INFORME

BCU admite que economía tuvo performance “pobre” y el crédito se estancó en 2019

El Banco Central evaluó en un informe que la economía uruguaya tuvo un desempeño “pobre” y el crédito se mantuvo estable en el año.

BCU: informó que AFAP vendieron deuda en UI a no residentes. Foto: Fernando Ponzetto.
El Central evaluó que el crédito de los bancos al sector privado se mantuvo estable durante 2019. Foto. Fernando Ponzetto

La “performance de la economía uruguaya fue pobre en 2019 previéndose que el crecimiento cierre en 0,5”. Esa afirmación es del Banco Central (BCU) quien no suele informar sus estimaciones sobre la actividad. El dato del último trimestre del Producto Interno Bruto (PIB) se conocerá a mediados de marzo.

El 0,5% de crecimiento que estimó el BCU en la “Memoria anual 2019 y Plan de actividades 2020” de la Superintendencia de Servicios Financieros, está por debajo de la proyección del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) incluida en la última Rendición de Cuentas, que era de 0,7%.

El apartado “Análisis de la situación del sistema financiero uruguayo” dentro del informe mencionado, además de referirse a la “pobre” performance de la actividad, dio cuenta de que la economía mostró “las mismas señales de debilidad en la creación de empleo” que en 2018.

El BCU evaluó lo ocurrido con el dólar en 2019, donde afirmó que “la distinta evolución de la divisa norteamericana” en Argentina y Uruguay, “determinó un deterioro de la situación competitiva” uruguaya respecto a la argentina, “mientras que frente a Brasil y al resto del mundo la misma presentó una leve mejora”.

En ese contexto, a nivel bancario “los créditos al sector privado residente se mantuvieron estables en 2019 con diferencia en su evolución por monedas”, afirmó. El crédito en moneda nacional, “generalmente dirigido al consumo, presentó un incremento del 13,2% en el año” mientras que “el crédito en moneda extranjera se redujo en 4,1%”, explicó el informe.

“La morosidad (porcentaje de crédito impago a su vencimiento respecto al crédito total) se mantuvo oscilando entre 3,1% y 3,6% durante el año”, agregó el Central.

Los bancos tuvieron una rentabilidad (al 30 de noviembre, aclara el BCU) de 2,7% medida en activos y de 18,4% sobre el patrimonio.

La solvencia de las instituciones financieras medida por el “ratio de capital según riesgos, es holgada”, indicó el Central. Ese ratio es en promedio 1,94 veces el mínimo exigido por la regulación, que incluye “requisitos por riesgos de crédito, de mercado, operacional y sistémico.

¿Qué implica esto? Según los “stress tests elaborados por la Superintendencia de Servicios Financieros del BCU, el sistema bancario soportaría en promedio un escenario de crisis severa manteniendo un nivel patrimonial razonablemente adecuado”, expresó el informe.

Respecto al sector de seguros, el BCU indicó que tuvo “un aumento del valor de las pólizas emitidas en 7,1% en términos reales (descontada la inflación) respecto al año anterior”. Esto se dio por un “aumento real de 24,6% en las primas de seguro de vida previsional (que son casi un tercio de todas las primas emitidas) y un incremento real de 0,8%” en el resto, añadió.

Plan de actividades.

La Superintendencia de Servicios Financieros del BCU presentó en el informe los cambios que planea llevar adelante en 2020 en materia regulatoria.

Entre ellos se destaca el proyecto de implementación de requerimiento del colchón de capital contracíclico “considerando los comentarios que se reciban hasta el 28 de febrero al proyecto normativo puesto a consulta sobre fines del 2019”. El objetivo de esta regulación es proteger al sistema financiero de los efectos del ciclo económico-financiero sobre los riesgos crediticios y supone la acumulación de capital adicional durante la fase alta del ciclo (de ahí su nombre), aumentando así la capacidad de las instituciones para absorber pérdidas durante la fase baja.

Otra de las normativas es para regular “la actividad de las plataformas de financiación colectiva” (conocida internacionalmente como crowdfunding) en consonancia “con la previsión de la ley 19.820 aprobada en 2019. “Se elaborará un proyecto normativo que se pondrá a consideración pública”, agregó el BCU.

Sanciones aplicadas durante el año

La Superintendencia de Servicios Financieros del BCU hizo un repaso de las sanciones que aplicó durante 2019 a las entidades que están bajo su supervisión (bancos, financieras, aseguradoras, AFAP, corredores de bolsa). La sanción más utilizada fue la multa, en particular la que es por “atraso y errores en la presentación de información” con 584. Luego estuvieron las “multas por otros incumplimientos” con 162, las “multas por incumplimientos a normas prudenciales” con nueve y las “multas por incumplimientos de instituciones no inscriptas en el BCU” con tres. Hubo siete “apercibimientos” y tres “observaciones”. A su vez, hubo dos cancelaciones de actividades e inhabilitaciones de personal superior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)