empresas

Negocios del mediático chef británico Jamie Oliver en problemas

Dos de sus principales restaurantes en Londres  se han declarado en quiebra técnica; el mes pasado el cocinero  anunció el cierre de 12 de sus 37 restaurantes italianos en el Reino Unido

El chef británico Jamie Oliver.
Jamie Oliver ha sufrido varios contratiempos en sus negocios, como el cierre de su cadena Union Jack el pasado año, y la clausura de su revista Jamie. Foto: Archivo

Dos de los principales restaurantes en Londres del mediático chef británico Jamie Oliver se han declarado en quiebra técnica, aunque el popular cocinero ha podido salvar del cierre a uno de ellos, informo ayer la BBC.

El selecto restaurante especializado en filetes "Barbecoa", ubicado en la céntrica zona de Picadilly, cerrará sus puertas al público apenas un año después de su lanzamiento, según desveló el citado canal.

El otro local que se ha sumido en la bancarrota, ubicado muy cerca de la catedral de San Pablo -el "Barbecoa St Paul's" -, se ha podido rescatar después de que el propio cocinero lo recomprara por una suma que no ha trascendido a los medios, a través de una compañía subsidiaria.

La empresa Jamie Oliver Restaurant Group acomete actualmente recortes en otras áreas de su negocio, pese a que el chef inyectó en diciembre 2 millones de libras (US$ 2,8 millones) de su propio capital.

El pasado mes, el cocinero británico anunció el cierre de 12 de sus 37 restaurantes italianos en el Reino Unido como parte de un plan de rescate, una medida que afecta a 200 puestos de trabajo.

Según documentos judiciales a los que accedió la BBC, los locales de Oliver acumulaban deudas que ascendían a 71,5 millones de libras (unos US$ 100 millones).

De esa suma, 30,2 millones de libras (US$ 42,3 millones) se deben a préstamos y otras 41,3 millones de libras (US$ 57,8 millones) obedecen a pagos por alquileres de locales, a hacienda, a proveedores y a otros acreedores.

Esa última cifra incluye 2,2 millones de libras (US$ 3 millones) en concepto de salarios pendientes a trabajadores.

No obstante, según esta información, 47 millones de libras (US$ 65,8 millones) de las deudas quedan cubiertas gracias a préstamos del banco británico HSBC y de otras compañías propiedad del chef.

La cadena de Oliver ya cerró en enero de 2017 a seis de sus restaurantes italianos, alegando en ese momento la "incertidumbre" generada por el "brexit" y las "duras" condiciones del mercado.

La BBC recuerda que otras cadenas de restaurantes británicas han tenido problemas de este tipo en los últimos meses, como fue el caso de la hamburguesería Byron, que cerró una veintena de instalaciones.

Jamie Oliver ha sufrido varios contratiempos en sus negocios, como el cierre de su cadena Union Jack el pasado año, y la clausura de su revista Jamie, que llevaba casi una década en funcionamiento.

En 2015, el chef admitió que alrededor del 40% de sus aventuras empresariales habían salido mal y le habían costado dinero, si bien comentó que esos errores le habían enseñado lecciones "valiosas".

En contrapartida

Líneas de negocio que sí han tenido éxito 

Por contra, otras áreas de sus negocios han cosechado éxitos, como Jamie Oliver Holdings -que controla sus relaciones con los medios y que logró beneficios de 5,4 millones de libras (US$ 7,5 millones) en 2016- y Jamie Oliver Licensing, con ganancias económicas derivadas de gamas de productos que llevan su nombre, y que facturó ese año 7,3 millones de libras (US$ 10,2 millones)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)