propiedades a su nombre pero quedará en manos de la sindicatura", explicó Parrabichine.

Endeudamiento.

Según los datos de la Central de Riesgos del Banco Central (BCU), a fin de noviembre Motociclo mantenía vigente con bancos de la plaza financiera deuda en pesos y dólares (casi totalmente en esta última moneda) equivalente a US$ 10,75 millones.

A su vez, tenía vencida (a la fecha de vencimiento de la misma, no la pagó) deuda en pesos y dólares (95% en pesos) por el equivalente a US$ 22,70 millones. Los bancos cuentan con garantías computables (mayormente locales que poseía la empresa) por US$ 9,73 millones.

El mayor endeudamiento es con el banco BBVA, con un total equivalente a US$ 9,72 millones. De ese monto, US$ 3,14 millones estaban vigentes a fin de noviembre pasado y US$ 6,58 millones estaban vencidos. El banco cuenta con garantías computables por US$ 2,53 millones.

Luego viene la deuda con Scotiabank que alcanzaba al equivalente a US$ 8,30 millones, de los que US$ 3,04 millones estaban vigentes y US$ 5,26 millones vencidos. El banco tiene garantías computables por US$ 2,45 millones.

Con el banco Santander, la deuda de Motociclo era de US$ 7,19 millones, de los que US$ 2,62 millones estaban vigentes y US$ 4,57 millones vencidos. Las garantías computables eran por US$ 2,37 millones.

Al Itaú la debía US$ 5,22 millones, de los que US$ 1,95 millones estaban al día a fin de noviembre y US$ 3,27 millones vencidos. Las garantías ascendían a US$ 1,51 millones.

Con el HSBC el endeudamiento llegaba a US$ 2,96 millones que estaban todos vencidos y garantías por US$ 0,89 millones. El resto del endeudamiento eran valores mínimos con banco Bandes y con ANDA.

El mensaje a los trabajadores

La sindicatura envió ayer una carta a los trabajadores de Motociclo donde les informa las condiciones de la oferta recibida y que "la contratación (del personal) podrá tener como destino las unidades de negocio que poseen en todo el país Ta-Ta, BAS o Multiahorro Hogar", y que podrán ser localizados "tanto en los locales comerciales, como en las oficinas o depósitos". Hasta el 15 de enero, tienen plazo para "enviar su consentimiento" de integrar el listado del que Ta-Ta elegirá a las entre 80 y 90 personas que continuarán operativas, "aplicando el proceso de selección utilizado normalmente". A los elegidos "se les reconocerá la antigüedad generada, debiendo renunciar a percibir indemnización por despido", mientras que el resto "pasaran a integrar una bolsa de trabajo, para ser considerados como primera opción para futuras incorporaciones".

La historia de la empresa

Motociclo. Foto: Archivo El País
El comienzo

Motociclo se fundó en 1931 en un garage de Montevideo cuando el inmigrante polaco Jaime Rozenblum abrió un taller de reparación de bicicletas llamado Casa Universal. Una década después, Rozenblum decidió instalar una fábrica de bicicletas en Colonia Suiza. Tras extenderse con locales en todo el país, en 1962 deja el nombre Casa Universal por el conocido Motociclo. Su hijo, Leonardo tomó las riendas del negocio.

Palito Ortega en Motociclo. Foto: Archivo Caruso
La expansión

La empresa siguió creciendo y producía bicicletas bajo las marcas Graziella, Ondina y BMX. Eso la llevó a exportarlas a Chile, Argentina, Brasil, Perú, Ecuador y México. A fines de los 90 comenzó a tener problemas con Argentina (que no admitía las bicicletas como origen Mercosur) y pese a obtener laudos favorables en tribunales del bloque, no pudo recuperar ese mercado (que era el 70%).

Motociclo. Foto: Archivo El País
La reconversión

"No hay que morir abrazados a las máquinas". La frase se la dijo Fabián Rozenblum a su padre Leonardo, ambos directores de Motociclo. Ese fue el golpe de timón que llevó a la reconversión de la empresa: de fabricante y exportador de bicicletas a importador y no solo de bicicletas o motos, sino también de electrodomésticos. Llegó a facturar US$ 135 millones en 2013. En 2018, la situación se volvió crítica y entro en concurso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)