FINANZAS DE BOLSILLO

Aguinaldo: sepa cómo se cobra y en qué recomiendan invertirlo los expertos

Expertos recomiendan cómo hacer rendir el sueldo anual complementario.

Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

Llegó junio y con él se aproxima el cobro de la primera mitad del aguinaldo, un sueldo anual complementario que deben abonar las empresas a sus trabajadores. Si bien hay quienes ya saben a qué destinarán este ingreso “extra”, como al pago de cuentas atrasadas o simplemente a darse un gusto, los especialistas recomiendan invertir este dinero para obtener resultados en el futuro.

En este Finanzas de Bolsillo, El País recabó la opinión de diferentes expertos que sugieren cuáles son las opciones de inversión más recomendadas en tiempos en los que la economía global y regional es incierta.

Para Diego Rodríguez, socio director de la corredora de bolsa Gastón Bengochea & Cía., “el entorno económico financiero se muestra desafiante” por lo cual recomienda tener prudencia a la hora de invertir.

Al pensar en un perfil de inversor conservador, Rodríguez sugiere invertir en activos seguros y líquidos 100% denominados en dólares para obtener una rentabilidad promedio de entre el 3% y el 3,5%. Algunos de estos activos pueden ser los bonos de Estados Unidos a corto plazo, los bonos globales uruguayos 2022 y 2024 y el fondo de inversión Neuberger Short (deuda emergente de corto plazo), este fondo aportó una rentabilidad de 3,42% en los primeros cinco meses del año.

Para quienes tengan un perfil de riesgo medio, es decir que quieran y puedan arriesgarse un poco más, la recomendación desde Bengochea & Cía. es armar una cartera de inversión que esté compuesta 70% en dólares y 30% en pesos. Algunas de estas opciones pueden ser las Letras de Regulación Monetaria (LRM) con vencimiento de 90 a 180 días, cuyos rendimientos oscilan entre el 8,5% y el 9% en pesos.

Para el porcentaje de inversiones en dólares, algunas opciones pueden ser los bonos soberanos o cuasi soberanos emergentes, además de una participación en el fondo estadounidense, Janus Henderson Fondo Balanceado Flexible. Allí la recomendación es invertir 55% en acciones y 45% en bonos corporativos de Estados Unidos.

Aquellos inversores que sean más tomadores de riesgo, la sugerencia es volcarse enteramente a dólares. Entre las opciones recomendadas, Rodríguez destacó las acciones preferentes de Deutsche Bank, acciones tecnológicas (a través del índice Nasdaq 100 que recoge los 100 valores de las compañías más importantes del sector), y bonos emergentes de grado especulativo cuyos rendimientos en dólares oscilan entre 7,50% y 8,50%.

Según explicó Rodríguez, las acciones americanas en mayo bajaron un 6%, lo que significó la mayor baja mensual en lo que va del año. Es por esto que los inversores se refugiaron en los bonos americanos, el US Treasury, a un plazo de 10 años que ofrece rendimientos del 2,14% y el diferencial de rendimiento entre tres meses y 10 años se encuentra en el mínimo en más de una década.

“Claramente no hay un premio por colocarse a largo plazo. En este contexto de tasas bajas y volatilidad recomendamos prudencia. Los bonos a corto plazo emitidos por Uruguay rinden entre 2,50% y 3,00% en dólares y los bonos americanos entre 2,20% y 2,30%”, señaló.

Para el presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM), Ángel Urraburu, todos los últimos acontecimientos económicos a nivel regional y global indican un “posible debilitamiento” del dólar en el mediano plazo.

Es por esto que recomienda invertir los aguinaldos en la compra de LRM a un plazo de seis meses. “Me parece lo más apropiado por el nivel de tasas y porque además no son plazos muy largos”, indicó el presidente de la BVM.

Además, señaló que como el aguinaldo es la primera mitad del sueldo anual complementario no se supone, que al menos en líneas generales, sean montos muy significativos, por lo cual a la hora de resolver en qué invertir, sugirió que el dinero no pase por el mercado de cambios para no generar “riesgo cambiario”, es decir invertir en moneda local.

Con esto estuvo de acuerdo Mariano Sardáns, CEO y fundador de la gerenciadora de patrimonios FDI International, quien aconsejó que una buena alternativa de inversión son las LRM.

“Lo más ideal es que uno invierta en moneda local si sus gastos diarios van a seguir siendo en pesos uruguayos”, indicó el CEO de FDI. En este sentido, halagó el manejo de política monetaria que viene realizando el Banco Central de Uruguay (BCU) que según indicó, “ha ido remontando poco a poco y ha hecho que el uruguayo empiece a confiar más en el peso”.

Como “regla” a la hora de invertir, Sardáns mencionó que se debe tener siempre claro cuándo se va a necesitar ese dinero, por eso recomienda analizar bien los plazos de la inversión. “Nunca se debe colocar a dos años una plata que voy a necesitar dentro de seis meses”, señaló. Asimismo, dijo que es “importante” entender que la rentabilidad de un bono no es lineal ni proporcional, “cuando uno compra un bono el precio puede subir o bajar de forma errática, jamás hay que especular con el precio de un bono, explicó.

Por su parte, Pablo Montaldo, ex presidente de la BVM y actual director de la corredora de bolsa Montaldo & Cía., dijo que “en este momento” no es recomendable invertir en instrumentos de renta variable, es decir en acciones. “Estamos pasando por un momento de volatilidad relativamente alta en los mercados accionarios, si bien no tan alta como a fines del año pasado, en mayo ha vuelto a subir un poco”, explicó.

Por lo tanto, su sugerencia es que los inversores que piensan en hacer rendir su aguinaldo se centren en instrumentos de renta fija, tanto en el mercado local como en el internacional.

A nivel local pueden ser los bonos del tesoro en dólares, las LRM en pesos uruguayos y las notas en Unidades Indexadas (UI). Al respecto mencionó que con un horizonte de inversión a dos años, las LRM tienen un rendimiento del 10,4%, pero suponiendo que el dólar se comporte igual que la inflación (en el entorno del 8%), daría un 2,5% más de rentabilidad la inversión en bonos o en notas en UI.

“Pelear las tasas como si fueras bill gates”

Para Mariano Sardáns de FDI International, “la clave es que el inversor uruguayo tiene que pelear las tasas como si fuera igual de rico que Bill Gates”. Según explicó, en Uruguay “los costos y las comisiones son carísimos” y dijo que este es el aspecto que deben tener en cuenta los inversores ya que la rentabilidad la da el mercado. “El asesor financier no te va a dar la rentabilidad, lo que sí va a hacer es sacarte el 90% de esa rentabilidad con los costos y las comisiones”, manifestó. Asimismo, recomendó que quienes estén pensando en invertir sea capaz de “pelear las tasas como si fuera el millonario más importante de Uruguay” y que además se anime a decirle que no al asesore. Asimismo, aconsejó recorrer diferentes bancos o sociedades de bolsa.


“La gran ventaja de los papeles uruguayos”

Según explicó Pablo Montaldo “la gran ventaja de los papeles uruguayos” es que no pagan ningún impuesto, ni impuesto al patrimonio, ni impuesto a la renta de ningún tipo. Sin embargo, con los papeles internacionales tampoco se paga el impuesto al patrimonio pero sí se paga el impuesto a las rentas obtenidas en el exterior, que es de un 12%. “Aunque igual da ganancias invertir en el exterior, esa es la diferencia que tienen entre ambos”, dijo Montaldo. La normativa uruguaya establece que el impuesto a las rentas obtenidas en el exterior se paga cuando se cobra la renta. Es decir que eso implica que el impuesto no se debe pagar en los casos en que la renta por rendimientos de activos en el exterior se encuentre devengada pero el titular de la misma no la haya cobrado. El pago del IRPF recién se deberá realizar cuando el titular de la renta reciba el pago o tenga a disposición los fondos.

La pregunta: ¿cuándo se cobra y cómo se calcula el aguinaldo?

La respuesta:

Se cobra en dos fracciones: en junio y diciembre

El aguinaldo es el sueldo anual complementario que reciben los trabajadores dependientes del sector público y privado. Se cobra en dos fracciones: una en junio y otra en diciembre. El que se cobra en junio, es el generado entre el 1º de diciembre y el 31 de mayo de este año. En junio se debe pagar antes de finalizar el mes, mientras que la fracción correspondiente a diciembre debe abonarse antes del 20.

Para saber cuánto le corresponde de aguinaldo en cada instancia, debe sumar todas las remuneraciones que su empleador le pagó en ese período, y luego dividir ese monto entre 12. El resultado será el aguinaldo. Si para el cálculo tomó el salario nominal, sepa que el pago lleva descuentos jubilatorios y de salud. Además, el aguinaldo no toma en cuenta las partidas en especies como los tickets alimentación.

A grosso modo, entonces, el aguinaldo de junio será similar en monto a la mitad del sueldo que percibe en un mes “normal”. La ley de 1960 que instauró el “sueldo anual complementario”, define que para su cálculo “se considerará sueldo o salario la totalidad de las prestaciones en dinero originadas en la relación de trabajo que tengan carácter remuneratorio”. En caso de ruptura de la relación de trabajo por renuncia o despido (a excepción de mala conducta), el trabajador tiene derecho a percibir el sueldo anual complementario en proporción al tiempo trabajado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)