ESTRATEGIA

El BCU avanza en su plan de desdolarizar la economía uruguaya, sepa qué avances hubo

Según el Banco Central, “el programa de desdolarización actúa como un complemento del nuevo marco de política monetaria.

Vista aérea del Banco Central del Uruguay. Foto: Gerardo Pérez
Banco Central pretende desdolarizar la economía uruguaya. Foto: Gerardo Pérez

El Banco Central (BCU) tiene como uno de sus horizontes para este período desdolarizar más la economía uruguaya, al entender que es un problema para los hogares, empresas y economía en general. El País informó el pasado 31 de marzo que las autoridades del Central mantuvieron una reunión virtual con directivos de las gremiales de la construcción (Cámara de la Construcción y Asociación de Promotores Privados de la Construcción) y el asesor económico de la Cámara de Industrias (CIU).

La semana pasada, el gerente de Investigaciones Económicas del BCU, Gerardo Licandro y el intendente de Regulación Financiera, José Antonio Licandro, mantuvieron otra reunión virtual con directivos de la Cámara de Comercio y Servicios, entre los que estaba su presidente Julio César Lestido.

El BCU señaló en un comunicado que “esta reunión es la segunda etapa del proceso iniciado días atrás con la convocatoria del presidente del BCU, Diego Labat, a las cámaras empresariales para el estudio conjunto de las formas de superar la dolarización y avanzar en el desarrollo del mercado en pesos”.

Según el Central, “el programa de desdolarización actúa como un complemento del nuevo marco de política monetaria. Esta línea de trabajo iniciada tiene un alcance de mediano y largo plazo, además de requerir cambios a nivel cultural, comunicacional y de incentivos necesarios para esta finalidad”.

En la reunión con los directivos de las gremiales de la construcción y el asesor de la CIU, el BCU no hizo ningún planteo de medida por ahora, “más bien la intención de estudiar el problema para ver la forma de caminar hacia una desdolarización”, había señalado a El País el presidente de la Cámara de la Construcción, Diego O’Neill.

Desdolarizar las compraventas de viviendas “no es sencillo”, ya que “no es solo un problema cultural” porque la construcción tiene una “gran dependencia del dólar en una serie de insumos”, planteó O’Neill.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados