empresas

Toshiba prescindirá de unos 7.000 empleados en los próximos cinco años

La compañía acometerá la reducción de personal con jubilaciones anticipadas 

Toshiba. Foto: AFP
foto: AFP

El conglomerado tecnológico japonés Toshiba prescindirá de unos 7.000 empleados en los próximos cinco años, según anunció en su nuevo plan de negocio a medio plazo en el que incluye su retirada de varios proyectos del sector energético.

La compañía acometerá la reducción de personal con jubilaciones anticipadas que aplicará a 1.060 empleados de la matriz y las subsidiarias Toshiba Energy Systems & Solutions (ESS) y Toshiba Digital Solutions (TDSL) a partir de 2019, explicó en un comunicado.

Otras filiales planean aplicar la misma medida a otros 400 trabajadores más el próximo año, con el objetivo de que la cifra total de afectados sea de unos 7.000 empleados en un lustro, según el plan quinquenal del conglomerado.

Este número representa el 5,3 % de su plantilla, que en junio se situaba en 132.000 personas.

El programa jubilaciones anticipadas es una de las medidas de la nueva estrategia de la compañía, que busca salir "de negocios no especializados, optimizar su fuerza de trabajo, reorganizar sus bases de productos y reducir el número de subsidiarias".

Toshiba anunció también su retirada del proyecto para construir una central nuclear en el condado británico de Cumbria y sus planes para deshacerse de la compañía al frente, NuGeneration (NuGe), como parte de su "política para eliminar riesgos en ultramar derivados del negocio de construcción de centrales nucleares".

El conglomerado prevé que esta decisión le generará una pérdida consolidada antes de impuestos de 15.000 millones de yenes (115 millones de euros/132 millones de dólares).

Asimismo, el grupo ha decidido vender sus operaciones del negocio de gas natural licuado en Estados Unidos, lo que tendrá un impacto negativo de 93.000 millones de yenes (715 millones de euros/818 millones de dólares), detalló en sendos comunicados.

Toshiba se encuentra inmersa en un proceso de reestructuración que comenzó tras la salida a la luz en 2015 de un escándalo de manipulación contable y se acentuó tras la quiebra de su exfilial nuclear de Estados Unidos Westinghouse Electric en 2017, que le empujó a deshacerse de su rentable negocio de chips.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)