innovacion

L’Oréal en campaña para terminar con la calvicie

Lograr que el pelo vuelva a crecer naturalmente es uno de los desafíos más grandes que afronta la ciencia. El grupo cosmético francés va a usar una bioimpresora para crear folículos capitales vivos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
foto

L’Oréal pretende ir más allá de las cremas hormonales para demorar la caída del cabello y el trasplante de cabello, que extrae folículos sanos de un lugar fértil y lo vuelve a plantar en lugares calvos. Para eso se asoció con la startup biotecnológica Poietis , que usa tecnología láser para bioimprimir tejidos delicados del cuerpo humano.

"Buscamos lograr algo que nunca se hizo antes: bioimprimir el folículo, el órgano mismo en lugar del cabello", dijo Patricia Pineau de L’Oréal.
La impresora puede colocar células en tres dimensiones con un nivel de detalle extremadamente alto (hasta 10 micrones) y hacer capas de diminutas gotas de células.

Mientras la piel es chata y tiene una simple estructura de capas, los folículos capilares tienen tres dimensiones y deben cavar un túnel para penetrarla. Un folículo artificial no puede ser una estructura estática en 3D; debe desarrollarse y cambiar en el tiempo agregando una capa extra de complejidad.

Imprimir un folículo viviente es sumamente difícil porque hay varios tipos de células involucradas y hay heterogeneidad entre los folículos y los tipos de fibra en el cuerpo. Pero en esa empresa se ha embarcado L’Oréal. No es la primera vez que experimenta con tejidos humanos. Desde hace 20 años viene generando piel artificial en el laboratorio y tiene su propia bioimpresora para piel artificial.

Tampoco son los únicos en la carrera por lograr en los laboratorios el crecimiento de pelo natural. Hay otros 10 equipos de investigación buscando lo mismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º