INN CONTENT PARA ANTEL

La revolución tecnológica de la 5G ya está aquí

Uruguay tiene la primera red 5G con servicio comercial en América Latina. 

Antel 5G

Un mundo de ciudades inteligentes e interconectadas, autos sin conductor que se comunican entre sí para evitar accidentes, prendas de vestir con sensores biológicos, robots que realizan cirugías, son visiones de un futuro que está a la vuelta de la esquina. Para hacerlas realidad se necesita una conexión a internet mejor y más rápida: la quinta generación de conexión móvil.

Esa revolución de la 5G ya está en marcha e incluye a Uruguay, luego que Antel presentara esta semana la primera red 5G con servicio comercial de América Latina.

El despliegue de esta red se inició en el departamento de Maldonado, en la zona de la Barra de Maldonado, donde las primeras radio bases 5G están operativas y listas para brindar el servicio. Paulatinamente se extenderán a todo el país.

Las altas velocidades y la latencia ultra baja de esta tecnología pudieron ser comprobadas en el acto de lanzamiento.

La nueva 5G permite tener una capacidad de conexión de hasta un millón de dispositivos por kilómetro cuadrado y navegar a velocidades mayores a 1 Gbps, con una respuesta de red inmediata. En pocas palabras: cualquier cosa que se puede realizar hoy con un smartphone se podrá hacer mucho mejor y más rápido con la 5G. La velocidad de acceso a internet se multiplica por 10 a través de celulares y distintos dispositivos móviles.

Eso resulta suficiente, por ejemplo, para descargar una película 3D en segundos (en 4G, eso lleva unos seis minutos). De la misma forma, todos los asistentes a un multitudinario recital o partido de fútbol podrían conectarse y usar aplicaciones sin problemas en forma simultánea.

No terminan allí los beneficios. De la misma forma, mejorarán las videollamadas móviles, facilitando imágenes de mayor calidad. El mayor ancho de banda permitirá disfrutar de experiencias de realidad virtual y realidad aumentada de alta definición en los celulares y tabletas, algo que no era posible con la 4G. En el campo del entretenimientos y los juegos también significará un enorme salto adelante.

“Es un hito para el Uruguay”, afirmó el presidente de Antel, Andrés Tolosa, durante el lanzamiento, el martes pasado en la tienda de Montevideo Shopping.

Antel 5G 2
Guillermo Moncecchi, Andrés Tolosa, Gustavo Delgado y Daniel Fuentes durante la presentación en Montevideo Shopping. 

Este logro forma parte un largo camino recorrido por la empresa en cuanto a avances tecnológicos, tanto en servicios de internet fijo con FTTH, como en móvil con sus redes 3G, LTE y LTE+.

Todavía no hay disponibles en el mercado uruguayo celulares compatibles con esta generación y de hecho las grandes marcas fabricantes recién los están presentando en el mundo, en una carrera tecnológica sin pausas. Se estima que en un mes los teléfonos comenzarán a llegar al país y serán incluidos en los planes comerciales de Antel.

En todo el planeta, la actual conexión 4G no puede soportar la creciente demanda de conectividad porque no fue diseñada para hacerlo. La nueva tecnología tendrá el efecto similar a la ampliación de una carretera, que de dos carriles pasa a contar con veinte; podrá circular un número muy superior de automóviles de manera más fluida.

Esa ampliación también resulta necesaria por los múltiples beneficios que significará la flamante tecnología. Más allá de los teléfonos celulares, la 5G expandirá en forma notable las posibilidades de los objetos conectados a internet, o sea “la internet de las cosas”.

Antel 5G 3
Marcelo Abreu, Mauricio Sulimovich y Óscar Zagarzazú.

Robots, autos, drones, calefactores, redes eléctricas, incluso prendas de vestir, cualquier aparato podrá añadir el adjetivo “inteligente” con toda propiedad, interactuando entre sí y con las personas.

Para llevar adelante todo eso, además, la 5G no puede fallar: los especialistas aseguran que tendrá la fiabilidad que dan actualmente las conexiones de fibra óptica.

Todo eso requiere al mismo tiempo una reducción de los períodos de latencia, o sea los tiempos de demora entre la acción y la respuesta. Algo vital por ejemplo para los vehículos autónomos o los robots cirujanos. Los estudios aseguran que el período de latencia de la 5G será de alrededor de un milisegundo, algo imperceptible para el ser humano y 50 veces menor que el de la 4G.

Esta tecnología viaja en ondas de radio de muy alta frecuencia, con velocidades más rápidas y mayor ancho de banda, que requieren la instalación de pequeñas torres. Esas radio bases se irán incorporando al paisaje uruguayo a partir de ahora. Y representarán el revolucionario cambio en la vida y las costumbres que se avizora para la próxima década.

Antel 5G 4
Osvaldo Di Campl, Teemu Turunen, Gabriel Costa, Mikko Ylä-Kauttu, Fernando Sosa, Guillermo Moncecchi, Andrés Tolosa, Gustavo Delgado y Daniel Fuentes.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos