Negocios

Turismo francés y diversión de alto riesgo en Madrid durante la epidemia

Llegan atraídos por la flexibilidad de las normas de la capital española, donde bares y restaurantes cierran más tarde y el toque de queda comienza después que en el resto del país

Puerta de Alcalá
Puerta de Alcalá. Uno de los puntos turísticos emblemáticos de Madrid.

La diversión de alto riesgo sanitario prolifera en fiestas clandestinas organizadas en locales y viviendas particulares y vacacionales de Madrid, adonde llegan turistas europeos, franceses sobre todo, ansiosos de disfrutar unos días de ocio sin medidas anti-covid tan restrictivas como las de sus países.

La flexibilidad de las normas de la región de Madrid, donde bares y restaurantes cierran más tarde y el toque de queda comienza después que en el resto del país, pese a que tiene una incidencia mayor de coronavirus, ha propiciado la llegada de viajeros extranjeros últimamente.

Son, por ejemplo, jóvenes franceses que pasan el fin de semana en la capital de España por 150 euros, con ofertas en internet de avión y fiesta en alojamiento turístico, según denuncian asociaciones vecinales.
Pero no es el caso de todos: "No escuchamos nada (sobre fiestas ilegales).

Venimos a Madrid para disfrutar de la vida, los restaurantes, los bares y las cosas que no tenemos en París", comentan a Efe tres amigos cerca del Museo del Prado. "Me parece demasiado, no se puede abrir todo porque la covid es algo serio, pero en París es una cosa extrema", añaden.

"Todo está abierto en Madrid -constata Fleur en una terraza de la histórica plaza Mayor-, hay muchas restricciones pero es mejor que nada". La situación en Francia hace que "los jóvenes no podamos hacer muchas cosas, estamos en nuestras casas muy solos", añade su amiga Violette. La región de Madrid recibió en diciembre pasado cerca de 47.900 turistas extranjeros (91 % menos que un año antes debido a la crisis sanitaria), la mayoría de Francia (18,5 %) e Italia (15,7 %), según los últimos datos oficiales. Algunos testigos aseguran que muchos de los vuelos desde París van casi llenos y el precio ha subido.

Hace un año fueron en torno a 529.000 viajeros, principalmente italianos (12,4 %), estadounidenses (8,5 %) y franceses (8,4 %).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados