CLAVE

“Mejorar la conectividad aérea es la prioridad del turismo”

Un avión genera “un efecto derrame sobre la economía", afirma el experto en la industria del turismo de reuniones y congresos, el uruguayo Arnaldo Nardone,

Nardone
Arnaldo Nardone, gerente general del Centro de Convenciones de Punta del Este.

Una vez superada la fase crítica de la pandemia del coronavirus y las aerolíneas retomen sus vuelos, Nardone sostuvo que autoridades y operadores privados juntos deben trabajar en “mejorar la conectividad aérea como prioridad”, para después avanzar en definir ambiciosas estrategias orientadas hacia el crecimiento del sector.

“Antes de iniciar cualquier tipo de promoción de nuestras atracciones turísticas, nos debemos plantear cómo van a llegar los turistas hasta nuestro país”, afirmó a El País Nardone, gerente general del Centro de Convenciones de Punta del Este y director de la consultora MICE. En esa línea, Nardone destaca la visión del ministro de Turismo, Germán Cardoso, quien se mostró partidario de la subvención de aerolíneas para alcanzar mayor conectividad en diálogo con El País.

Nardone, tras señalar que el cierre de Pluna causó un grave perjuicio para el turismo por la pérdida de conexiones, indicó que el arribo de un avión genera “un efecto derrame sobre toda la economía” que debe ser contemplado.

“Es preciso fortalecer la conectividad aérea de Uruguay con los principales centros hub de la región para lograr mayor eficiencia en la tarea de promoción y captación de turistas”, subrayó a El País Nardone.

Al momento de definir el rumbo de una política de turismo, a juicio de Nardone, es clave tomar en cuenta aspectos que hacen a la competitividad del destino. “Hay que trabajar en el costo país para que las empresas tengan la capacidad adecuada para prestar servicios turísticos de calidad a costos competitivos”, dijo el analista.

PROXIMIDAD

Nardone apuesta a la mejora continua y la excelencia de los servicios turísticos para afianzar el posicionamiento de un destino turístico frente a la competencia. También señaló que es preciso trabajar en criterios de proximidad. En ese sentido, Argentina y Brasil siguen siendo las principales plazas para captar turistas.

“En Argentina y Brasil, es posible llegar a los turistas de mayor poder adquisitivo, pero es necesario trabajar el destino, en cooperación entre el sector público y privado, para lograr un producto mejorado”, afirmó.

A nivel global, Nardone manifestó cautela sobre la captación de tuiristas chinos una vez que que la industria turística nuevamente se ponga en marcha. “Aún en la eventualidad que retomen los viajes, habrá un tema psicológico importante a superar por parte de los destinos turísticos y sus habitantes antes de aceptar que ingresen a sus respectivos destinos al menos sino se encuentra una vacuna que dé garantías a los residentes de cada destino”, indicó.

ANTES Y DESPUÉS


Para el experto, la construcción de Antel Arena y el Centro de Convencios de Punta del Este marcan “un antes y después” en el desarrollo del turismo de eventos a nivel local con proyección internacional, sobre todo en la organización de congresos, conferencias y ferias que reciben más de 5.000 delegados.

El sector de turismo de reuniones tiene un promedio diario de gasto de US$ 647 por delegado en congresos internacionales y US$ 400 por delegado en congresos latinoamericanos, con una estadía promedio de aproximadamente cinco noches. .

“La industria de reuniones ha alcanzado su madurez, posicionándose en el núcleo del turismo como uno de los principales motores de desarrollo del sector y como un importante generador de ingresos, empleo e inversión”, sostuvo el experto.

Uruguay presenta fortalezas para seguir creciendo, de la mano de infraestructura de alto nivel. Sin embargo, Nardone sostuvo que es preciso avanzar en aspectos que hacen a la sustentabiliad, movilidad y seguridad, atributos muy valorados en todo destino a nivel global.

MARCA PAÍS

Dijo también que la marca país Uruguay Natural debe ser revisada, además de ser reposicionada. “Esto no es una alarma, sólo una reflexión porque quizás hay que desarrollar un nuevo concepto en un mundo en competencia. Todos los destinos en un tiempo razonable revisan su marca a diferencia de lo que ocurre aquí”, indicó Nardone para agregar que la marca Uruguay Natural debe ser ‘aggiornada’. A modo de ejemplo, señaló que Costa Rica cambió tres veces su marca país y sus logos durante los últimos diez años.

¿Y quién define una marca país? “Las propias personas del destino, inclusive a través de la transmisión boca a boca. Es preciso evaluar si los valores de la marca realmente existen en el destino. Es difícil posicionar una marca al exterior si los propios habitantes no coinciden con lo que se dice”, indicó Nardone.

UNA ESPECIALIDAD

El turismo es una especialidad. “No es por razones casuísticas que llegan los turistas; es preciso desarrollar un trabajo profesional”, afirmó Nardone.
Para el experto, Uruguay debe contar con un instituto privado de promoción turística, tal como ocurre en Brasil, Argentina y Costa Rica. “Son grupos de trabajo privado que se encargan de realizar los estudios, segmentar los mercados y captar a los turistas según sus preferencias con un trabajo especializado, ya que, en el caso del Ministerio de Turismo, la tarea debería estar más enfocada a los aspectos legales y normativos”, agregó.

Nardone, quien asumió en 2010 como primer presidente latinoamericano de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA, por su sigla en inglés), a partir de enero se integró al Board de la Autoridad General de Exposiciones y Conferencias de Arabia Saudita. Además es asesor del Banco Mundial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados