DISPUTA

¿Qué analiza el gobierno uruguayo ante la escalada en la guerra comercial de China y EE.UU.?

Tras la escalada en la guerra comercial entre China y Estados Unidos, que llevó la disputa al terreno de las monedas, el gobierno uruguayo evalúa sus efectos y qué puede hacer en su vínculo con ambos países.

Billetes de dólares y yuanes sobre una mesa. Foto: Archivo El País
China estabilizó al yuan tras haber devaluado fuerte el lunes y llevó calma a nivel global. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En una escalada de la guerra comercial que sostienen, el lunes China devaluó su moneda, el yuan, a 7 unidades por dólar, un valor no visto en 11 años y Estados Unidos respondió denunciándolo ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) por manipular la divisa. Ayer, el gobierno chino dijo que este “caprichoso” acto unilateral de Washington socavaría la economía global. “Dañará el orden financiero internacional y dará lugar a volatilidad en los mercados”, afirmó el Banco Popular de China en un comunicado.

“China insta a EE.UU. a frenar a su caballo al borde del precipicio, a retroceder en el camino equivocado y regresar a un camino racional y objetivo”, agregó el mensaje.

No obstante, China tomó medidas para estabilizar el yuan. El banco central también anunció la venta de deuda denominada en yuanes en Hong Kong, en una medida de cautela para evitar posiciones cortas masivas en la divisa.

A su vez, el gobierno estadounidense quiere continuar las conversaciones comerciales con China y aún planea recibir a una delegación de Beijing para nuevas negociaciones en septiembre, dijo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

Los mercados de acciones y divisas también se calmaron.

¿Y Uruguay?

En el mercado local, el dólar se estabilizó ayer tras la fuerte suba del lunes, mientras el gobierno sigue con cautela la situación aunque ve oportunidades, más allá de los riesgos, para Uruguay.

La escalada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China “pone su cuota de riesgo y creo que pierde todo el mundo, no solo pierde Uruguay”, dijo en diálogo con El País el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García.

“Me queda una cierta esperanza, que en el caso anterior por ejemplo, hubo un reclamo de las compañías tanto chinas como norteamericanas hacia la racionalidad y que eso permita que los países pudieran tomar decisiones distintas, que no les fuera tan fácil entrar en una escalada de agresiones mutuas en la cual pierde el mundo”, agregó.

Comisión: Álvaro García (OPP) será convocado al Parlamento. Foto: Darwin Borrelli
Álvaro García, director de la OPP. Foto: Darwin Borrelli

Para evaluar efectos en Uruguay, “es muy reciente” y “hay que atender los impactos inmediatos”, señaló García.

Pero pensando en “el mediano plazo”, el presidente (Tabaré Vázquez) el año pasado incentivó a ir adelante en el relacionamiento con China. Eso puede ayudar”, afirmó.

“Creo que Uruguay con China tiene mucho para avanzar en diversas áreas. Lo que ha aumentado la venta de carne a China es muy importante y lo que podemos llegar a hacer en materia de lácteos. Estamos con problemas en el sector lácteo, pero evidentemente Uruguay tiene mucho camino para recorrer ahí. Llevamos 16 proyectos, de los que China aceptó 15 y hay varios vinculados al tema agroindustrias y lácteos. Hay una vinculación más directa con China en nichos de calidad, con lo que podemos mitigar de alguna manera los impactos”, añadió.

Respecto a la posibilidad de que el Mercosur avance en un acuerdo comercial con Estados Unidos, algo planteado por los gobiernos de Argentina y Brasil, García dijo que “no hay que negarse a nada. Los acuerdos comerciales son convenientes para los pueblos. Hay que ver la letra chica siempre”.

Mercados se recuperaron tras el “lunes negro”
Operador en Wall Street. Foto: Reuters

Las acciones en la Bolsa de Nueva York subieron más de un 1% ayer, repuntando luego de la fuerte ola de ventas de la sesión previa, gracias a que China tomó medidas para estabilizar el yuan y calmó las preocupaciones de que el tipo de cambio sería la próxima arma en la guerra comercial entre Washington y Beijing.

Las ganancias siguen a una jornada en que las acciones estadounidenses anotaron su mayor baja porcentual diaria del año tras una fuerte depreciación de la moneda china.

El índice de tecnología del S&P, que incluye a compañías que tiene una gran exposición a China y estuvieron en el centro de la ola de ventas del lunes, brindó el mayor impulso al referencial con un alza de un 1,61%.

A su vez, las monedas de América Latina lograron frenar ayer el descenso de las sesiones previas.

“La medida de Pekín de hoy (por ayer de establecer un tipo de cambio más fuerte para el yuan ayudó a estabilizar los mercados”, dijo Joe Manimbo, analista de mercado senior de Western Union Business Solutions en Washington.

Los inversores habían estado comprando deuda pública en las sesiones anteriores para protegerse de la caída de las acciones y otros activos de riesgo. Empero, la escalada en la guerra comercial ha provocado el retiro de casi US$ 3.000 millones de acciones y bonos de mercados emergentes esta semana, estimó el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés). (Con información de Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados