Restricciones no permiten que empresas extranjeras giren a casas matrices

Argentina: cepo frena retiro de ganancias hace 42 meses

Las restricciones a la compra de dólares para los particulares y las trabas al acceso de divisas para los importadores son los efectos más evidentes del cepo cambiario que rige en Argentina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
dólar

Sin embargo, hay otra consecuencia de la medida dispuesta a fines de 2011 que amenaza con transformarse en un presente griego para el gobierno que suceda al de Cristina Fernández de Kirchner el 10 de diciembre próximo. Se trata de las ganancias de las empresas extranjeras que no pudieron ser giradas a sus casas matrices en los últimos 42 meses.

El estudio Bein & Asociados, dirigido por el economista Miguel Bein, principal asesor del precandidato presidencial oficialista Daniel Scioli, estima que las utilidades retenidas ascenderán en diciembre próximo a más de US$ 13.000 millones. "El monto equivaldrá a fines de este año al 40% de las reservas brutas que tendrá el Banco Central. El próximo gobierno no podrá levantar el cepo de la noche a la mañana y liberar el giro al exterior porque eso provocaría una fuerte devaluación del peso", dijo Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva del estudio Bein & Asociados.

Otras consultoras estiman que la cifra de las utilidades no giradas es menor dado que, ante la imposibilidad de repatriar utilidades, las empresas extranjeras optaron en los últimos años por reinvertir en proyectos de ampliación y modernización de sus plantas u oficinas, entre otros destinos. En cualquier caso, el monto supera por mucho a los US$ 3.500 millones de importaciones que ingresaron al país pero que todavía no pudieron ser canceladas debido a las trabas que enfrentan los importadores para acceder a las divisas.

Ese panorama restrictivo tuvo su coletazo en los exportadores uruguayos. Desde el comienzo de las trabas comerciales impuestas por la administración kirchnerista, las colocaciones de mercadería uruguaya en Argentina mostraron una fuerte caída. Solamente en 2014, las ventas hacia destino descendieron 15,4% en relación al año anterior. El rubro más afectado fue el automotor con un desplome de las exportaciones de vehículos hacia Argentina de 50,9%, según datos del Instituto Uruguay XXI. Otros sectores afectados en los últimos años han sido el de la vestimenta, el plástico y el papel, con drásticas caídas de sus ventas.

Por su parte, Ramiro Castiñeira, economista de la consultora Econométrica, indicó que "normalizar el mercado cambiario lo máximo posible debe ser uno de los objetivos centrales del próximo gobierno. Está demostrado que con estas restricciones la economía argentina lleva tres años de estancamiento. Pero no se puede permitir el giro de esas utilidades al exterior si antes no se pone en marcha un programa económico que apunte a generar divisas mediante el incremento de las exportaciones".

Tema de campaña.

La estrategia que seguirá el próximo gobierno para flexibilizar las restricciones cambiarias, sin provocar mayores daños colaterales sobre el contexto social, está en debate.

En el caso del giro de las ganancias retenidas, para economistas cercanos a Scioli habrá que apuntar a una negociación con las empresas.

"Hay que dar señales sobre la posibilidad de girar utilidades hacia adelante, pero habrá que negociar con las empresas el stock de utilidades retenidas ya sea con planes de reinversión o mediante la cancelación de esa deuda con un bono", dijo Dal Poggetto.

Los candidatos opositores tampoco plantean una flexibilización inmediata de las restricciones cambiarias. Si bien Mauricio Macri había señalado en marzo pasado que a partir del 11 de diciembre no iba a haber más cepo en Argentina, sus asesores económicos bajaron luego el tono de esa declaración bajo el argumento de que no conocen cuál es la situación real del Banco Central.

Desde las filas de Sergio Massa, en tanto, creen que recién se podrá avanzar hacia una normalización en el giro de utilidades solo después de la adopción de medidas macroeconómicas que cambien las expectativas.

Los asesores económicos del exjefe de gabinete de Cristina Fernández estiman que con el ingreso de créditos de líneas del exterior y financiamiento del sector privado se podría ir flexibilizando el cepo en los primeros cien días del próximo gobierno.

Las restricciones cambiarias fueron exitosas en el objetivo de frenar la salida de divisas a través de utilidades remitidas al exterior. Mientras en 2011 habían sido girados US$ 4.500 millones, esa cifra se redujo a US$ 250 millones al año siguiente. El grifo se abrió algo más en 2013 y 2014, pero se mantuvo por debajo de la mitad de los niveles registrados antes de la implantación del cepo.

El problema es que el cerrojo no sólo obturó la puerta de salida, sino que también cerró la de entrada a nuevas inversiones.

"En la década del 90 a las empresas extranjeras se les permitía girar a sus casas matrices aún cuando no había ganancias: era una forma de descapitalizar a las compañías. Ahora, con el cepo se pasó al otro extremo", señaló Castiñeira.

Como en tantas otras cuestiones, la tarea de encontrar un punto de equilibrio le corresponderá al gobierno que asuma en diciembre próximo.

Comercio con números rojos

El saldo de la balanza comercial de Argentina cayó en el cierre de 2014 y tuvo su nivel más bajo de los últimos trece años. El saldo comercial del país vecino fue de US$ 6.698.6 millones el año pasado, según un informe de comercio exterior elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Eso marcó un retroceso de 16,5% en relación con el mismo dato de 2013. El peor dato había sido en diciembre de 2001. En ese año, el superávit fue de US$ 6.281 millones. Las colocaciones en el exterior de Argentina descendieron 11,9% en el año a raíz de la recesión y la menor demanda de Brasil. A su vez, las importaciones retrocedieron 11,4% en 2014, producto de las restricciones a las compras en el exterior establecidas por las autoridades kirchneristas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)