INN CONTENT PARA HYUNDAI FIDOCAR

El Hyundai Kona 100% eléctrico anticipa el futuro

Un modelo con hasta 482 km de autonomía, fácil y rápido de cargar y con una huella ambiental  positiva

Hyundai Kona
La estampa del Hyundai Kona, un eléctrico con autonomía de hasta 482 kilómetros

Destinado a dejar una huella ambiental positiva, Hyundai Fidocar importa un nuevo modelo: el Kona 100% eléctrico, un SUV libre de emisiones de CO2, con conexión a la red de 220v y hasta 482 kilómetros (km) de autonomía en una sola carga. «Con la llegada del Kona, en primer lugar consolidamos nuestro compromiso con el medio ambiente y todo lo que ello conlleva. Además, seguimos ampliando nuestra gama de SUV», dijo Patrick Jakter, director de Fidocar.

Y es que el CO2 es uno de los principales gases de efecto invernadero, que contribuyen al calentamiento global. El vehículo eléctrico tiene cero emisiones de CO2 asociadas, ya que en Uruguay la energía eléctrica proviene de fuentes renovables.

En este contexto, Jakter señaló que el coche resulta «ideal para todo aquel que quiera dejar su huella positiva y es recomendable para todo tipo de usuarios». Agregó que se puede recorrer todo el país, ya que la red eléctrica permite parar para recargar mientras se hace una pausa. Para uso urbano, en tanto, «es perfecto», ya que resulta suficiente dejarlo cargando durante la noche o cuando la computadora de a bordo indique esa necesidad.

ASÍ FUNCIONA

El funcionamiento totalmente eléctrico del Kona puede despertar preguntas en el usuario, que la empresa importadora responde de antemano. Por ejemplo, se puede cargar en cualquier lugar con corriente 220v: el vehículo trae un cable para esa conexión. ¿Cuánto rinde con una carga completa? La fábrica declara hasta 482 km, aunque la cifra está sujeta a condiciones de manejo (aceleraciones fuertes, frenados repentinos, terrenos empinados, conducción a alta velocidad durante largos tramos, uso excesivo del aire acondicionado, entre otras variables).

Otra de las consultas frecuentes es qué pasa si se queda sin batería. La respuesta es simple: se pone a cargar. Si ocurre en el medio de la ruta, se puede llamar al seguro para que lo traslade hasta cualquier lugar donde haya corriente, una casa de familia, por ejemplo.

No existen riesgos de descargas para los pasajeros; lo único que toca el piso son los neumáticos, que no conducen electricidad.

Con un cargador doméstico de 11 kw/h, la batería demora 5 horas y 40 minutos en llegar de 0 a 100%. Con corriente continua y cargador de 50 kw/h, la carga se completa en 1 hora y 15 minutos.

Hyundai Kona
La recarga de la batería del Kona es muy sencilla, y el auto trae el cable necesario para  el procedimiento.

Si se lo compara con los motores de combustión, el Kona muestra más ventajas: en ciudad un auto moderno puede consumir entre seis y siete litros de nafta cada 100 km (unos $ 378), en tanto el eléctrico gastará unos 17 kWh en esa distancia ($ 65). Hyundai asegura ocho años de duración para la batería. El auto tiene cinco años de garantía.

En caso de siniestro, se procede como con todo vehículo: se llama al seguro. Se recomienda que la reparación se realice en un servicio oficial por temas de capacitación. El mantenimiento debe realizarse cada 15.000 kilómetros, detalló Jakter.

Además, el Kona ofrece ya integrados sistemas inteligentes de seguridad, tanto de ayuda a la conducción como de prevención de accidentes: el ADAS (siglas en inglés de sistemas avanzados de asistencia a la conducción) incluye control de crucero inteligente; sensor de punto ciego con cámara; comando de línea (si se pisa la línea de la ruta, avisa que se está yendo hacia el costado); cámara delantera (que detecta si hay algún objeto delante y frena el vehículo); sensores de tráfico cruzado (si se pone la reversa y está pasando un auto por atrás, prende una señal que indica hacia dónde se está moviendo).

A ello se suman: Smart key, Bluetooth con reconocimiento de voz, luces LED y butacas delanteras eléctricas, entre otras características.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados