PANORAMA

Huawei pide revocación sobre subsidios del gobierno de Estados Unidos

Decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) prohíbe a los operadores en las zonas rurales recurrir al Fondo de Servicio Universal para comprar equipos de Huawei.

Huawei
Oficinas de Huawei.

En una solicitud presentada ante la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Quinto Circuito, Huawei pide a la corte que declare ilegal la orden de la FCC bajo el argumento de que no ofrece a Huawei las protecciones para un debido proceso al etiquetar a la compañía como una amenaza a la seguridad nacional. Huawei cree que la FCC tampoco confirma sus hallazgos arbitrarios con evidencia o razonamiento o análisis sólidos, en violación de la Constitución de los Estados Unidos de América, de la Ley de Procedimiento Administrativo y de otras leyes.

"Bloquear a una compañía como Huawei, solo porque comenzamos en China, no resuelve los desafíos de ciberseguridad", dijo el director legal de Huawei, Dr. Song Liuping, en una conferencia de prensa.

Song dijo que tanto el presidente de la FCC, Ajit Pai, como otros comisionados de la FCC no presentaron evidencia alguna para respaldar su afirmación de que Huawei constituye una amenaza para la seguridad, e ignoraron los hechos y las objeciones planteadas por Huawei y los operadores rurales después de que la FCC propuso la medida por primera vez en marzo de 2018.

“Huawei también presentó 21 rondas de comentarios detallados, explicando cómo la orden perjudicará a personas y empresas en áreas remotas. La FCC ignoró todas éstas”, declaró Song.

"Los operadores en las zonas rurales de Estados Unidos, en pequeñas ciudades de Montana, Kentucky y granjas en Wyoming, eligen trabajar con Huawei porque respetan la calidad e integridad de nuestros equipos", agregó Song. "La FCC no debería bloquear los esfuerzos conjuntos para conectar a las comunidades rurales en los Estados Unidos"

Glen Nager, el abogado principal de Huawei para esta acción legal dijo que la FCC simplemente adoptó una norma sin estándares que, por su propia admisión, fue diseñada considerando únicamente a Huawei y a otra compañía de origen chino.

Además, Nager dijo que la decisión adoptada por la FCC excede la "autoridad legal" de la agencia, ya que la FCC no está autorizada para emitir juicios de seguridad nacional ni a restringir el uso de fondos del USF con base en dichos juicios. "De hecho, la Comisión no tiene experiencia ni autoridad en seguridad nacional".

Según Nager, la designación de Huawei por parte de la FCC como amenaza a la seguridad nacional carece de apoyo legal y fáctico. “La designación se basa en un malentendido fundamental de la ley china y en acusaciones e insinuaciones poco sólidas, poco confiables e inadmisibles, no en evidencia. La designación es simplemente un prejuicio vergonzoso del peor tipo”, dijo.

Karl Song, vicepresidente del Departamento de Comunicaciones Corporativas de Huawei, dijo que el veredicto de la FCC amenaza la mejora de la conectividad en las zonas rurales de Estados Unidos, misma que depende del equipo de Huawei porque otros proveedores no estaban dispuestos a hacer negocios en lugares "que eran demasiado remotos o donde el terreno era difícil, o donde simplemente no había una gran población".

Agregó que el bloqueo y la propuesta de "arrancar y reemplazar" los equipos actuales costaría cientos de millones de dólares e incluso obligaría a algunos de estos pequeños operadores a declararse en bancarrota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados