gestion

Ocho reglas de oro para llevarte bien con tus compañeros de trabajo

Tan importante como la relación con el jefe, es la que tengas con tus compañeros de trabajo. En la vida laboral, ser respetado y querido en la oficina es uno de los escalones principales para lograr una buena carrera en una empresa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
trabajo en equipo

1- Una sonrisa franca es de gran ayuda en la vida laboral. Llama a todos por su nombre y recuerda también los nombres de sus familiares, especialmente esposa e hijos. La cortesía es una  cualidad muy valorada no solo en el medio laboral si no en cualquier entorno social.

2- Intenta mantener la distancia entre los problemas de la casa y tu trabajo. Cuando te sientes anímicamente mal, debes esforzarte mucho más para lograr concentrarte en tus tareas. Los problemas restan calidad a tu desempeño. Déjalos fuera de la oficina para evitar que los compañeros te vean hostil, antipático o distante. Ni se te ocurra plantear un conflicto familiar complejo a un compañero que está dedicado a terminar una tarea concreta. Nadie desea lidiar con un empleado que está mal consigo mismo o con su familia.

3- Separa las relaciones personales de las laborales, esto no quiere decir que no puedas hacer amigos para toda la vida en el trabajo, pero no es fácil. No cualquiera que te haga un par de comentarios divertidos durante el café es tu amigo del alma. Este tipo de relaciones nacen con el tiempo. A la relación cotidiana debes agregarle una buena dosis de solidaridad, respeto y comprensión para que se trasforme en amistad. De lo contrario, conserva a quienes ves a diario en la oficina, únicamente cómo compañeros de trabajo.

4 -Evita enredarte sentimentalmente con alguien de tu trabajo, esto solo genera problemas: sensibilidades, rumores, chismes innecesarios e incomodidades. Es mejor que tu novia o novio proceda de otro ámbito.

5 -Se amable y colaborador pero sabiendo mantener los límites, ayuda  a los demás, pero sin permitir que abusen de tu buena voluntad, para que tu generosidad no te lleve a convertirte en el chico bueno de los mandados.

6 -Evita en lo posible hablar de otros compañeros de trabajo a sus espaldas, y si lo haces asegúrate de que la persona con la que comentas no sea alguien que adora la confrontación y los chismes. No seas el principal patrocinador de la industria del rumor. Jamás digas: "No vayas a contar tal o cual cosa" porque casi seguramente es lo primero que va a hacer tu compañero.

7 - Esfuérzate por conocer mejor a tus compañeros de trabajo, a veces las primeras impresiones engañan y debajo de toda esa capa de apariencias se esconden grandes seres humanos, solo debes tener la paciencia y las ganas de descubrirlos

8 - Si tienes algún conflicto con un colega  intenta resolverlo directamente con esa persona, mediante el diálogo y de forma profesional e inteligente emocionalmente. Dile simplemente "Necesito hablar contigo", y de frente hazle saber lo que tu sientes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)