RACISMO EN PLATAFORMAS

Unilever, Coca Cola y otras marcas se suman al boicot publicitario contra Facebook y otras redes sociales

"Las marcas tienen la obligación de construir un ecosistema digital fiable y seguro. Es por ello que nuestras marcas no harán publicidad en Facebook, Instagram y Twitter", dice Unilever.

Coca cola
Coca Cola y Unilever (empresa multinacional que tiene la marca Dove, entre otras) adhieren a la lucha contra el racismo en las plataformas sociales.

La multinacional angloholandesa de alimentación y cosméticos Unilever anunció el viernes pasado que suspende su publicidad en Estados Unidos a través de las plataformas Facebook, Twitter e Instagram hasta finales de año como mínimo, a causa de un "periodo electoral polarizado".

"Las marcas tienen la obligación de construir un ecosistema digital fiable y seguro. Es por ello que nuestras marcas no harán publicidad en Facebook, Instagram y Twitter", explicó en un comunicado la compañía, conocida entre otros por la marca de belleza Dove.

"Se puede hacer mucho más, especialmente ante la división y el discurso de odio presente en este periodo electoral tan polarizado en Estados Unidos", explicó una portavoz de Unilever.

"Continuar con nuestra publicidad en esas plataformas en estos momento no aportaría nada a la gente ni a la sociedad", explicó esa portavoz.

El gigante de las telecomunicaciones estadounidense Verizon anunció el jueves que haría una "pausa" publicitaria en Facebook.

La popular red social se encuentra sometida al acoso de grupos que se definen como antirracistas, y que consideran que Facebook no hace lo suficiente para combatir el discurso de odio.

La Liga Antidifamación ha lanzado en ese sentido una campaña denominada "Stop al odio que da beneficios", en un contexto de movilización política y de controversia, tanto por la muerte de George Floyd como por la tensa campaña electoral.

Unilever anunció el jueves pasado que sus filiales en India y Bangladés iban a cambiar el nombre de una crema especial para blanquear la piel, "Fair&Lovely" (Clara & Bonita), ante una campaña que la considera racista.

Al mismo tiempo, Facebook es acusada entre otros de divulgar los mensajes del presidente Donald Trump, objeto de ira de organizaciones de izquierda en Estados Unidos.

Facebook recauda unos US$ 70.000 millones en publicidad anualmente, y la campaña "Stop al odio que da beneficios" ha logrado que firmas deportivas como Patagonia, North Face y REI se retiren también de la plataforma.

Unilever. Le apunta al mercado de nicho en belleza premium. (Foto: Reuters)
Unilever. Foto: Reuters

Coca-Cola suspende su publicidad en todas las redes sociales

El grupo Coca-Cola puso este viernes en pausa durante al menos 30 días toda su publicidad en las redes sociales, una medida que han tomado múltiples compañías a raíz de las protestas raciales en Estados Unidos.

"Aprovecharemos este periodo para reevaluar nuestras políticas publicitarias y determinar qué revisiones se necesitan. También esperamos una mayor responsabilidad y transparencia de nuestros socios de redes sociales", dijo en un comunicado recogido por CNBC el consejero delegado de Coca-Cola, James Quincey.

"No hay lugar -añadió- para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales".

La compañía detalló que no está secundando el boicot publicitario a Facebook promovido por diversas organizaciones proderechos civiles que buscan forzar a la compañía a ser más estricta para evitar el discurso del odio y la desinformación.

Este mismo viernes también anunciaron la suspensión de publicidad pagada en las redes sociales el grupo Unilever, que agrupa marcas como Dove, Ben & Jerry's y Hellmann's, así como el grupo Levi Strauss & Co.
"Facebook debe tomar medidas para parar la desinformación y el discurso del odio en sus plataformas. Es una afrenta inaceptable a nuestros valores. Nosotros y Dockers nos unimos a la campaña #stophateforprofit y pausamos todos nuestros anuncios en Facebook", dijo Levi's.

Otras compañías como Eddie Bauer, The North Face, Patagonia, REI o Verizon también habían anunciado en los últimos días la suspensión de la publicidad en Facebook y otras redes sociales.

Hershey's, por su parte, anunció este viernes una reducción en un tercio de la publicidad en Facebook y sus plataformas, incluida Instagram, al considerar que la red social no "gestiona eficazmente el discurso violento y polarizador en su plataforma" y que pese a sus promesas de mejora no ha visto un "cambio significativo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados