inn content para vivion haus

Uno de los principales sistemas de calefacción europeos arribó a Uruguay

Los calefactores a pellets, que la marca ofrece en una amplia variedad de potencias y colores, se basa en tres pilares: eficiencia, practicidad y confort

Vivion Haus desembarcó este mes en el país.
Vivion Haus desembarcó este mes en el país.

La calefacción a pellets de madera busca hacerse un lugar en los hogares de los uruguayos. Este mes se inauguró la tienda de climatización Vivion Haus (Avenida Italia 6378), donde se ofrecen soluciones de climatización personalizadas y en el que comercializan más de diez modelos de calefactores a pellets.

Este sistema de calefacción, que la marca ofrece en una amplia variedad de potencias y colores, es muy común en Europa y se basa en tres pilares: eficiencia, practicidad y confort.

Funciona con la emisión de elevados flujos de calor a partir de la combustión de pellets de madera. Éstos son pequeños cilindros compuestos de aserrín y virutas prensadas que provienen de residuos industriales y agrícolas de madera sin tratar químicamente, lo que deriva luego en que durante la combustión se producen muy bajos contenidos de cenizas y de emisiones de gas.

Los pellets que se pueden encontrar en Vivion Haus, son de la clase “A1” que corresponde a madera virgen y residuos de madera sin tratar químicamente. Se comercializan en bolsas de 15 kilogramos que se pueden adquirir en los puntos de venta de los calefactores y también en tiendas online.

Además de ser amigables con el medioambiente, estos calefactores son muy sencillos de utilizar, incorporan control a distancia y son «autogestionables». Esto significa que se encienden solos (sin necesidad de «empezar el fuego») permitiendo programar los horarios de encendido y apagado y prefijar la temperatura ambiental deseada. Además, se puede manejar el equipo de forma remota con una aplicación de celular para que, por ejemplo, comience a funcionar antes de arribar al hogar.

Estos equipos, con su reservorio lleno de pellets, pueden llegar a tener una autonomía de un día completo funcionando, algo inconcebible para un calefactor alimentado con otro tipo de biomasas como puede ser leña o carbón, según señaló el ingeniero y asesor técnico chileno Alejandro Fraga.

Vivion Haus
En su showroom en Avenida Italia 6378 exhiben sus más de diez modelos con diferentes potencias y colores. 

Eficiencia y diseño 

Fraga comenta que la eficiencia de los equipos llega a alcanzar valores superiores a 90%. A modo comparativo, en Chile para calefaccionar un área de 120 metros cuadrados, se necesita un calefactor a pellet de 10kW, equivalente a dos aires acondicionados split de 24.000 BTU, con inversiones similares. Pero el costo mensual de calefacción por pellet para éste caso sería de un tercio el costo en electricidad utilizado por los aires acondicionados, indicó el ingeniero.

Su tamaño y diseño «europeo» hacen que se pueda instalar en cualquier sitio del hogar sin afectar la estética del entorno. «A través de personal técnico capacitado, se busca la solución específica en cada caso para optimizar la relación costo- beneficio para el cliente», sostuvo Fraga.

«El uso de tecnologías eficientes, prácticas y ambientalmente amigables para hacer nuestro hábitat más confortable es un camino que el mundo ya ha comenzado a recorrer. Uruguay a través del Plan Nacional de Eficiencia Energética 2015 - 2024 que impulsa el MIEM, tiene objetivos muy ambiciosos para la quema eficiente de biomasa destinada a calefacción. En ese camino estamos», subrayó.

Fraga se manifestó muy optimista respecto a las expectativas de ventas locales para este invierno: «Como toda expectativa, optimista; pero lo principal es que debemos posicionar a los pellets de madera y calefactores a pellet de Vivion Haus, como la opción moderna, práctica, eficiente y económica para calefaccionar nuestros hogares».

Vivion Haus
Su diseño hace que se pueda instalar en cualquier sitio del lugar, sin afectar la estética del entorno. 
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º