FINANZAS DE BOLSILLO

¿Cómo aprovechar “el dinero inactivo” en la cuenta del banco?

Los saldos de cada mes pueden ser usados en plazos fijos o fondos de inversión.

Persona firmando un cheque. Foto: Shutterstock
Expertos aconsejan rentabilizar los ahorros por más que el saldo sea escaso para evitar la pérdida de poder adquisitivo. Foto: Shutterstock

Los efectos en el mercado de la ley de inclusión financiera son una realidad, habiéndose bancarizado cientos de miles de personas. La gran mayoría tienen una cuenta en donde le depositan sus ingresos, pero aún son muy pocos los que eligen alguna opción para rentabilizar el dinero que les queda depositado al final del mes -aunque sean solo unos pocos pesos-.

El Banco República (BROU) es la mayor institución de plaza y según los últimos datos disponibles tenía a mayo algo más de 1,3 millones de clientes con depósitos iguales o inferiores a US$ 5.000 -unos $ 175.000 a la cotización actual-. Esas personas mantenían en el banco US$ 639,6 millones, pero el 93% -unos US$ 595 millones- estaban en cajas de ahorro o cuentas corrientes, instrumentos sin rentabilidad.

No rentabilizar los ahorros, por más que el saldo sea escaso, implica por un lado la pérdida de poder adquisitivo debido al crecimiento mensual de la inflación, y por otro la tentación de terminar usando el dinero en alguna compra que podría haberse evitado para priorizar un objetivo de mediano o largo plazo.

Viendo esta realidad, los uruguayos cuentan con diversas opciones para hacer rendir su dinero y ponerlo en actividad. Los plazos fijos en bancos y los fondos de inversión que gestionan el dinero asegurando cierta rentabilidad al cliente, son las más comunes para usuarios sin demasiada expertise en el mundo financiero.

Precisamente la barrera de la confianza es la primera a superar, reconoció en diálogo con El País el vicepresidente de Gestión de Patrimonios y Activos de SURA Asset Management, Gerardo Ameigenda. Luego viene el momento de explicarle los distintos instrumentos de inversión para su perfil, siempre poniendo el foco en romper “el preconcepto cultural de que para ahorrar e invertir se debe contar con un gran capital”, indicó.

Los plazos fijos son instrumentos que ofrecen todos los bancos de plaza. Pueden ser en pesos, dólares o Unidades Indexadas (UI) -algunos también ofrecen en euros-, la rentabilidad va asociada al plazo del contrato (a mayor plazo, más intereses pagará) y los cobros pueden ser periódicos (cada mes o cada trimestre) o al vencimiento.

Tomando algunos ejemplos de la web del banco BBVA, un plazo fijo a un año de hasta US$ 100.000 ofrece una tasa de retorno de 0,65% y por encima de ese monto en dólares de 0,80%. Mientras que en pesos a igual plazo, el interés es 7% hasta $ 150.000 y 7,75% por encima.

En el caso del banco HSBC, el director general y gerente de Banca Persona, Alberto Mello, comentó a El País que brinda la opción de “remunerar los saldos mantenidos en cajas de ahorro” a quienes cobran mensualmente el sueldo a través de la institución. Esto en atención a que “aproximadamente el 35%” de los clientes mantenían el dinero sin rentabilizar en su cuenta sueldo.

Bóveda de banco. Foto: Archivo El País
Bóveda de banco. Foto: Archivo El País

En tanto, el BROU otorga tasas bonificadas a los plazos fijos constituidos a través de los servicios online, y también tiene opciones de ahorro innovadoras asociadas a la cuenta sueldo. Una permite al cliente elegir un día del mes y un monto (desde $ 500) para que por 12 meses se transfiera esa cantidad a una cuenta de ahorro que brinda una tasa de interés anual de 9% hoy. Se puede renovar por dos períodos más accediendo a una tasa bonificada y ya 20.000 personas han usado este instrumento, informaron desde el banco estatal a El País.

Lo que se debe tener en cuenta al tomar un plazo fijo, es el compromiso de mantener ese dinero inmovilizado por cierto tiempo. Si no se quiere eso y se prefiere tener liquidez, las opciones se enfocan en inversiones particulares -las más seguras son los títulos públicos, como Letras de Regulación Monetaria y Bonos del Tesoro- o entrar en algún fondo de inversión.

Los preconceptos a rebatir

Una de las ideas que aún persiste en el imaginario popular es que se requiere un gran capital para poder invertir y lograr una buena rentabilidad. Pero hoy todo cambió y hay muchas opciones en bancos y fondos sin un piso mínimo para ingresar.

Fondos.

“No tengas la plata (en el banco) al 0% cuando podes comprar una letra de Estados Unidos (los títulos más seguros del mundo) al 2% anual”, subrayó como consejo el gerente de Trading e Inversión de la financiera Nobilis, Jeronimo Nin.

Explicó que cuando un cliente se decide a sacar la plata de su caja de ahorro para rentabilizarla “lo primero que debe evaluar es cuánto tiempo” tiene para la inversión que desea. Es decir, si su objetivo es por ejemplo hacer un viaje dentro de un año, o comprarse un auto en tres años, o llegar al dinero para un préstamo hipotecario en cinco años.

Esto permite “entender cuál es el perfil de riesgo (del inversor) y en función de eso armarle un portafolio”, comentó Nin.

Entre las variadas opciones que ofrecen (ver aparte), los fondos de SURA Asset Management cuentan con unos 12.000 clientes activos en Uruguay y Ameigenda sostiene que “queda mucho por crecer” porque “hay miles de personas que por períodos cortos o largos tienen dinero” en una cuenta sin obtener ningún beneficio.

“El uruguayo tradicional no usa los vehículos de ahorro, no llegamos aún masivamente como opción”, agregó.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Ameigenda subrayó que “el problema no es el volumen” de dinero que puede ahorrarse cada mes, sino lograr la disciplina de separar un porcentaje de lo que ingresa.

Logrado eso, el ejecutivo de SURA Asset Management aseguró que lo más relevante pasa a ser la rentabilidad que se ofrece, porque “es lo que ayuda y motiva a la disciplina del ahorro”.

El gerente de Nobilis señaló que en la financiera elaboraron “dos tipos de estrategias” para los clientes: una para generarle ingresos en un mediano plazo (dos o tres años) y otra de crecimiento más a largo plazo.

La primera está enfocada en personas que tienen capacidad de ahorro y pretenden “complementar sus ingresos anuales” rentabilizando ese extra. “Se le arma una estrategia que le asegura un ingreso cada tres o seis meses, a través de fondos de inversión que dan exposición a más de 5.000 títulos de renta fija”, detalló Nin.

Para quienes piensan a un horizonte más lejano y “están dispuestos a tomar un poco más de riesgo”, Nobilis lanzó recientemente un “fondo de fondos” que permite por ejemplo armar un portafolio con 30% en renta variable, 60% en renta fija y un 10% en activos complementarios como metales preciosos o propiedades. Así se logra un conjunto de inversiones “balanceada que le permite beneficiarse del incremento que tienen los activos financieros a lo largo del tiempo”, concluyó.

Opciones de inversión para clientes tradicionales.

El producto a ofrecer, a un público como el uruguayo que en general no suele dominar los temas financiero, debe ser “simple” y así lograr que “entienda lo que compra”, señaló Gerardo Ameigenda de SURA Asset Management.

Detalló tres tipos de fondos para lograr rentabilidad en función de las características del individuo: el “Fondo Protección” que invierte en renta fija local apunta a los inversores en pesos, con baja tolerancia al riesgo y que tienen un plazo de salida corto o mediano; para períodos un poco más largos está el “Fondo Conservador”, con similares características de inversión y que logró superar en 15% a la inflación en los últimos tres años; y por último el “Fondo Ahorro Dólar”, para quienes opten por la divisa estadounidense como moneda, sumando inversiones en renta fija internacional que han brindado un retorno de 4,7% en los tres años pasados.

Los analistas prevén que el dólar en 2019 cierre a $ 35,20. Foto: AFP
Dólares. Foto: AFP

Asimismo, como diagnostico del momento actual para los inversores internacionales, Ameigenda comentó que lo ideal sería “un posicionamiento neutral entre renta variable y renta fija”, y “preferencia por emergentes (en especial Latinoamérica) sobre desarrollados”. En el plano local, aconsejó “no tomar posiciones largas” por riesgos persistentes como el clima regional y las elecciones en Argentina, así como la posible profundización de los desequilibrios macroeconómicos en Uruguay.

Para qué sirve un fondo de inversión? ¿Cuál es el objetivo fundamental?
Las dos principales claves para tener una relació económica en pareja positiva son la comunicación abierta y la planificación de las finanzas. Foto: Archivo El País

Los fondos de inversión son una herramienta financiera que permite que los inversores reciban beneficios mediante el depósito de una cantidad determinada de dinero para que, a través de diferentes estrategias de inversión, el cliente pueda obtener rendimientos positivos para el aumento de su patrimonio.

Estos sirven principalmente para alcanzar un rendimiento derivado del préstamo que se realiza con el capital del inversor y que las corredoras de Bolsa o los brokers invierten en diversos tipos de operaciones con el fin de obtener el mejor resultado posible, dependiendo de los intereses y objetivos del cliente.

El objetivo fundamental de estos fondos es invertir el dinero de múltiples inversores para conseguir aumentar el capital.

Dentro de los fondos de inversión existe una múltiple oferta de tipos diferente y cada una con su propia característica. Los fondos se dividen en renta fija y renta variable, y dentro de estos también se diferencian los de inversiones de tipo internacional y local.

Según expertos, lo más recomendable a la hora de invertir en un fondo, es tener claro cuándo se va a precisar el dinero que se está depositando, dado que eso determinará lo que se denomina como el plazo de la inversión que puede ser a corto, mediano o largo plazo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)