INN CONTENT PARA ABITAB 

Sellado de Tiempo, un paso más hacia la gestión del futuro

Después de lanzar la Identidad Mobile y la firma digital, la nueva tecnología de Abitab permite establecer el momento exacto en que se generó un documento

Abitab Sellado en el Tiempo

Un avanzado software y el uso de relojes atómicos de extrema precisión, conectados a la red global de GPS, permiten a la empresa Abitab, pionera en la certificación de identidades digitales, lanzar ahora el Sellado de Tiempo, un procedimiento que permite establecer y documentar el momento exacto en que se generó un archivo o un documento.

La iniciativa representa un paso más hacia la generalización de los trámites electrónicos, una tendencia mundial, que se acentuará con la difusión de la tecnología 5G y el internet de las cosas. Pero no se trata solamente de una visión futurista: el sistema mostró sus ventajas durante la actual pandemia.

En mayo, unas 5.000 personas firmaron documentos en forma digital mediante este sistema.

Actualmente, en Uruguay unas 50 mil empresas usan la facturación electrónica y también las personas físicas pueden generar documentos digitales para presentar ante distintos organismos públicos y privados. En total, se estima que hay más de 100 mil personas o empresas con certificaciones digitales.

“El Sellado de Tiempo es otra certificación que emite el Estado, para que en cualquier documento o archivo conste la hora oficial y legal. Abitab es la única empresa en el país certificada en este procedimiento, que antes debía hacerse mediante un acuerdo con alguna empresa extranjera”, explicó Diego Vergara, gerente de ID Digital de Abitab.

“El usuario envía el archivo, o el hash de este, y se le emite el sello de tiempo, que constituye un reconocimiento oficial. Queda registrado exactamente el momento en que se presentó el documento. Por ejemplo, se puede indicar la hora en un video que se usará en un juicio”, añadió.

Se trata de la evolución de procedimientos y tecnologías que llegaron al país con el siglo XXI. “Abitab fue, junto con el Correo, pionero desde 2002 en el tema, cuando en Uruguay no se conocía esta tecnología ni existía el ecosistema digital necesario para su completa aplicación”, explicó.

Abitab Sellado en el Tiempo

Hoy, Abitab es la única autoridad de certificación privada del país, acreditada como prestador de servicios de certificación acreditada (PSCA) y prestador de confianza (PSCO) ante la Unidad Competente y la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic).

El proceso 

En Uruguay, la posibilidad de firmar documentos electrónicos con la misma validez legal que si se hace en forma presencial, de puño y letra, está establecida desde la aprobación de la Ley 18.600 en 2009. Esta normativa regula la firma digital y establece los criterios de seguridad que deben seguir las empresas que quieran ser Autoridades de Certificación, lo cual permite la generación de Firmas Electrónicas Avanzadas.

A partir de la creación de la Agesic hubo una autoridad de certificación madre, que estableció los mecanismos para que las firmas que se generaran electrónicamente tuvieran la misma validez que las firmas manuscritas. En 2018, y a través de una ley de presupuesto, se agregaron tres artículos a la 18.600 que habilitaron la emisión de certificados digitales con custodia centralizada, lo cual representó una evolución de las soluciones ofrecidas hasta ese momento.

Este cambio trajo consigo una mejora sustancial en la usabilidad y la seguridad e hizo posible en 2019 el surgimiento de Identidad Mobile Abitab, la herramienta de ID digital que permite a sus usuarios identificarse y firmar a través de internet con su celular ante organizaciones públicas y privadas. De esta forma se pueden cumplir gestiones que antes requerían la presencia física en una oficina.

“En Abitab hicimos un estudio global de estas tecnologías, recorrimos Europa para comparar los sistemas y terminamos eligiendo una tecnología española. Así, para la Identidad Mobile Abitab hay que registrarse en la web de ID digital, identificarse en una de las sucursales de Abitab e instalar la aplicación. En la sucursal se realiza una identificación biométrica con la huella digital, para validar que la persona que concurre al local es quien dice ser. Allí, hay una caja especial donde se realiza esta identificación biométrica. Se coloca la huella digital que se contrasta con la que está en la Dirección Nacional de Identificación Civil o con el chip de las nuevas cédulas de identidad”, explicó.

Siguiendo un ambicioso plan de incorporación de nuevas tecnologías en materia de seguridad en la información y en colaboración con el ecosistema de digitalización que el país lleva adelante, Abitab lanzó a principios de 2020 su nueva plataforma de firma de documentos: ID firma.

Esto permitió que durante mayo, en plena pandemia, miles de uruguayos firmaran y enviaran documentos digitalmente con el mismo valor que la firma manuscrita, evitando traslados y ahorrando costos y tiempo.

Un nuevo paso

 A la firma digital se incorpora ahora el sellado de tiempo, un elemento que resulta imprescindible en un ecosistema digital.

Abitab tomó el desafío de montar la primera selladora de tiempo oficial del país, convirtiéndose en Prestador de Sellado Tiempo (TSA por su sigla en inglés), acreditado por Agesic.

Por su definición, el sellado de tiempo (Timestamping en inglés), es la tecnología que permite demostrar que una serie de datos ha existido y no ha sido alterada desde una fecha y hora determinada. Se puede aplicar a cualquier tipo de archivo digital, desde un documento, un video, una foto, un audio, entre otros.

Habitualmente, las fuentes de tiempo utilizadas para estos archivos son las de los de los propios dispositivos que los generan, cuya hora puede ser modificada o estar desfasada con respecto a la hora oficial, por lo que no se trata de una hora confiable. Una autoridad de Sellado de Tiempo garantiza que la hora que aparece en el archivo, es la hora oficial y legal, y la misma es confiable e inalterable.

Para obtener el sellado de tiempo se envía el archivo, o resumen de este, a la TSA, que genera un archivo con la fecha y hora certificada. Después, el documento se envía de vuelta al usuario con el sello de tiempo oficial que tiene seguridad legal y posibilita su verificación a cualquier persona que reciba el archivo.

Abitab usa para el sellado un software de la empresa estadounidense Entrust Data Card, que produce selladores de tiempo con características y calificaciones internacionales. A eso se suman los relojes atómicos conectados a la red GPS (ver aparte). “El conjunto software-relojes-satélites permite tener la hora oficial con exactitud”, enfatizó Vergara.

Un ventaja adicional radica en que su costo es ínfimo, puede ir de 10 a 15 pesos. Y si se hace con la firma digital no cuesta nada. La identificación digital también tiene costo cero para el usuario.

Todas estas operaciones cambian radicalmente el valor de las transacciones. Se puede entrar en gub.uy y realizar trámites en línea con el Estado con costo cero. Más allá del plan básico, si se realiza un alto número de operaciones por mes, igual resulta más barato que tomarse un ómnibus para ir a una oficina para el trámite presencial.

“Hasta ahora en Uruguay no existía esta tecnología. Con la innovación de Abitab y la certificación de Agesic, Uruguay se mantiene como pionero en la región en materia del ecosistema digital”, comentó el ejecutivo.

Asombrosa exactitud de los relojes

La fuente del tiempo para el sellado tiene que ser confiable. Para eso, Abitab adquirió en Alemania dos relojes atómicos, que ofrecen una exactitud que no tiene cualquier otro tipo de relojes: puede haber una diferencia de un segundo en 30 millones de años. Esos relojes, ubicados en cajas selladas para evitar cualquier alteraciones, están sincronizados con la red global de GPS.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados