negocios

Fabricación de calzado ante “una realidad difícil de rebatir”

El sector de fabricación de calzado muestra un profundo deterioro. A los niveles mínimos históricos de producción nacional, se suma una sostenida caída de las exportaciones.

calzado
Paraguay, Estados Unidos y Chile son los principales destinos para el calzado uruguayo.

En 2017 se exportaron 31.000 pares frente a los más de 1,8 millones de pares del año 1999, de acuerdo con un informe de la Cámara de la Industria del Calzado del Uruguay (CICU).

Analizando las exportaciones en función de la cantidad de pares se puede apreciar que en 2017 la industria uruguaya colocó en el mercado externo 31.000 pares a un precio promedio unitario de US$ 10. “Pensar sobre la base de operaciones de China, con un promedio de precio de exportación a nivel mundial de US$ 4,4, torna cualquier realidad muy difícil de rebatir”, analiza el informe de la cámara empresarial sobre el presente y las perspectivas del sector.

La fabricación de calzado reúne a unas 122 empresas, de las cuales el 63% corresponde a microempresas (menos de 5 ocupados), el 27% a pequeñas (de 5 a 19 ocupados) y el 10% a empresas medianas (20 a 99 empleados).

Caída abrupta. En 2017 la industria nacional del calzado generó un Valor Bruto de Producción (VBP) de aproximadamente US$ 42 millones, según estimaciones realizadas en función de la Encuesta Anual de Actividad Económica e información de la CICU.

La producción en volumen físico del calzado nacional “se ubica en niveles mínimos históricos, observándose una caída abrupta desde el año 2000”. Esta importante caída del sector “obedece en buena parte a un fenómeno internacional, donde la fabricación de este tipo de productos se reubicó en países de bajos costos laborales”, como es el caso de Asia, que concentra el 87% de la producción mundial de calzado que ascendió a 23 billones de pares en 2016.

Según estimaciones realizadas en 2017, el consumo de calzado —medido en términos de valor a cadena de distribución (producción + importaciones – exportaciones)—, habría ascendido a US$ 150 millones, representando tres veces lo que produce el sector. A su vez, el ratio consumo aparente sobre el Valor Bruto de Producción nacional ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos diez años.

Según el informe difundido en el XXI Encuentro de Cámaras Latinoamericanas de Calzado efectuado en junio de 2017 en Chile, a cifras de 2016 Uruguay ocupaba el 3º lugar en Latinoamérica en términos de consumo de pares per cápita (4,37). En este sentido, la CICU estima que, a términos de precio de venta al consumidor, el gasto en consumo total de calzado en el mercado local asciende a US$ 860 millones.

EMPLEOS. En 2016 la industria del calzado ocupó a 1.500 personas, siendo el 75% asalariados privados, 17% trabajadores por cuenta propia con local o inversión, 7% patrones y 2% miembro del hogar no remunerado. A su vez, hubo una caída del 13% en el empleo en relación al año anterior.

En 2016, la formalidad del empleo del sector ascendió al 87%, aumentando significativamente en relación a los años previos y ubicándose 12 puntos por encima del promedio industrial (75%).

El mayor nivel de informalidad se ubica en los trabajadores por cuenta propia (55%), ya que la informalidad en los asalariados privados asciende al 6%, indica el informe de la CICU publicado en la revista Espacio Industrial.
El Índice de Personal Ocupado del sector se ha mostrado a la baja persistentemente desde el año 2008, lo que implicó una contracción del empleo de más del 50% en los últimos nueve años.

IMPUESTOS. A propósito de los impuestos directos pagados por el sector, ascendieron a US$ 1,2 millones en 2016, representando el 3% del VBP que genera el sector. Por su parte, el crédito bruto del sector con el sistema financiero bancario se ubicó en US$ 2 millones, lo que representó el 4% del VBP del sector, ratio muy inferior al promedio de la industria sin refinería (16%).

En tanto, las remuneraciones totales que pagó el sector en 2016 alcanzaron un monto cercano a los US$ 11 millones.

La industria de calzado dirige su producción casi en su totalidad al mercado interno, representando las exportaciones menos del 0,7% del VBP del sector. El principal destino de las exportaciones de calzado el año pasado fue Paraguay (35%), seguido por Estados Unidos (33%) y Chile (19%).

CHINA. Mientras tanto, en 2017 las importaciones de calzado ascendieron a US$ 108 millones, representando el 1,3% de las importaciones totales de bienes del país. China representa el principal país de origen de las importaciones de calzado (48%), seguido por Brasil (18%), Vietnam (16%) e Indonesia (6%).

Uruguay importó en 2016 12,2 millones de pares de calzado, aumentando 47% la cantidad de pares importados en relación a 1999. Los demás calzados con suela y parte superior de caucho y calzado con parte superior de materia textil explicaron el 74% del total importado, a un precio promedio unitario de US$ 6,3 y US$ 8,1 respectivamente.

Por su parte, se importaron 1,4 millones de pares de calzado con parte superior de cuero natural a un precio promedio unitario de US$ 17,4, representando el 24% del total de pares importados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)