NOVEDAD

Quentin Sannié, "el Steve Jobs del sonido"

El Gold Phantom es el altavoz bluetooth que conquista el mercado un altavoz inspirado en en los Lamborghini para amantes de la velocidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
klñkñkñ5

Quentin Sannié presume de que su altavoz es entre 10 y 10.000 veces mejor que cualquiera y su start-up ha convencido a los inversores más exigentes. Hasta Apple quiere vender su Phantom.

En una entrevista con el sitio Expansión, Sannié no oculta sus éxitos -60 premios y 107 patentes- ni su fama de hombre visionario. Así es en la distancia corta, el "Steve Jobs del sonido".

Sannié es fundador y CEO de la start-up francesa Devialet, así bautizada en honor del ingeniero y colaborador de Diderot en la Enciclopedia Sieur de Vialet. Las lenguas marketinianas le han bautizado como el responsable de la única revolución real que ha conocido el sector en muchos años.

Licenciado en la Universidad Paris-Dauphine y con una larga trayectoria al frente de consultoras tecnológicas, Sannié soñó siempre con crear una empresa hi-tech en el universo del sonido. 

Compartía fantasía con su primo, el diseñador Emmanuel Nardin, y ese anhelo común comenzó a materializarse en 2007. "Recuerdo la escena con claridad", relata Sannié. 

"Estábamos de vacaciones, al borde de una piscina, y me contó que había conocido a un inventor genial, Pierre-Emmanuel Calmel, y que su prototipo de amplificación tenía un potencial enorme. Aquel día estuvimos divagando, fantaseamos, empezamos a imaginar un futuro similar a lo que es hoy Devialet". 

Al regresar de vacaciones Sannié se reunió con Calmel. "Almorzamos juntos y luego puso en marcha aquel aparato", recuerda. "Ni siquiera era un producto, era más bien una caja. El Concierto para piano nº 13 de Mozart fue llegando a mis oídos y fui incapaz de reprimir el llanto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)