ENFRENTAMIENTO

Se abre un nuevo capítulo de la disputa entre EE.UU. y China: la “guerra de divisas”

Tras la devaluación del yuan por parte de China, Estados Unidos acusó al gigante asiático de manipular su moneda. Estos acontecimientos tuvieron impactos en todo el mundo financiero y bursátil, siendo Argentina uno de los que más sintió el cimbronazo.

Bolsa mercantil china. Foto: AFP
Bolsa mercantil china. Foto: AFP

Desde bien temprano, con las noticias que llegaban desde China, los mercados internacionales fueron acusando el impacto -Argentina entre los más afectados-, en una jornada convulsionada a nivel financiero y que mostró la incertidumbre que parece reinará en el mundo producto de las disputas comerciales.

La decisión del Banco Popular de China de devaluar el valor del yuan, que retrocedió 1,4% frente al dólar y alcanzó una cotización no vista desde hacía 11 años, llegó como respuesta a las nuevas represalias comerciales anticipadas por el presidente estadounidense Donald Trump.

Así se inauguró un nuevo capítulo de la “guerra comercial” entre ambas potencias, que ahora parece sumar una “guerra de divisas”.

A última hora, el Departamento del Tesoro estadounidense emitió un comunicado donde calificó a China como país “manipulador de divisas” y amenazó con tomar represalias.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, indicó que Estados Unidos “actuará con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para eliminar la ventaja competitiva creada por las últimas acciones de China”.

Trump la semana pasada anunció que impondría otro 10% en aranceles a los productos procedentes de China por valor US$ 300.000 millones.

Ayer tras ver la respuesta de China, el mandatario publicó en Twitter: “China devaluó su moneda a un mínimo histórico. Eso se llama ‘manipulación monetaria’. ¿Estás escuchando Reserva Federal? ¡Esta es una violación importante que con el tiempo debilitará a China!”.

Un debilitamiento del yuan significa que los bienes y servicios que exporta el gigante asiático al mundo se vuelvan más baratos, es decir que ganan competitividad las manufacturas chinas.

El yuan cayó frente al dólar. Foto: Reuters
El yuan cayó frente al dólar. Foto: Reuters

El enfrentamiento y la posibilidad de una respuesta más severa de Trump, hicieron que los mercados alrededor del mundo sientan el impacto. Por temor a un nuevo recorte del crecimiento global, los inversores internacionales abandonaron la divisa china, que fuera de fronteras tocó su mínimo valor desde que comenzó el comercio internacional del yuan.

“Tuvimos una reacción bastante significativa, donde el nivel de siete (yuanes por dólar) era una cota a la que el mercado era muy sensible. Ahora que eso se ha roto, el apetito por el riesgo está sintiendo el golpe”, dijo Brian Daingerfield, jefe de estrategia para América de NatWest Markets.

“Creo que hay una percepción de que el presidente Trump podría escalar en términos de una reacción si es que considera que esto fue una acción deliberada de China para intentar debilitar su moneda artificialmente”, agregó el analista financiero.

Explicaciones.

Ayer no hubo declaraciones públicas de jerarcas del gobierno chino. Una fuente cercana a la política cambiaria dijo que hubo “discusiones internas serias, incluyendo temas como el momento del anuncio, cómo guiar al mercado y cómo tomar otras acciones en estos aspectos".

La única expresión oficial provino de un comunicado divulgado en la página web del Banco Central del gigante asiático, donde el gobernador Yi Gang dijo que China no utilizaría a su moneda como herramienta para afrontar turbulencias externas como la guerra comercial, ni se involucraría en una devaluación competitiva.

Otra fuente oficial expresó que el descenso del yuan ayudaría al mercado a tranquilizarse después de haber especulado durante más de un año sobre el momento en que la divisa china tocaría las siete unidades por dólar. “La depreciación es buena para evitar crecientes riesgos políticos y financieros, como las tensiones comerciales con Estados Unidos", destacó.

"No es una táctica del Banco Central sino que se debe a la decisión de Estados Unidos (sobre los aranceles). La responsabilidad debería estar en el lado estadounidense. El mercado estaba estable antes del anuncio arancelario", declaró un asesor del gobierno en Pekín. (En base a EFE y Reuters).

coletazos en la región

El gobierno argentina transmite calma tras día agitado

Producto de las noticias que llegaban desde el plano externo, Argentina vivió ayer una jornada movida a nivel financiero, aunque las autoridades salieron a llevar calma. Esto en la semana previa a las elecciones primarias, claves para el futuro electoral del país vecino. El presidente Mauricio Macri se reunió con su gabinete para analizar las consecuencias de la disputa entre China y Estados Unidos, que provocó un salto en la cotización del dólar. “Las monedas (del mundo), y también el peso (argentino), están siguiendo la misma tendencia, y simplemente la ventaja de la Argentina es que en este programa financiero y fiscal tan estricto estamos en condiciones para soportar este tipo de situaciones”, dijo el vicejefe de gabinete, Andrés Ibarra.

Mientras que el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, repitió durante la jornada a sus interlocutores: “Lo que pasa está fuera de lo que podemos controlar. Pero estamos sólidos y estables, no es para preocuparse lo que pasó”.

Ayer las monedas de países emergentes sufrieron su mayor caída en más de tres años, y Argentina fue el segundo que más devaluó solo superado por Colombia. Esto porque la tensión comercial genera salida de capitales de los emergentes, lo que complica a Argentina que ya de por sí sufre los temores de los inversores por el ciclo electoral. Ayer el riesgo país aumentó 7,2% respecto al viernes, como reflejo de la caída en el precio de los bonos argentinos. Otra posible afectación económica viene por los impactos de la guerra comercial en el precio de los commodities, algo que también repercute en Uruguay

Wall Street y las bolsas europeas sufren el golpe
Operados en Wall Street. Foto: AFP

Wall Street cerró ayer con las mayores pérdidas porcentuales del año en sus tres indicadores, en reacción a la escalada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el principal indicador del mercado el Dow Jones de Industriales cayó 2,90%. A su vez, el selectivo S&P 500 retrocedió 2,98% y el índice Nasdaq se llevó la peor parte al bajar 3,47% arrastrado por el gigante tecnológico Apple (-5,23%).

El índice de volatilidad Vix, apodado el “indicador del miedo” del mercado, se disparó 38,61%, reflejo de la preocupación de los inversores.

En igual sentido operaron todas las grandes plazas financieras del continente europeo: la Bolsa española retrocedió 1,35%; Londres perdió 2,47%; París 2,19%; Fráncfort 1,8% y Milán 1,3%.

También las noticias financieras de China tuvieron repercusión en los mercados de petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa y para Ancap, cerró el lunes con una baja de 3,37% a US$ 59,81. El petróleo intermedio de Texas (WTI) retrocedió 1,7% en la sesión de ayer hasta US$ 54,69.

Suba del oro al posicionarse como activo de refugio

Los precios del oro subieron ayer un 2% a un máximo de más de seis años, impulsados por compras de activos de refugio ante la agudización del conflicto comercial entre Estados Unidos y China, y por la fortaleza derivada de la depreciación del dólar.

Al cierre de la jornada el oro al contado llegaba a US$ 1.464,72 por onza. Antes se llegó a ubicar en US$ 1.469,60, un máximo desde mayo de 2013. Los futuros del oro en Estados Unidos subieron hasta US$ 1.4676,50 la onza. “El temor a represalias de China”, las incertidumbres en torno a la economía global, un ambiente de rendimientos de bonos negativos y la guerra de tipo de cambio fortalecen al oro, dijo Michael Matousek, jefe de operadores en U.S. Global Investors. [REUTERS]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)