INNCONTENT PARA MEDIQ

MediQ invierte US$ 700.000 y lanza Infeccionzero, línea de desinfección de calidad mundial

El laboratorio uruguayo creo una moderna planta de estándares internacionales; a futuro el plan es exportar a la región

Familiar. Jony, Guillermo y David Bronstein, dos generaciones que siguen en la compañía.
Empresa Familiar. Jony, Guillermo (padre) y David Bronstein, dos generaciones que siguen en la compañía. (Foto: Leonardo Mainé)

El laboratorio uruguayo MediQ, especializado en el área de imagenología y control de infecciones, invirtió US$ 700.000 para la construcción de una planta de líquidos concentrados de desinfección hospitalaria de nivel mundial bajo la marca Infeccionzero (Infeccionzero.com). La instalación, construida bajo estándares internacionales, tendrá una capacidad para generar unos 1.000 litros diarios.

MediQ, una empresa familiar hoy dirigida por los hermanos David y Jony Bronstein, cuenta con la experiencia de más de 40 años en el mercado de la industria química y el sector médico, de la mano de su padre Guillermo. En sus inicios su foco estuvo puesto en el rubro de equipamientos, insumos y accesorios como películas y líquidos para revelar imágenes de rayos X, entre otros.

La entrada al mundo de desinfección hospitalaria se comenzó a gestar en 2010, cuando la evolución de la tecnología digital hizo que paulatinamente dejaran de lado su planta industrial de líquidos de revelado.

El objetivo de la empresa al construir una planta bajo estándares internacionales es a futuro, exportar sus productos.

«Vimos que en Uruguay no había una empresa con un enfoque integral de la desinfección hospitalaria por lo que decidimos abrir esta nueva división. Medentech, empresa irlandesa dedicada a estos productos, nos contactó y comenzamos a traer tabletas de cloro orgánico de rápida acción y gran efectividad. Es el principio activo más recomendado a nivel mundial para la desinfección de superficies y por su versatilidad rápidamente llegamos al 80% del mercado», relató Jony.

Infeccionzero
BioQ 5. Es uno de los innovadores productos, un detergente desinfectante de grado hospitalario ultraconcentrado.

La apuesta fue acertada. Hoy, luego de incorporar nuevos productos y representaciones, la facturación se iguala 50%-50% entre imagenología y control de infecciones, pero es este último rubro el que más crece, a un ritmo de entre 20% y 30% anual en los últimos años.

Es que, según explicaron los directores de MediQ, es clave en el negocio de la desinfección lograr eficiencia y efectividad. «Si tenemos en cuenta que el 70% de los costos de la limpieza y desinfección se va en mano de obra y el resto en productos, al hacer mal la desinfección por no tener el producto adecuado se pierde toda la inversión. Y si se hace bien, el ahorro es directo: menos contagios, menos complicaciones, menos costos», remarcó David.

El COVID-19 también jugó su papel. «La pandemia hizo que muchos comenzaran a cuidar más la higiene de superficies con productos como toallas desinfectantes y llegamos a un público más masivo. Habilitamos la venta por web de todos los productos y nos están comprando odontólogos, masajistas, manicuras, tatuadores, entre otros», apuntó Jony.

Oxiq
OxiQ. Su otro producto, un limpiador y desinfectante de grado hospitalario de última generación, se basa en una fórmula propietaria de peróxido de hidrógeno potenciado.

Mirada exportadora

En 2017 la empresa decidió crear su propia línea de líquidos concentrados para limpieza y desinfección. La inversión se destinó a adecuar la antigua planta, y a promover la investigación, el desarrollo y el asesoramiento internacional así como también a incorporar maquinaria. En junio de este año la fábrica quedó lista y a fines de noviembre saldrán sus dos primeras líneas de productos: BioQ 5, un detergente desinfectante de grado hospitalario ultraconcentrado (un bidón de cinco litros rinde 2.000 litros) a base de amonios cuaternarios de quinta generación. La otra es OXIQ, un limpiador y desinfectante de grado hospitalario de última generación, basado en una fórmula propietaria de peróxido de hidrógeno potenciado. Ambos productos son altamente eficientes y permiten limpiar y desinfectar en un solo paso, explicó Jony.

Pero el plan no se limita al mercado local. El objetivo de la empresa al construir una planta bajo estándares internacionales es exportar sus productos. «Contratamos un asesor de Brasil con experiencia en empresas de Europa. Es que nuestro plan a futuro es exportar a la región. De hecho, ya comenzaron a llamar compañías interesadas», cerró David.

Producción responsable

«No podemos desarrollar nada si eso afecta el medioambiente. No es nuestro espíritu desarrollar productos que maten virus y bacterias si por otro lado contribuyo a matar otras cosas», dijo David. Bajo esa premisa, la inversión de MediQ incluyó paneles fotovoltaicos en el techo de la firma para generar la energía necesaria para producir, el uso de materias primas biodegradables para sus productos y la compra de un vehículo eléctrico para la distribución de productos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados