NEGOCIOS

El Salón del automóvil de China fue pospuesto mientras el mundo combate el coronavirus

La organización del encuentro automotriz anunció que la cita fue aplazada hasta fines de septiembre y principios de octubre con la esperanza que mejore la crisis sanitaria generada por el Covid-19

Salón del Automóvil de Ginebra
Salón del Automóvil de Ginebra  fue uno de los primeros cancelados. 

La pandemia mundial desatada por el nuevo coronavirus ha obligado a cancelar importantes y clásicos eventos automotrices como el Salón de Ginebra y, ahora último, el de París.

No obstante, el Auto Show de Beijing se niega a tomar el mismo camino y anunció una reprogramación a la espera que la situación sanitaria mejore en los próximos meses.

Así lo informó la organización del evento tuerca, la que indicó que la cita, programada en primera instancia entre el 21 y 31 de abril, se postergaba hasta fines de septiembre y principio de octubre.

Mediante un comunicado publicado en su sitio web oficial se indicó que los máximos responsables del salón han determinado retrasar el auto show de China 2020 hasta el 26 de septiembre, con fecha de término el 5 de octubre.

"A la luz de los serios desafíos planteados por la pandemia Covid-19, luego de una estrecha consulta con las partes relevantes, nosotros, en nombre del Comité Organizador de la Exposición Internacional de Automóviles de Beijing 2020, hemos decidido posponer la exhibición de automóviles que inicialmente se planeó en los nuevos y viejos lugares del Centro Internacional de Exposiciones de China en abril de este año, para proteger de manera efectiva la salud y la seguridad de los expositores y espectadores. CHINA 2020 se reprograma para la siguiente fecha: del 26 de septiembre al 5 de octubre de 2020 ", indica el comunicado público.

De esta manera el Salón del Automóvil de China se niega a cancelar a diferencia, por ejemplo, del Salón del Automóvil de Detroit 2020 que entregó sus instalaciones para ser usadas como hospital provisorio para atender a las personas afectadas por el nuevo coronavirus.

Igual decisión debió adoptar el Salón de París, no solo por la imposibilidad de recibir público, sino también por la deserción de muchos expositores duramente golpeados por los efectos económicos de la pandemia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados