Mercado cambiario

Un año con el dólar a "los saltos" y un BCU muy activo

La moneda estadounidense tuvo una variación de 18% en solo 5 meses.

En el año, el BCU estuvo muy activo y compró US$ 1.998,2 millones y vendió US$ 579,5 millones. Foto: Reuters
En el año, el BCU estuvo muy activo y compró US$ 1.998,2 millones y vendió US$ 579,5 millones. Foto: Reuters

Tras un año prácticamente "planchado", el dólar se fortaleció en el mercado de cambios uruguayo en 2018. Pero, eso se dio en un año de mucho ruido y que tuvo otra vez al Banco Central (BCU) con un participación muy activa de los dos lados del mostrador: adquirió divisas en el primer cuatrimestre, luego vendió y terminó el año de vuelta del lado comprador.

Es que la crisis cambiaria en Argentina que amenazó con llevarse todo puesto, tuvo su repercusión en la cotización del billete verde en Uruguay.

Ayer, el dólar interbancario se negoció en promedio a $ 32,39. Al comparar ese valor con el del cierre de 2017, la moneda estadounidense aumentó 12,61%. Así el dólar volvió a fortalecerse tras dos años de caída (en 2017 había bajado 1,68% y en 2016 había retrocedido 2,07%).

Foto: El País
Foto: El País

En Brasil el billete verde subió 16,94% en el año y en Argentina lo hizo 102,15%.

Al público, en las pizarras del Banco República la divisa estadounidense aumentó (frente al cierre de 2017) 11,82% a la compra y 13,94% a la venta al finalizar ayer en $ 31,70 y $ 33,10 respectivamente.

El interbancario osciló en 2017 entre un precio mínimo de $ 28,151 el 20 de abril y un precio máximo de $ 33,214 el 28 de septiembre (que también es un máximo histórico en términos nominales).

Eso muestra lo movido que estuvo el mercado: el dólar tuvo una variación de 18% en solo cinco meses. El factor Argentina pesó fuerte.

En el primer cuatrimestre, sin embargo, la tónica del dólar era a la baja. De hecho el BCU compró entre enero y abril US$ 1.714,3 millones (solo en enero fueron US$ 541,3 millones), cuando en todo 2017 el Central había adquirido de forma directa e indirecta US$ 3.624 millones.

El BCU buscaba ponerle un "piso" al dólar. Pero luego, una situación más compleja de Argentina y la percepción a nivel mundial que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos subiría en forma más pronunciada su tasa de interés de referencia ("el precio del dinero"), llevaron a que el billete verde pasara a subir.

La crisis argentina pareció calmarse luego del anuncio de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero, no fue suficiente —en el medio hubo cambio de presidente del Banco Central de la República Argentina— y el dólar en el vecino saltó y en Uruguay las voces de exportadores y algunos economistas pedían no quedarse atrás.

El Central optó por otro encare: no traspasar al mercado de cambios local, la volatilidad de Argentina.

Así, entre junio y octubre el BCU salió a vender dólares (colocó un total de US$ 579,5 millones al contado y a futuro) para amortiguar su suba.

La medida.

Pero además, el 5 de septiembre el BCU tomó una medida por la situación argentina para calmar al mercado y dar una señal de que quería un cambio de portafolio (de pesos a dólares) ordenado

Esa medida consistió en una operación de recompra de Letras de Regulación Monetaria (LRM) en pesos con vencimientos no mayores al 31 de diciembre de 2018 por un valor nominal de hasta $ 30.000 millones (US$ 909,3 millones),

De esa forma, si una AFAP o un banco quería pasarse a moneda extranjera, en vez de cobrar la Letra en pesos e ir al mercado de cambios a comprar dólares podía hacer la operación directo. Así, no pasa por el mercado de cambio y no agrega presión al alza del dólar por ese cambio de portafolio.

"El BCU decidió aceptar propuestas por un monto aproximado de $ 16.000 millones de valor efectivo (equivalentes a US$ 484,9 millones), de los cuales prácticamente la totalidad fue abonado en dólares estadounidenses (99,9996%)", indicó la autoridad monetaria el 13 de septiembre.

El por entonces presidente del BCU, Mario Bergara evaluó como exitosa la operativa y dijo en esa ocasión que "no tendría sentido haber acompañado lo que pasaba en Argentina en momentos donde el dólar pasó a 40 y pico de pesos (argentinos), porque hubieran sido señales equivocadas y de desconcierto que no se justifican con los fundamentos de la economía uruguaya".

La vuelta.

Tras la calma en Argentina (y por ende en el mercado local), el dólar parecía estabilizarse, pero sobre final del año amenazó con bajar en parte por aspectos propios del mercado local, por una expectativa de menores subas de tasa de interés de la Fed el año próximo y por las críticas del presidente estadounidense Donald Trump al titular de la Fed, Jerome Powell por "fortalecer" al billete verde.

En diciembre el BCU reapareció en el mercado de cambios, pero ahora con compras de dólares para evitar que baje. Lo logró, ya que la moneda estadounidense cotizó a la baja en tan sólo cuatro sesiones y lo hizo en aumento en 15 instancias de las 19 jornadas en que hubo operativa. Así, la divisa registró en diciembre un incremento "punta a punta" de 0,65%, luego de dos meses consecutivos en descenso.

"Durante diciembre se registró una presión vendedora estacional" de dólares, "por lo que el Banco Central adquirió dólares en el mercado a efectos de evitar presiones excesivas sobre el tipo de cambio", dijo el jueves el BCU tras la reunión de su Comité de Política Monetaria.

En el mes, el BCU compró US$ 238,9 millones y en el año fueron US$ 1.998,2 millones. A su vez vendió US$ 579,5 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)