ACTUALIDAD

Inmobiliarias ante el desafío de la exportación de servicios

Capacitación, tejer red alianzas estratégicas y desarrollar plataformas regionales de propiedades a la venta con datos aportados por más de 400.000 empresas inmobiliarias son los desafíos a futuro del sector, según la Confederación Inmobiliaria Latinoamericana. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
ananikian

En representación de la Cámara Inmobiliaria Uruguaya (CIU), el empresario Wilder Ananikian hasta fin de año se encuentra en ejercicio de la presidencia de la CILA (Confederación Inmobiliaria Latinoamericana), que reúne a 14 países y 420.000 empresas inmobiliarias que abarcan el 78% de la población latinoamericana y el 84% del PIB de la región.

CILA es una organización empresarial que “integra a los líderes del mercado de bienes raíces en Latinoamérica, con el objetivo de formar un bloque comercial continental importante, que compita de igual a igual con bloques de Norteamérica, Europa y Asia, para buscar negocios internacionales en mejores condiciones”, explicó en diálogo con Gente & Negocios el empresario inmobiliario, fundador en el año 1992 de la firma Ananikian Propiedades.

Toda la comunidad latinoamericana bajo el “paraguas” institucional de CILA da respaldo a cada miembro cuando vaya a presentar sus proyectos de desarrollo o inversión al mercado —al presentarse como miembro de CILA— logrando mayor visibilidad y más atención por el porte ampliado de una organización continental, señaló Ananikian.

Entre los desafíos a futuro del sector, el presidente de la CILA destacó los avances tecnológicos, con impacto en las comunicaciones con el desarrollo de Internet, la telefonía celular y del software.
“Ya no se pueden hacer negocios como hace 20 años; es preciso capacitación permanente para actualizar los conocimientos, inclusive en ventas internacionales”, señaló Ananikian, para luego hacer referencia a las fluctuaciones del mercado. “Hay una franca expansión de los negocios inmobiliarios globales, donde los inversores locales y extranjeros buscan nuevas oportunidades y es allí donde hay que tejer alianzas ya que América Latina se presenta como un destino atractivo”, explicó.

Según afirmó Ananikian, los inversores “ahora van a Paraguay, Perú y Miami a comprar propiedades, de modo que nosotros debemos seguir a nuestros clientes locales con servicios profesionales diferenciales en alianza con nuestras empresas colegas en cada país”. Para la exportación de servicios inmobiliarios, “es preciso capacitación que lleva a certificar a los miembros a través de los cursos de la CILA”.

En el ámbito de la CILA, se están elaborando estudios estadísticos comparativos sobre los valores inmobiliarios, costos financieros y las cargas impositivas en cada país de la región. La organización además desarrollará una plataforma de propiedades a la venta, alimentada por datos de las 420.000 empresas inmobiliarias asociadas.
“China, Europa y Estados unidos mira hacia América Latina para desembarcar en el mercado inmobiliario”, concluyó el presidente de la CILA.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
errorPage.seoTitle