NEGOCIOS

Peugeot prueba con los juguetes

El fabricante automotriz colabora con Baghera para vender dos vehículos inspirados en modelos antiguos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vintage. Los modelos honran clásicos como el 402 coupé y el L45.

El fabricante francés de automóviles Peugeot prueba suerte en el mundo de los juguetes. Lo hace con la venta de dos modelos para niños inspirados en dos clásicos y que fabrica en colaboración con una juguetera, Baghera. Los comercializa a través de Internet en un movimiento que parece destinado sobre todo a cuidar su imagen de marca entre los amantes de los diseños vintage.

La filial de innovación Peugeot Design Lab ha sido la encargada del proyecto. Según explica en un comunicado, lanza dos cochecitos para niños a partir de dos años inspirados en el emblemático 402 coupé Darl'mat, un modelo del período anterior a la II Guerra Mundial. Son "autos" de juguete clásicos, sin motor, para que los niños monten y se desplacen arrastrando los pies.

"Escogimos reinterpretar estos dos modelos míticos de Peugeot porque son de los más antiguos y recordados. Diseñar estos juguetes facilita pasar instantes de juego con los niños, ofreciéndoles su primera emoción automovilística. Para mí, esto no tiene precio", asegura en una nota de prensa Sylvain Henry, estilista del Peugeot Design Lab.

También venderá una miniatura en metal del L45, réplica del bólido vencedor del Gran Premio de América de Indianápolis hace 100 años. Es una miniatura destinada también al coleccionismo, un campo donde la compañía ya ha lanzado varios modelos. También tiene una colección de juguetes (desde peluches a figuritas) inspirados en el León emblema de la compañía.

Homenajes a los autos de carreras

Los coches del modelo 402 coupé Darl'mat los vende a partir de 149 euros, en azul y beige, según consta en su web de venta. El azul está inspirado en el coche de carreras que en 1935 corrió las 24 horas de Le Mans en el periodo anterior a la II Guerra Mundial.

En cuanto a la miniatura en metal del Peugeot L45, le han puesto un precio de 36 euros. El juguete rinde homenaje al bólido pilotado por Dario Resta que obtuvo la victoria en la mítica carrera de las 500 millas de Indianápolis hace una centuria.

Peugeot no es la primera compañía que trata de seducir también al público infantil para llegar a sus padres. Hace unos meses Tesla lanzó un modelo de su coche eléctrico para niños, que funciona con batería recargable y replica con exactitud el modelo más popular del fabricante. (El País de Madrid)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)