MEDIDA

El Banco Central recompra deuda por US$ 457 millones para evitar impulso del dólar

Así facilitó el cambio de portafolio de las AFAP para que no impulsen el dólar al alza.

Pablo Ferreri y Danilo Astori charlan con Antonio Pacheco tras el evento en ADM. Foto. Leonardo Mainé
Tras participar de ADM, el ministro Danilo Astori y el vice Pablo Ferreri se encontraron con el exfutbolista Antonio Pacheco. Foto: Leonardo Mainé

El Banco Central (BCU) ayudó a quitar “ruido en el mercado de cambio”, que se había generado porque las AFAP, principalmente, empezaron a demandar dólares para cambiar parte de su portafolio de inversión a la moneda estadounidense e impulsaron más allá de los $ 35 el tipo de cambio este mes.

Así, ayer cerró la operativa que lanzó de recompra de Letras de Regulación Monetaria (LRM, deuda que emite el BCU para quitar pesos del mercado) en la que ofrecía a esos inversores pagarle con dólares, para que hicieran ese cambio de portafolios “sin armar ruido en el mercado de cambio”, es decir sin impulsar al alza al billete verde, según definió el presidente del BCU, Alberto Graña ayer en el almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM).

“Si los inversores institucionales de gran porte quieren dólares, por qué no hacemos algo un poquito menos tosco” que vendérselos en el mercado de cambio, ejemplificó Graña. De esa forma justificó la operación de recompra de Letras.

Esta medida fue lanzada por el Central el miércoles pasado y consistía en ofrecer la recompra de las LRM que vencían entre fin de mayo y el 6 de diciembre de este año por hasta $ 35.000 millones (US$ 992 millones).

El plazo de recepción de las ofertas fue desde el pasado lunes hasta ayer a las 14 horas.

Según la comunicación del BCU emitida ayer, recibió ofertas para venderle el equivalente a US$ 485,51 millones y acep- tó US$ 457,15 millones (el 94% de la oferta), según cálculos de El País utilizando el sistema de liquidación elegido por el BCU.

Este año mediante grupos interdisciplinarios el BCU analizará cómo puede aprovechar las tecnologías y qué alcance deben tener. Foto: Darwin Borrelli.
Alberto Graña, presidente del Banco Central del Uruguay. Foto: Darwin Borrelli.

¿Qué implica esto? Que los inversores, AFAP principalmente, se desprendieron de títulos de deuda en pesos de corto plazo y a cambio recibieron dólares mayormente (el BCU no indicó cuánto del equivalente a US$ 457,15 millones pagó con la moneda estadounidense). Con esos dólares pueden comprar títulos en esa divisa u otros que emite Uruguay a nivel global en Unidades Indexadas por ejemplo pero que se comercializan en dólares.

Para el Banco Central la operación implica que se desprendió de reservas, pero bajó su stock de endeudamiento al recomprarlo anticipadamente.

Graña recordó que entre enero y marzo, ante la baja del dólar, el Central compró divisas. Pero, al comprar dólares vuelca pesos al mercado y eso puede generar presiones al alza en los precios, con lo que tiene que emitir LRM para quitar esos pesos. Eso tiene un costo, que es el interés que paga por las LRM y que implica casi un punto del Producto Interno Bruto (PIB) en el déficit fiscal de 4,5%. Al hacer ahora, la operación inversa (vende reservas y recompra esas Letras) “mejora el resultado”, apuntó.

Además de esta medida, que le implica desprenderse de reservas, el Central lleva vendidos US$ 570,8 millones para amortiguar la suba del dólar. De hecho, había intervenido en 14 de las primeras 15 jornadas que hubo operativa en el mes y luego de anunciar la recompra de Letras el miércoles pasado dejó de intervenir.

“Cabe preguntarse qué margen tiene el BCU” para intervenir en el mercado, dijo Graña y respondió que eso tiene relación con “el nivel de reservas de confort” que toma los riesgos de pago del stock de LRM. “En un evento extremo para la economía, no solo con crisis en nuestro país sino a escala global, los niveles de reservas nos permiten cubrir holgadamente y durante un tiempo más que prudencial esos pasivos”, indicó.

Además de la intervención directa y la recompra de Letras, el BCU guarda un as bajo la manga para amortiguar la suba del dólar. “Si las presiones de devaluación (del peso) no cedieran y la inflación se acelerara más, podríamos ver al Banco Central subiendo tasas” que paga por las Letras, dijo a El País el socio de Deloitte, Pablo Rosselli. De esa forma, hace más atractivo invertir en pesos y quita presión al billete verde. Rosselli enfatizó que el BCU recurre primero a la intervención cambiaria, luego da la opción de “llevarse dólares” mediante la recompra de Letras y su tercera opción es la suba de tasas. Claro, que esta es el último recurso porque de hacerlo, descuida el déficit parafiscal y la “señal de tasas que el gobierno uruguayo tendrá en próximas emisiones de deuda”, afirmó.

Operativa cambiaria.

Ayer -previo a que el BCU comunicara el resultado de su operación de recompra de LRM- el dólar subió por segunda jornada consecutiva, esta vez 0,24%, y cotizó en promedio a $ 35,195.

En lo que va del mes la moneda estadounidense acumuló una suba de 0,61% y en lo que va del año 8,66%.

Durante la jornada, la divisa estadounidense se movió entre $ 35,15 y $ 35,25 para cerrar en este último precio.

Bienes se abaratan en dólares. Foto: AFP
Dólares. Foto: AFP

A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se negociaron US$ 37,8 millones en 63 transacciones.

Al público en las pizarras del Banco República (BROU) el dólar subió 10 centésimos tanto a la compra como a la venta y cerró en $ 34,50 y $ 36 respectivamente.

En Brasil, principal mercado de referencia en materia cambiaria, la divisa estadounidense cayó 0,77% y finalizó en 4 reales. Con respecto al cierre del año pasado, el dólar acumula una suba de 3,12%.

En el mismo sentido, en Argentina el dólar bajó 0,54% y cerró 44,45 pesos argentinos, Igual, en lo que va del año el billete verde acumula un incremento de 17,9%.

A nivel global, el dólar subió ayer, a pesar de que los inversores se concentraron en refugiar su dinero en bonos y oro -y en menor medida en el yen y el franco suizo- sin que se aviste un final pronto a la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

El índice dólar, que mide el desempeño del billete verde contra el euro, el yen, la libra esterlina y otras tres monedas, subió un 0,23% a 98,173. En tanto, el yuan chino cayó a 6,9130 unidades por dólar, cerca de un mínimo de cinco meses y medio.

Con información de Reuters

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)