inn content para servimedic

El medicamento que nació del vino y llegó para quedarse

Extenvid, un concentrado de la sustancia resveratrol, posee un potente efecto antioxidante que contrarresta los procesos de envejecimiento, degeneración y muerte celular. 

Extenvid
Las uvas del  vino tinto poseen una fuerte presencia de resveratrol, que se libera durante el proceso de fermentación y que posee beneficios cardiovasculares.

Hace veinticinco años, un curioso hecho epidemiológico despertó el interés de la comunidad científica. En Francia, uno de los países con mayor consumo de grasas saturadas, la incidencia de las enfermedades cardiovasculares era mucho más baja que en otros lugares con dietas más saludables.

La primera explicación a este fenómeno fue el alto consumo de vino de los franceses, responsabilizando al alcohol por los índices favorables. Pero esta teoría no explicaba por qué otros países, con niveles de consumo de alcohol similares a través de otras bebidas, no presentaban el mismo comportamiento.

Esta conclusión entonces fue descartada, y la investigación apuntó a una cualidad distintiva del vino, en particular al vino tinto: el alto contenido de polifenoles, y en particular del resveratrol, una molécula generada por la propia vid como respuesta a situaciones de estrés.

Así se descubrió que las uvas del vino tinto poseen una fuerte presencia de resveratrol, un polifenol específico que se libera durante el proceso de fermentación y que es el principal responsable de estos beneficios cardiovasculares. A partir de entonces, el consumo moderado de vino tinto se convirtió es una de las principales recomendaciones para proteger al corazón.

Pero las investigaciones posteriores descubrieron que este efecto del resveratrol no se limita al sistema cardiovascular, sino que funciona como un importante antioxidante y antiinflamatorio contra las enfermedades degenerativas.

Ahora bien, como el consumo moderado de vino no proporciona las dosis necesarias para obtener estos beneficios, los laboratorios empezaron a desarrollar suplementos concentrados, que permitan disfrutar de las propiedades del resveratrol sin sufrir los inconvenientes del exceso de alcohol.

Así, laboratorio Servimedic introduce por primera vez en Uruguay un compuesto de resveratrol en cápsulas llamado Extenvid.

Dra. Laura Roballo, cardióloga y asesora médica del laboratorio Servimedic.
Dra. Laura Roballo, cardióloga y asesora médica del laboratorio Servimedic.

Ventajas

Según explica Laura Roballo, cardióloga y asesora médica de Servimedic, el medicamento posee múltiples propiedades beneficiosas para la salud, como ser un potente protector celular natural, antiinflamatorio, antitrombótico, anticancerígeno y regulador del metabolismo de lípidos y glúcidos.

Estas características lo ubican como un compuesto ideal para la prevención de las enfermedades cardiovasculares, neurológicas y oncológicas, los tres grandes grupos de patologías que preocupan a la humanidad.

“Se conoce como oxidación todos los procesos vinculados al envejecimiento celular. En algunos casos este puede llevar a la aparición de células anormales –precursoras del cáncer- o directamente a la muerte celular”, explica la especialista.

Extenvid (resveratrol) protege a las células de los radicales libres, sustancias tóxicas que provocan la oxidación y se generan por factores de riesgo como la mala alimentación, el tabaquismo, la obesidad, el sedentarismo, la exposición a pantallas y otros factores ambientales, además del propio envejecimiento natural.

El compuesto combate los procesos inflamatorios que están presentes en la mayoría de las enfermedades crónicas y degenerativas, y también fortalece el sistema inmunológico frente a múltiples amenazas.

A nivel cardiovascular se destaca su valor como vasodilatador, fortaleciendo las paredes de las arterias del corazón y previniendo la cardiopatía isquémica y los accidentes cerebrovasculares. Es un protector natural para contrarrestar la influencia negativa de la hipertensión, la diabetes, el tabaquismo y el colesterol.

Respecto al sistema nervioso, la molécula también actúa como un agente protector de las neuronas, previniendo trastornos neurodegenerativos como el Alzheimer.

A su vez, se considera un regulador del metabolismo, que es la función mediante la cual el cuerpo convierte los alimentos en nutrientes. Mejora la transformación de lípidos y grasas, y ayuda a lograr un balance adecuado entre lo que se conoce como colesterol bueno y malo. Otra ventaja destacada es que evita el desarrollo de la resistencia a la insulina, una condición crónica que si no se controla puede evolucionar hacia la diabetes.

Se sugiere empezar a consumir el compuesto en la mediana edad, que es la etapa en la que las personas son más proclives a los factores de riesgo.
Se sugiere empezar a consumir el compuesto en la mediana edad, que es la etapa en la que las personas son más proclives a los factores de riesgo.

Seguridad

El resveratrol ha sido autorizado por las principales agencias sanitarias del mundo, como la FDA de Estados Unidos y la EMA de la Unión Europea. En Uruguay cuenta con la aprobación del Ministerio de Salud Pública.

Según la especialista, al ser una sustancia natural es muy bien tolerada por el organismo y no tiene efectos secundarios. La dosis recomendada es de entre 60 y 120 mg, que es el equivalente a una o dos cápsulas por día.

Se sugiere empezar a consumir el compuesto en la mediana edad, que es la etapa en la que las personas son más proclives a los factores de riesgo. No requiere receta, pero de todas formas se aconseja consultar a un médico que conozca el estado de salud del paciente e incluya al medicamento dentro de un plan de prevención general.

“La eficacia del resveratrol ha sido probada por más de veinticinco años de estudios clínicos. Apostamos a que Extenvid se convierta en un recurso terapéutico muy valioso, junto al consejo de los profesionales de la salud, para prevenir enfermedades y mejorar la calidad de vida” concluye Roballo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos