INN CONTENT PARA HOMERO DE LEÓN

De ser el concesionario más antiguo de Ford a pioneros en vehículos chinos

De ser el concesionario más antiguo de Ford a ser pionero en el mercado de vehículos chinos, Homero De León hizo de la innovación un baluarte.

Desde 2017 la firma sumó la representación de Seat, marca española del grupo Volkswagen.  Foto: Lucía Durán.
Desde 2017 la firma sumó la representación de Seat, marca española del grupo Volkswagen. Foto: Lucía Durán.

Con la innovación como insignia y la distinción de mantenerse desde sus inicios como una empresa familiar, la firma Homero De León llegó a los 80 años de vida y continúa con la filosofía de reinventarse constantemente para transformar así el mercado automotor uruguayo.

Durante las ocho décadas de actividad, Homero De León logró destacarse en distintos roles: representante más antiguo de la marca Ford, taller de ajuste de motores, importador de vehículos Daewoo y pionero en la llegada a Uruguay de coches desde China.

"En nuestro rubro, las empresas que no innovan, no crecen y no invierten en mejorar su actividad cierran", expresó Benito Grande, director de Homero De León, que hoy dirige la empresa junto a cuatro de sus hijos.

Fue fundada en 1939, primero como empresa unipersonal y luego se transformó en Sociedad Anónima. Homero De León ya trabajaba en el rubro y en aquel año decidió abrir su propia empresa junto a un socio.

La firma se destacó en aquella época por ser concesionaria de Ford             —recibió una distinción de la Ford Motor Company en Estados Unidos por ser el más antiguo representante— y también por el armado en sus talleres de camiones, tractores y ómnibus de la reconocida marca internacional.

Luego de los primeros años de éxito, llegaron las complicaciones en la década del 50 con el cierre de las importaciones de autos en Uruguay. Esto motivó un crecimiento de la compraventa de coches usados, lo que llevó a Homero De León a apostar por los ajustes de motores en sus talleres.

Homero De León
Homero De León cuenta con cinco locales de atención al público, además de talleres, donde trabajan unas 100 personas. Foto: Lucía Durán.

Mantuvo la representación de Ford, y al volver la libre importación (con limitaciones) en 1969 se comenzaron a armar los vehículos en el país. Desde 1979 se volvieron a importar vehículos Ford y el negocio continuó sumando servicios para los clientes.

Hasta que en 1986 ocurrió un hecho inesperado: Ford se retiró de Uruguay. “A empezar otra vez”, recordó Benito Grande, junto con la decisión en 1989 de comenzar a importar los vehículos de la marca coreana Daewoo, de las primeras asiáticas en arribar al mercado local.

Las ventas repuntaron, especialmente en el segmento de utilitarios para empresas, un público que hoy es el principal de Homero De León.

Sin embargo, la historia presentó a la firma otra crisis que supo transformar en oportunidad. “En 2002 quebró Daewoo en Corea y nos quedamos sin la representación de la marca. De vuelta como en 1989”, rememoró el director de la empresa automotora.

Entre 2002 y 2004 la firma se concentró en la venta de coches usados, creando también la arrendadora Galiza Rent A Car, que creció con los años y en 2014 tomó como representantes a las marcas internacionales Alamo Rent A Car, National Car Rental y Enterprise Rent-A-Car.

En esas épocas de crisis en el país, Benito Grande y el gerente general de la firma emprendieron un viaje a China para participar de una feria internacional de automóviles. “Por la situación económica que había era un sálvese quien pueda. Nosotros vimos que las marcas chinas estaban creciendo en Chile, Colombia y Perú, entonces dijimos vamos a ver qué encontramos”, explicó quien lideró aquella expedición comercial.

“Un termómetro de la economía”

Con su experiencia de más de 50 años en la empresa y en el negocio automotor, Benito Grande afirmó que la actividad del sector es “un termómetro de la economía: cuando los autos crecen es porque la economía va bien”. En cambio, en momentos de baja expansión de la economía “sube la venta de autos usados”. Atendiendo esta realidad del mercado, es que Homero De León ofrece tanto coches nuevos como usados, dando atención post-venta en ambos segmentos.

Este capítulo de la historia de Homero De León culmina con la llegada en marzo de 2005 de los primeros coches de las firmas asiáticas Great Wall y DFSK. “Tratamos de capturar marcas de calidad y reconocidas en China y el resto de los mercados. Fue un proceso de aprendizaje que duró hasta 2008”, repasó Benito Grande.

La siguiente etapa de la empresa la posiciona como líder dentro del mercado de automóviles y utilitarios de origen chino en Uruguay, ampliando la oferta y haciendo que el sueño del auto propio deje de ser una utopía para muchos al bajar los precios. Fue así que los coches del país asiático llegaron a acaparar el 25% del mercado en 2015.

Homero De León
Benito Grande lidera la empresa familiar junto a sus hijos: Santiago, Carolina, Martín y Sebastián. Foto: Lucía Durán.

“La clave es innovar, buscar alternativas que antes no estaban”, remarcó el director de Homero De León, una insignia de la empresa que queda claro al repasar su historia.

En la actualidad, mantiene las marcas chinas Great Wall y DFSK, a las que sumó Foton y Haima, además de la representación desde 2017 de la marca española Seat —subsidiaria del grupo Volkswagen— atendida de manera independiente.

Aparte de comercializar estos productos con garantía en talleres propios, Homero De León ofrece vehículos usados, así como otra variedad de servicios para una completa atención post-venta.

“Apuntamos a una mejora continua y tener un servicio 100% dedicado al cliente, ese es nuestro principal capital como empresa, no los autos”, subrayó Benito Grande. Esa filosofía se ve reflejada en los cinco locales de atención al público y en los talleres de Homero De León, donde trabajan unas 100 personas.

Además, se continúa con el legado de ser una empresa familiar, aunque en estos 80 años hayan variado los propietarios. “Son bonitas y líricas las empresas familiares. Si no hubiera sido por mis hijos ya no existiría Homero De León, porque no podría absorber todas las tareas”, manifestó Benito Grande, que con 72 años sigue liderando la compañía en el día a día.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados