CLAVE

Un intérprete para comunicar a sordos y oyentes las 24 horas

Desarrollaron una aplicación innovadora para los servicios en línea.

Dils
La plataforma hoy ya cuenta con 84 intérpretes y cerca de 500 usuarios.

Establecer un canal de comunicación fluida entre la comunidad sorda y el público oyente no es tarea fácil más allá del lenguaje de señas, que algunos dominan.

En 2011 había 118.894 personas con discapacidades auditivas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En tanto, la Asociación de Sordos del Uruguay (ASUR), estima que en hay 30.000 sordos profundos.
Para una persona sorda, utilizar el idioma español puede ser tan complejo como para el uruguayo oyente con lengua materna español usar el idioma inglés. Es por ello que en un montón de situaciones de la vida cotidiana, existen barreras en la comunicación. La persona oyente generalmente no es consciente de cuán necesario es que las personas sordas puedan utilizar su lengua materna para comprender, discutir, interactuar, absorber conceptos y conocimientos. Esto abarca rubros vitales tales como educación, salud, justicia, economía, seguridad, trabajo, servicios públicos y privados, entre otros.

EMPRENDER

Ante esa compleja realidad, que esconde una necesidad de comunicación entre peronas sordas y oyentes, el 22 de octubre de 2019 comenzó a operar la aplicación DILS, que ofrece un intérprete en cualquier lugar las 24 horas.

En el año 2017, el emprendedor Nicolás Píriz apeló a Agustín Hernández, CEO de Xmartlabs —una reconocida empresa del sector tecnológico— con la innovadora idea de desarrollar un servicio de interpretación virtual en tiempo real a demanda, que permita la comunicación entre personas sordas y oyentes.

En busca de apoyo económico y profesional, el denominado proyecto DiLS se presentó a un llamado de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), donde obtuvo su patrocinio. Así, en 2018 se comenzaron a transitar los primeros pasos, definiendo el modelo de negocios y armando lo que en un año más tarde se convertiría en la aplicación DiLS.

El equipo de DiLS hoy está conformado por Rodrigo Couto (CEO), Rafael Hernández (COO), Nicolás Píriz (CHRO) y Emanuel Rolfo (administrativo). “Somos tres personas sordas y una persona oyente”. apuntó Nicolás.

Desde que la app empezó oficialmente a operar, ya cuenta con 84 intérpretes y 455 usuarios con más de 100 horas de interpretación. Esta plataforma apenas es la punta del iceberg de su visión de los negocios.

“Nuestra empresa no solo consiste en la app DiLS, sino que busca abarcar un aspecto muy amplio de la accesibilidad virtual, haciendo uso de la tecnología como principal aliado”, señaló Nicolás.

PIONEROS

La empresa este año también fue pionera en crear el primer sistema integral de accesibilidad virtual en vivo, a través de su plataforma, desde el 6 de mayo pasado, mediante instancias en vivo con interpretación en el lenguaje de señas, lengua oral y subtitulado.

“Hemos sido los primeros en dar accesibilidad virtual a distancia para niños sordos en Navidad, a través de un Papá Noel virtual que interactuaba en lengua de señas uruguaya, hicimos vanguardia además con cursos virtuales accesibles con lengua de señas, subtitulado, audio descripción, contraste y lengua oral por supuesto, logrando resultados sumamente favorables en todos los aspectos”. dijo el CEO de DiLS.

VOTO A VOTO

La utilización de App DILS durante las últimas elecciones departamentales y municipales es otro de los hitos de este emprendimiento. “Otorgamos accesibilidad a funcionarios sordos en las mesas de votación. Fue un trabajo en con junto con ASUR, AILSU (Asociación de Intérpretes) y algunos intérpretes independientes. El resultado fue un éxito total. Permitió a las personas sordas el acceso al trabajo en esta instancia, ya que, por protocolo sanitario, el intérprete presencial no era una opción”, sostuvo Nicolás.

SERVICIOS

Actualmente, la aplicación DILS ofrece dos modalidades de servicios. Uno profesional, que cuenta con la participación de intérpretes titulados en carreras reconocidas por el Ministerio de Educación y Cultura, y otro voluntario ofrecido por estudiantes de carreras de intérprete en lenguaje de señas.

El servicio básico, que consiste en capacitación previa, colaboración logística, utilización de la plataforma App DiLS, seguimiento y mantenimiento, tiene un costo realmente accesible. “El 90% de los costos finales que ofrecemos consiste en el honorario del intérprete de lengua de señas, un profesional egresado de carrera terciaria que puede haber estudiado tres o cinco años. Como corresponde, recibe una remuneración acorde. El honorario ronda en una unidad reajustable la hora; creemos que sería muy interesante obtener un subsidio del Estado para poder llegar cada vez a más lugares con cifras cada vez más accesibles”. indicó el CEO de DiLS.

GRANDES DESAFÍOS

Es a través de la lengua de señas que el sordo percibe el mundo y el Estado así lo reconoce en la ley N° 17.378, promulgada en 2001. “Hoy apenas algunos servicios de salud y unos pocos entes estatales ofrecen el servicio de interpretación. Tenemos la convicción de que cuanta más visibilidad tenga esta situación, confiamos en que habrá una mejor respuesta de parte del gobierno, empresas y la sociedad”, sostuvo Nicolás.

A futuro “nos gustaría poder expandirnos a otros países, y de hecho nuestro modelo de negocios es replicable y escalable. Pero ahora nuestro objetivo es trabajar y crecer dentro de Uruguay. Tenemos algunos contactos y no nos faltan ganas e interés”, concluyó el emprendedor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados