inn content para tienda deli

Nace un nuevo concepto de comida para llevar con Tienda Deli

El chef Tomás Bartesaghi explica las principales características del nuevo proyecto de Tienda Inglesa, que combina el takeaway con la gastronomía de calidad. 

Tienda Deli
El nuevo local de Tienda Deli funciona en el entrepiso del Montevideo Shopping, frente a la zona del acceso al World Trade Center. 

El universo Tienda Inglesa continúa en expansión. A los negocios Tienda Farma y Tienda Viajes se suma este año Tienda Deli, pensado para todos aquellos que buscan una comida rápida y saludable para llevar al trabajo o el hogar.

El nuevo proyecto inauguró hace un par de semanas en el entrepiso del Montevideo Shopping, frente a la zona del acceso al World Trade Center, y se podría definir como un pequeño almacén con una rotisería de calidad, que busca convertirse en solución tanto para el público ejecutivo como para los vecinos del barrio.

El encargado de diseñar esta propuesta es el chef y consultor gastronómico Tomás Bartesaghi, propietario del restaurant La Corte, quién explica las principales características de este nuevo concepto, así como las distintas opciones que los clientes podrán encontrar en el local.

— ¿Cómo surgió la idea de Tienda Deli?
—Si bien Tienda Inglesa cuenta con una muy buena rotisería, notamos que existía un público que buscaba una opción más rápida y más elaborada. Pensando en ellos, desarrollamos un menú que fusiona los platos sofisticados con clásicos de la concina uruguaya. La idea es que los clientes encuentren comidas de la misma calidad que en un restaurant, pero a un precio más accesible.

— ¿Qué clases de platos se pueden encontrar?
—Hay distintas estaciones. A los uruguayos les gustan mucho las pastas, entonces hay un sector dedicado a ellas. Otro a los arroces, con distintas clases de risottos, un día uno de pollo y otro de mariscos, entre otros. En la estación de proteínas se pueden encontrar bife ancho, entraña, costillitas de cerdo encebolladas o bondiola en cocción lenta a la cerveza. También pollo y platos con pescados, como una milanesa de lenguado o un dúo de salmón y atún con salsa de maracuyá. Incluso contamos con una estación de sushi, que el uruguayo cada vez come más. Además hay un sector con ensaladas y bocatas, frescas y prontas para llevar. Después en envasados están los productos clásicos de rotisería, como milanesas, pascualinas y tartas.

— ¿Qué particularidades presenta el público ejecutivo?
—Es un público exigente, que por lo general compra todos los días, entonces hay que ser proactivo y variado. Entendemos que lo que uno busca al mediodía es la comida casera, la misma que come el domingo en su hogar, y queremos replicar eso. Ahora que recién abrimos el menú está cambiando cada semana, pero la idea es ofrecer nuevas opciones todos los días, de modo que los clientes tengan diferentes platos para elegir.

— ¿Qué precios manejan?
—El ticket promedio va de 250 a 350 pesos con la bebida.

— ¿Qué otras diferencias presenta con una rotisería tradicional?
—Además del menú más elaborado, yo diría que una diferencia es que se cocina en el momento. La cocina está a la vista, y si, por ejemplo un cliente quiere una entraña más cocida— que es de los platos que más sale—, el cocinero la cocina un poco más delante de él. También la rapidez. Nuestro objetivo es que desde que la persona entra Tienda Deli y sale con un plato caliente no pasen más de siete minutos. Incluso contamos con cajas self checkout. La persona toma un producto, escanea el código en la caja y paga con su tarjeta. Vamos hacer mucho énfasis en que la experiencia de compra sea lo más rápido posible.

— ¿También funcionan como un pequeño almacén?
—Sí, la idea es que la persona encuentre lo básico para su casa u oficina sin tener que ir al supermercado. Hay café, lácteos, jugos, frutas, yerba y galletitas, entre otros. Queremos que Tienda Deli sea una solución para el desayuno, almuerzo, merienda o cena. Hoy en día la gente vuelve del trabajo tarde y no tiene tiempo para cocinar, entonces la idea es dejar platos prontos para que los clientes pasen por Tienda Deli antes de ir a su casa.

— ¿Qué opciones dulces tienen para la tarde?
—Contamos con máquinas de cafés y una muy buena repostería. Los clientes van a encontrar dulces con chocolate, dulce de leche, cítricos y bizcochos. Hay que tener cuidado con la palabra gourmet, no implica sólo lomo y caviar sino productos de calidad. Una torta frita también puede ser una comida gourmet, y si un día está diluviando y la gente quiere este bocado nosotros se lo vamos a dar.

— ¿Cuenta con servicio de delivery?
Sí, contamos con una aplicación que cumple las funciones de take away y deilvery. La gente puede hacer su pedido ahí y levantarlo por la tienda o solicitar que se lo envíen a determinada hora. También pueden pagar con tarjeta o en efectivo. La idea es solucionarle al cliente lo más que podamos.

— ¿Cuál ha sido la respuesta del público en estas primeras semanas?
—Ha sido muy buena, incluso mejor de lo que esperábamos. Además empezó a correr el boca a boca, por lo que todos los días llega más gente. También vamos aprendiendo a medida que avanzamos, es una cuestión de ensayo y error. Ese es nuestro desafío, queremos probar cosas nuevas y que los clientes nos digan con su compra qué clase de comidas son las que prefieren.

— ¿Piensan replicar este modelo en otros supermercados?
—Sí. Es un proyecto pensado para desarrollarlo en otros locales de Tienda Inglesa. Las expectativas son muy altas.

Sobre Tomás Bartesaghi

El chef trabaja en el rubro gastronómico desde hace más de veinticinco años y ha participado en proyectos en distintos lugares del mundo. Desde 2011 cuenta con su propia empresa de consultoría gastronómica, y además de consultor de Tienda Deli, es propietario del restaurant La Corte, operador de Dolce Gusto House, director de Alta Academia de Gastronomía de Uruguay (ITHU) y también colaborador de Masterchef. Es el chef oficial de masterchef.com y en algunas ocasiones oficia como cuarto jurado en el programa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos