INN CONTENT PARA CPATU

Protocolo para evitar contagios de COVID-19: la gremial del taxi ofrece viajes seguros

Desde el 16 de marzo, el taxi trabaja en medidas sanitarias para evitar el contagio del COVID-19. Ofrece viajes seguros y un protocolo en caso de tener un trabajador positivo.

Taxi sanitizado. Foto: Gremial del Taxi
Taxi sanitizado. Foto: Gremial del Taxi

Cuando el 13 de marzo el gobierno decretó la emergencia sanitaria e incentivó el “quedate en casa” los viajes en taxi se redujeron un 80%. Esto se produjo, por un lado, por la escasa movilidad que, poco a poco, fue retomándose aunque todavía no al 100% y, también, por el miedo a un virus desconocido y a sus formas de contagio. No obstante, Gremial Única del Taxi (CPATU) ha trabajado desde ese entonces para ofrecer un transporte seguro.

Incluso, comenzó a aplicar medidas de seguridad antes de que el gobierno, junto al Ministerio de Salud Pública (MSP), haya establecido un protocolo.El 20 de marzo el gobierno estableció un protocolo para el transporte en taxímetro que incluía:

-Extremar medidas de higiene en las unidades: se debe al finalizar el turno realizar una desinfección del vehículo con agua y jabón o desinfectantes antisépticos.

-Solo se puede utilizar los asientos traseros para disminuir la posibilidad de contagio.

-Cada unidad debe contar con alcohol en gel, tapabocas y guantes de látex.

-Exhortar a usar medios electrónicos de pago y limitar al máximo el uso de dinero en efectivo.

Sin embargo, el taxi ha trabajado desde el primer día para otorgar tranquilidad en el transporte. De acuerdo al presidente de CPATU, Francisco Salanova: “Estuvimos un paso adelante. Nos estamos esforzando para no quedarnos atrás y siempre atentos por si se puede implementar otra medida de seguridad”.

Escasez de movilidad

El lunes 16 de marzo, el taxi vio reducido su trabajo en un 80%. Si bien el transporte aumentó, los taxis están en un 60% de su trabajo habitual. El 40% restante equivale, en gran medida, a la noche: la poca movilidad nocturna debido a que todavía no se abrieron todas las actividades nocturnas ha repercutido en su trabajo.

¿Qué medidas fue aplicando el taxi desde el primer día en que se decretó la emergencia sanitaria en el país?

-La primera medida, establecida el 16 de marzo, fue impedir que los pasajeros viajaran en el asiento de adelante. De acuerdo a Francisco Salanova “utilizaron las mamparas como una barrera sanitaria. Ese elemento los favoreció”.

-La segunda medida fue desinfectar las unidades a fondo una vez por semana con desinfectante antiséptico y, además, darle a cada taxista un frasco para desinfectar la unidad entre viaje y viaje. Según declaraciones del presidente de la Gremial del Taxi, “esta medida dio una gran tranquilidad. No solo al pasajero, sino también al conductor”.

-La siguiente medida fue incorporar tanto el alcohol en gel en todas las unidades del 141 y el 1711, como el tapabocas obligatorio para los trabajadores.

-También se procedió a hacer la vacunación contra la gripe a todos los taxistas y todos los trabajadores de la CPATU.

CPATU, según explicó su presidente, cumple todas las medidas sanitarias establecidas para evitar el contagio en el transporte y, además, dentro de la oficina implementaron alfombras sanitarias, escritorios con mamparas, tapabocas y medición de temperatura. Francisco explicó que “para nosotros es una satisfacción haber podido lograr todas estas medidas”.

A su vez, la gremial tiene previsto un protocolo en caso de que alguno de los trabajadores de positivo. “Si alguien da positivo, se desinfecta el auto, se aleja y se deja aireándose para que al otro día ya está disponible para ser utilizado por otra persona”, explicó Salanova. No obstante, agregó que al día de hoy, contabilizando todas las personas transportadas, no han tenido ningún contagio”. El taxi, concluyó, “es un transporte seguro” respecto al contagio del COVID-19.

Taxi salud: la propuesta del taxi durante la pandemia

Cuando la emergencia sanitaria por el coronavirus comenzó en nuestro país, CPATU decidió crear “Taxi Salud”. Esta propuesta incluía la reducción del costo del viaje a casi la mitad de su precio para ayudar a la salud y a la sociedad. “En ese momento teníamos que trabajar junto a la gente y con el personal de la salud. Sabíamos que teníamos que colaborar, que era momento de unirnos”, explicó Francisco Salanova.

En este proyecto fue que realizó traslados para vacunaciones, trabajó junto a la Española, junto con el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), trasladó contagiados al Charrúa, donde había un centro para personas en situación de calle con sospecha de COVID-19. Y los trabajadores siempre lo hicieron con tranquilidad producto del protocolo desarrollado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados